La música también tiene su lado formal.

Hoy estaba pensando en el horror de los horrores para muchos: el análisis musical. Sí , ya he hablado otras veces de este tema pero os prometo que es menos terrorífico de lo que suena. Un análisis musical es algo que se puede realizar a diferentes niveles sobre cualquier obra, desde la 9ª de Beethoven hasta el último éxito de Bisbal, por eso si alguien se refiere a que determinado estilo de música no es música, me da a mi que se equivoca porque hasta de la música más sencilla y más horrenda según gustos personales puede realizarse un análisis  tanto estético como formal independientemente de su estilo y complejidad  . Pese a quien le pese, también la música más petarda tiene su lado formal. ¿No es algo maravilloso? Es el poder democratizador de la música. Un do, va a ser un do en la sinfonía más bella del mundo y también lo será en el éxito reaggetonero del momento.

Como ya hemos tratado en este blog, podemos realizar un análisis estético en el cuál se podría describir el contexto histórico y social en que  está enmarcada la obra musical, también se podría tratar su funcionalidad y recursos de estilísticos de una época  pero esta información también se complementa y sustenta de su lado formal. En este otro lado formal de la música realiza un análisis de la música escrita,o si no disponemos de ella en una partitura, también  puede describir y esquematizar  a grandes rasgos la música que se oye. Es curioso, pero se pueden descubrir más cosas de lo que uno piensa ayudando así a  escuchar con otras orejas más atentas la música que nos rodea.

Hay verdaderos detractores que si supieran que mucha música que les gusta llevan un esquema parecido.... se tirarían de las orejas!. A mi personalmente no me gusta, pero son músicas diferentes cada una en su contexto.
¡¡Ey justiciero musical !!  Faltar respeto a la música también es rechazar la música haciendo comparaciones a lo loco!!

 

La música es movimiento. Cuando vamos por la calle hay veces que andamos a paso más ligero y otras vamos más lentos y relajados. En nuestro camino nos encontraremos con semáforos, desvíos porque algún tramo está en obras pero aún así siempre  llegaremos a nuestro destino. Así a modo de analogía, un análisis formal es poner  sobre sobre un plano todas las vicisitudes del camino, explicando lo que sucede hasta el final del trayecto  bien desde  un  mapa o desde el exterior memorizando las particularidades del camino. Lo mismo  pasa con una obra musical independientemente de su tipología. Un análisis formal es la descripción de un camino  cuyo plano es la partitura y nuestros ojos, son los oidos que perciben las diferentes calles del sonido.

En este enlace del blog haciendo Música podéis ver algunos ejemplos muy didácticos  de lo que es un análisis formal que os puede dar algunas ideas :

http://haciendomusica.com/Analisis/Tema%2004%20-%20Analisis%20Formal.pdf

Como veis, hay muchas formas de escuchar música.   Con un poco de práctica y un análisis básico podéis descubrir los secretos que encierra la música que os llama la atención. Sin casi daros cuenta  iréis  tomando conciencia de  los patrones que se repiten y quizá podáis establecer interesantes relaciones entre diferentes músicas ¿Qué tienen en común?¿En qué difieren?.  Con esto, toda música tiene su lado estético y otro, más formal y las dos son igual de apasionantes e interesantes ¿Con cuál te quedas? (vale quedarse con las dos)

¡Hasta pronto musiqueros y musiqueras! 🙂

Si os ha resultado interesante este artículo, os animo a que lo compartáis por el universo musical (o no).

Para seguir las actualizaciones y demás curiosidades podéis seguirme en:

Twitter.

@sorybp

Y en facebook

https://www.facebook.com/diariodeunamusicologa?ref=hl

No existen los músicos torpes.

Hola! Aquí estoy de nuevo después de unos días del descanso. Hoy os traigo esta pequeña reflexión a raíz de unos comentarios que suelo que oir a personas que se introducen en la música por vez primera.

Muchas veces, cuando alguien se pone delante de mi piano lo primero que suelo escuchar es:

– Ay, !que yo no se nada de música!¡ Se me da fatal! Claro, para ti es fácil pero para mi….

Es curioso que en el piano así como en  cualquier otro instrumento musical parece que éste sirve de oráculo, ya que solo con tenerlo cerca una persona sabe que se le va a dar mal ¡Un desastre musical en ciernes!. Pues no, lamento deciros que no tienen ninguna propiedad mágica y que por desgracia no nos desvelará los números de La Primitiva de mañana.(aunque ya podría,ya)

Cuando una persona quiere aprender música,  bien un instrumento o teoría por ejemplo, muchas veces piensa que va a suceder como en esta escena de la película August Rush cuando la realidad es ligeramente diferente-

Sí, el niño es muy precoz para aprender. y eso que os he ahorrado la escena en la que compone una sinfonía…. y ojo con deprimirse! Lo mejor de todo es que vosotros podéis aprender de verdad 🙂

Muchas veces  se piensa que el pensar en música  es un don al alcance de unos pocos que tuvieron la suerte de tropezarse con la música y hacerse con ella.  Pero sabed que el arte de la música es que lo complicado parezca sencillo, y a veces lo sencillo  sea inexplicable  por su perfección . Ya os he dicho alguna vez en este blog, que entender la música, aprender a interpretarla y entenderla es como formar un puzzle al que poco a poco vamos añadiendo más piezas que van encajando. Así que ni fácil ni dificil, es cuestión de perspectiva 🙂

Si aprendemos a acercarnos a la música sin prejuicios y de una forma natural, ya sea de una forma más practica o más teórica, formará parte de nosotros como ya es el habla, solo que la satisfacción que se experimenta es algo para lo que todavía no he encontrado palabras . Este sentir musical libre y pleno es algo que nos ayuda expresarnos en música en momentos cotidianos  sin miedo de meter la pata:

Si os preguntaran  ¿Qué te parece esta música? Más allá del “es bonita” o “no me gusta” quizá podáis sentir que no podéis expresaros tal como quisierais por los miedos a decir algo fuera de lugar, pero ¿sabéis? Ni os imagináis cuanto tiene una persona que decir sobre la música que le gusta y le es importante en su experiencia vital. Así como  ser y sentirse músico es  esfuerzo y   ganas,también es  tener una mente en abierta que asimila que hay muchos tipos de músicos en los que unos son virtuosos, otros buenos improvisadores, otros tantos técnica pura, y otros que lleven el ritmo en sus venas entre otras tantas tipologías de músicos y músicas.

Por eso no hay ni habrá el músico torpe, sino muchos tipos de músicos diferentes siempre que hagan lo que les gusta.  La música no se disfruta más cuando uno no se compara con los demás sino cuando  se encuentra bien con su yo musical y es capaz de disfrutar de ello independientemente de su nivel. No hay músico malo, pero si métodos de enseñanza basados en conceptos arcaicos como la competitividad, el refuerzo negativo que puede hacer sentirnos torpes, pequeños que nos hagan apartarnos del camino. Pero eso… ¡Ni hablar!

Dentro de ti solo convives contigo mismo, se el mejor para ti y disfruta con ello. 🙂

 

Hasta aquí este trocito de reflexión, ya sabéis que siempre os animo a que os deis una vuelta por los universos musicales con las orejas bien abierta a los diferentes sonidos  y formas de entender la música. ¡ No lo dejéis pasar!

 

Si esta entrada os resulta interesante os animo compartirla 🙂

Para estar al tanto de actualizaciones podéis seguirme en Twitter:

@sorybp

Y en facebook

https://www.facebook.com/diariodeunamusicologa?ref=hl

¡Gracias!

 

5 preguntas y respuestas si quieres estudiar musicología (II)

Espero que os haya gustado el anterior post sobre las pautas para estudiar musicología. Se me olvidó comentaros que estoy hablando de mi experiencia del  estudio de la Licenciatura de Historia y Ciencias de la Música (un año antes de pasar a grado) en España. Personalmente una de las más gratas experiencias de mi vida y no se si lo he comentado ya en el blog, pero si pudiera volvería a cursarla con sus virtudes y defectos, porque también tiene ¿eh? Y muchos! Lo importante es saber como afrontarla. Como aún no me ha llegado ninguna sugerencia aún, seguiré respondiendo a modo resumen por las cuestiones que me habéis planteado a modo particular para responder de forma general.

1. Soy estudiante de conservatorio y tengo mis dudas,sobre si cursar musicología este año. ¿Qué hago?

Hay muchas opiniones sobre este tema ya que se juntas varios tipos de personas que diferentes experiencias vitales respecto a la música. Si eres estudiante de conservatorio, musicología es un complemento perfecto si quieres ahondar en  la música desde todas sus ramas de estudio. Por otra parte os puede parecer más sencillo y quizá en toda lo que se refiere a análisis formal  no tengáis ningún problema al ser más práctica por lo  que depende de vosotros y las ganas  de estudiar la música desde un punto de vista histórico y social. Si habéis terminado el conservatorio y  te dedicas a la docencia, creo que la carrera os puede encantar.

2. estoy entre hacer las pruebas de acceso al conservatorio y estudiar musicología ¿Qué me recomiendas?

Ni musicología va a sustituir el estudio de un instrumento . Ni el estudio del instrumento va a sustituir a musicología. Quien toca un instrumento sabe el sacrificio que eso conlleva, así que si estás decidido a cumplir tu sueño haz las pruebas para el conservatorio, porque hay oportunidades que pasan muy poquitas veces. Probablemente, si dejas tu instrumento para estudiar musicología  a tiempo completo lo que encuentres no te va a gustar, ya que los musicólogos interpretamos sobre el papel y aunque muchos seamos músicos casi nunca se interpreta sobre el instrumento aunque ayuda a la hora de diseccionar la música.

3. No me gusta estudiar y menos historia… ¡¡¡ yo quiero música y Rock & Roll !!!! ¿Puede que me aburra?

Sí, te vas a aburrir mucho y a los pocos meses te vas a hartar de tanta historia y teoría de la música entre otras bondades de la músicología por lo que te recomiendo que te replantees si estos estudios te pueden interesar.

4. He visto que son muchas materias, ¿Me va a costar mucho estudiar para sacar curso por año?

No si haces todas las actividades que manda el equipo docente. Con no dormise en los laureles y hacer los trabajos siguiendo el plan Bolonia (yo lo seguí en algunas asignaturas de manera experimental pudiendo acogerme al plan antiguo ) no tendría que haber mucho problema. Eso si, como dejéis todo para el último día para jugarlo todo a una carta, es muy complicado ya que se requiere ir interiorizando los nuevos conceptos para llegar a los siguientes. Además la importancia reside no en memorizar sino en reconocer. Si eres organizado, presentas todo a tiempo y te apasiona la música… es un esfuerzo bastante agradable aunque a veces … ajjj ¡ es desesperante!

5.  Siempre ha sido mi sueño estudiar musicología aunque el trabajo entre otras circunstancias me han impedido hacerlo. ¿Lo intento?

Sí, sí, sí y sí! Quizá según circunstancias personales no podáis matricularos de todo, pero os animo a que lo hagáis porque si hay pasión y devoción en lo que hacéis los miedos son menos miedos. Ni os imagináis la de compañeros que cursamos la carrera años más tarde (en mi caso poquitos). hay muchísima gente de más edad que se inicia en el estudio de la musicología cuando ha sentido que es el momento preciso…. alternándolo con sus profesiones y vida familiar.

 

Probablemente si no eres lector asiduo del blog  has llegado hasta aquí para informarte sobre la carrera, ya que son muchas las visitas que llegan a este Diario buscando información de primera mano sobre la carrera . Si te ha sido útil me alegraría un montón así que te animaría a que lo compartieses a quienes les pudiera servir de utlidad la información 🙂

¡¡Hasta la próxima!!

 

Por  aquí estoy 🙂

Twitter:

@sorybp

Y en facebook

https://www.facebook.com/diariodeunamusicologa?ref=hl

 

5 preguntas y respuestas si quieres estudiar musicología. (I)

Después de una larga ausencia por fin estoy por aquí. Ni os imagináis el traqueteo  que tuve el año pasado. ¡Madre mía! Así que decido retomar de nuevo el blog para iniciar de nuevo este rinconcito musical.
He decidido crear este post con 5 consejos para tener en cuenta porque muchos de vosotros habéis contactado conmigo en privado para pedirme consejos sobre como afrontar la idea de estudiar musicología, así que iniciaré una serie de post en el que os pueda dar un poco de luz según mi experiencia con la carrera. También os animo a escribir vuestras propias preguntas en comentarios para así entre todos poder ayudar a los futuros musicólogos con dudas. ¿Qué os parece?
Aquí van las preguntas más comunes.

1. Quiero estudiar musicología, ¿qué salidas tiene?

en teoría tiene varias salidas, pero las más factibles a la hora de encontrar un empleo es en educación como profesores ya sea por iniciativa privada o por oposiciones y también como investigador aunque para ello os recomiendo ir enlazando becas en el departamento.

2. No se tocar un instrumento ¿Puedo cursar la carrera?

Sí. Pero no es lo mismo no saber tocar un instrumento a no tener ninguna base teórico musical

3. No tengo ni idea de música, de hecho vengo de carrera/bachillerato cuyo itinerario no tiene nada que ver con las humanidades. ¿Se me hará cuesta arriba?

Muchas veces el tocar un intrumento no implica tener muchos conocimientos musicales ya que hay muchas ( y válidas) maneras para aprender a tocar. Si no tenéis base musical os va a costar un poquito porque aunque no se piden conocimientos concretos, si hay asignaturas que requieren conocimientos musicales como el análisis de obras. Por mi experiencia no se pide que seas el as de la armonía, pero unos conocimientos iniciales os pueden ayudar. En  la carrera al haber gente que no ha estudiado nada de armonía (una de las bases del análisis y la composición) se hace un repaso rápido partiendo casi desde cero, pero …. ¡cuidado! No dormiros en los laureles, porque cuando digo rápido es muy rápido. Eso sí, realmente lo que se aprende es un análisis general sobre unas obras determinadas en la que más que  hacer un análisis formal, es saber reconocer la obra y sus particularidades.

4. No me gusta la teoría ¿Es muy práctica? // No me gusta que sea muy práctica ¿es muy teórica?

Depende de lo que se entienda por teoría o por práctica. La carrera es una especie de resumen de las ramas más importantes de la musicología, por lo tanto vais a tener mucha historia de todo tipo desde etnomusicología, historia de los estilos musicales, del Pensamiento musical, historia por supuesto generalista…. así como muchas asignaturas introductorias al análisis, a la teoría.. Esto quiere decir que todo estos conocimientos los vais a aplicar en otras tantas asignaturas.
Por supuesto, después tenemos asignaturas que pueden ser  optativas como iconografía, informática y didáctica musical que son más prácticas aunque depende del enfoque que se de ya que de la Universidad donde se curse.

5. No quiero ser profesor de música ni investigador musical ¿Cómo debo enfocar la carrera?

Sois muchos con estas dudas. Mi consejo es que desde muy pronto y si podéis alternéis el estudio de la carrera con alguna beca por empresa privada para ir adquiriendo experiencia. Lo importante es, ¿Qué tipo de musicólogo queréis ser? ¿Qué esperas de la carrera? Hagáis lo que hagáis tenéis que buscar la especialización y la diferenciación que marque ese plus que espera una empresa privada para fijar su mirada en vosotros. (una agencia de comunicación, una editorial….)

Y hasta aquí, estas primeras preguntas con respuestas, pero que cada una merecería un post propio pero tiempo al tiempo ¿tenéis más preguntas para incluir en el siguiente post? Espero vuestras sugerencias!

 

Os recuerdo que podéis seguirme en Twitter:

@sorybp

Y en facebook

https://www.facebook.com/diariodeunamusicologa?ref=hl

 

Hello world!

Welcome to WordPress. This is your first post. Edit or delete it, then start blogging!