Mitos que hacen temer la música ¡y no deberían!

¡Qué bien! Hoy por fin empiezo la jornada continua en el trabajo así que voy a tener más tiempo pensar en música sin necesidad de tener que arañar minutos a lo que me queda del día. . Hoy estaba pensando en que aprender música

Desde una edad temprana interiorizar el lenguaje de la música es algo tan natural como el aprender a hablar y escribir. Pero, ¿qué pasa con las personas que no han tenido ese acercamiento musical desde pequeños? Unos de los motivos por los que decidí empezar a escribir este diario es el acercamiento de la musicología para todos que no es más de reflexionar sobre diferentes aspectos de la música desde la raíz.

Hace tiempo escribí este post titulado 10 consejos para aprender a pensar en música y no morir en el intento así que hoy haré lo propio incidiendo en esas causas que nos desesperan, pequeños mitos que nos hacen desaprender justo antes de aprender.

MITO : “No tengo don para la música pero los que tocan un instrumento si”

Aviso para navegantes, seamos más o menos virtuosos muchos de nosotros no tenemos don, pero si muchas ganas de aprender y disfrutar experiencias musicales.  Bueno, después hay gente como este niño chino, claro:

MITO : “Es muy difícil y complicado”

Ni es difícil ni es fácil, simplemente es lo que es: Un lenguaje universal único para comunicarnos en música con o sin palabras, un idioma en el que todos podemos entendernos. No es arameo ni Klingon, ni élfico.

MITO : “Para hablar de música hay que  saber de música y yo nunca voy a saber tanto”

Error. No es lo mismo saber música que entenderla. Puedes saber muchísimo de música, pero si no entiendes ni comprendes la música que estás escuchando y tocando… tu visión musical puede ser muy muy reducida siendo superada por alguien con otro tipo de conocimientos.

MITO:. “Hay que echarle muchas horas diarias para aprender algo”

Ummmm, bueno, este mito es una realidad. Sin tiempo dedicado al aprendizaje  no hay música… sin embargo  si no estamos en circuitos profesionales y tenemos bien planificado lo que queremos aprender NO hay que echarle horas y horas vacías pero si momentos de calidad en los que nos sintamos cómodos. Lo del estudio continuado  viene del conservatorio ya que los instrumentistas tenemos que aprender un repertorio que  desarrolla las diferentes habilidades y destrezas necesarias. Este repertorio es presentado semanalmente, como comprenderéis si no se ha estudiado… no hay escapatoria posible 😛

MITO: “Es un coste económico muy alto tener un instrumento”

Depende muchos factores y en el contexto que nos movamos. Lo caro no es el conservatorio ya que es una enseñanza pública (bueno, ejem….mejor no comentar). Relativamente caro puede parecer el instrumento musical y más si el camino a tomar es una carrera musical larga. Pongamos por ejemplo 3000 euros para gastar en unas  merecidas vacaciones este año ¡genial! ¿pero, y el siguiente? ¡Habrá que volver a pagar! en cambio un instrumento musical de calidad es algo que nos acompañará en las próximas décadas. Si hacemos los cálculos, sale a cuenta ¿No? (hay instrumentos muy baratos también si lo que queremos aprender y a ver que pasa)

 

MITO:. “Se necesita dinero para aprender”

¿Hola?  NO hace falta dinero para aprender lo que queráis en Música, hay muchísimo material didáctico musical y gente dispuesta a ayudar en la red :-). Si se tiene alguna inquietud muy concreta o alguna duda muy específica si que puede convenir alguna clase aclaratoria. Sabed que Los maestros de música, musicólogos y demás fauna musical estarán encantados de daros clases particulares, y debido a nuestra triste actualidad laboral, os aseguro que no os será doloroso para el bolsillo ya que hay mucha oferta de personas que ofrecen clases.

MITO:  “La gente mayor no puede aprender música”

Es cierto que no es lo mismo aprender desde niño que de adulta ya que desde temprana edad somos esponjitas, pero no solo pasa con la música, lo mismo se puede extrapolar a los idiomas ¡Mirad cuántas academias de idiomas hay para adultos!. Como no tenemos una máquina del tiempo que nos lleve a aquellos años,  el aprendizaje será más ralentizado pero sí más maduro y consciente lo que convierte esa inmersión en la música en algo muy positivo. ¿Imposible? NO. Solo que el proceso de aprendizaje es diferente 🙂

 

Estos son solo algunos de los mitos y temores que nos podemos encontrar respecto al aprendizaje musical. ¿quién dijo miedo a la música? No importa el cuando, el como y el por qué ya que al final los beneficiarios de esta inmersión musical somos nosotros mismos así que como siempre os animo a investigar los recursos musicales de la red y como no, en la biblioteca más cercana. Historia, teoría, práctica, estética, folklore….¿Has decidido ya el qué?

¿Y vosotros? ¿Conocéis más mitos y leyendas del aprendizaje musical?

¡Hasta la próxima!

No hay que ser comodones como este señor, mejor música activa 🙂

Si os ha interesado este post puedes compartirlo clicando sobre los botoncitos que tienes más abajo así para estar al tanto de mis actualizaciones y demás notas musicales en:

Twitter.

@sorybp

Y en facebook

https://www.facebook.com/diariodeunamusicologa?ref=hl

 

 

 

 

2 pensamientos sobre “Mitos que hacen temer la música ¡y no deberían!

  1. SALUDOS. Yo tengo varios alumnos impedidos para moverse, que utilizan un piano para tocar en la cama, como el señor de la fotografía. Y son excelentes músicos

  2. Hola, espero que estés bien. He visto tu blog por casualidad (desde Venezuela) y me gusta mucho tu perspectiva. Soy muy nuevo en esto (no tengo ni una semana) pero igual que tu tengo muchas cosas que me gustaría compartir. Todavía no se como hacer algunas cosas (por ejemplo compartir tus publicaciones en mi blog, si no te importa). En la actualidad promociono un sistema de aprendizaje de acompañamiento básico (nada clásico), cualquier sugerencia sera muy apreciada, suerte y bendiciones.

Deja un comentario