Instrumentos musicales ¿Qué los hace especiales?

¿Vamos de tiendas? ¡¡ Sí !! Nos ponemos en situación, una calle concurrida, muchos comercios y ese local de  instrumentos musicales en la que es inevitable detenerse. Cuando entramos, sepamos o no tocar un instrumento musical, empieza la magia.

A raiz de este Tuit  en el que se pedía consejo sobre un piano, empecé a reflexionar. ¿Qué hace especial un instrumento?

La respuesta es fácil: Su sonido. Pero, ¿cómo diferenciarlo? Aunque soy pianista y obviamente no sé mucho más allá de mi instrumento  hay características comunes   que son decisivas a la hora de decantarse por un instrumento u otro. Vamos a hacer un repaso de los elementos que más llaman la atención 🙂

¿Habéis oido de eso de la belleza está en el interior? Pues en música no podría ser más cierto, tanto, que necesita puntualización : La belleza está también en el interior. Los instrumentos musicales son bellos por naturaleza, y muchas veces sucede que se pueden ver instrumentos bellísimos por fuera cuyo interior deja mucho de desear. Y de  eso los pianistas sabemos mucho. ¡¡ Qué cosas tiene la música !! Nunca hay que infravalorar un piano de aspecto sencillo y sobrio ya que en su interior puede albergar una maquinaria perfecta ¿Por qué pagar 2000 euros más por un elegante lacado en negro cuando puedes tener lo mismo en líneas más sobrias? Por eso, las apariencias engañan. Puede haber instrumentos bellísimos que lo único que hacen es tapar su carencia sonora haciéndolos  más baratos como si de un mueble se tratase. Compras belleza a buen precio pero no sonido. Mejor un punto intermedio 🙂

Recuerdo cuando era niña y fuimos a la tienda a comprar el piano, el chico que nos antendió me invitó a tocarlo. Entonces mis torpes dedos solo sabían tocar poco más que alguna cancioncilla que aprendí en las primeras lecciones. Yo toqué el piano, pero sinceramente, podría haber tocado un piano cuyo interior llevase una patata y no me hubiera dado cuenta de nada. Gracias a los hados, compramos un piano muy bueno que me sirvió todos los años que pasé en el conservatorio y que además  conservo en la actualidad aunque esté un poco para el arrastre.  Pero la perspectiva, la experiencia y los años dedicados a la música te hace ver que un instrumento no es la belleza exterior, es el sonido quien lo hace impresionante.

Un instrumento es especial por el sonido que crea una maquinaria perfecta que hace que este se deshaga entre armónicos. No hace falta ver el interior de un instrumento para sentir que su sonido es el perfecto sollozo planetario, el sonido es algo que se clava, que suena potente, sin ecos, sin nada que lo confunda con un mero ruido que suene bonito. Por eso hay tanta diferencia de precios, cuanto más perfecto y puro  sean los engranajes de su sonido más caro será el instrumento por la dedicación individualizada en su elaboración que llevan en ellos. Porque un instrumento no se fabrica, se construye.

Como veis, un instrumento musical es el motor de la música. No hace falta que os gasteis un pastizal en el sólo hay que mirar según necesidades y la música que quieres hacer  y vivir con el  buscando el equilibrio perfecto porque es el compañero de viaje de la música en movimiento.

Hoy para comer, patata cocida dentro de piano.

Recordaros que sigo con mi proyecto #Umusical en el que investigo lo que nos mueve a conpartir y difundir la música. Son muchos los amig@s músicos que se están uniendo a la iniciativa con sus proyectos 2.0 ,  Agradecer a los que se han animado a colaborar por la valiosa información que aportan mostrándonos las apasionantes historias que llevan detrás sus proyectos. Musycon ha sido el primero y ya tengo preparados más cuestionarios que estois deseando que leais que iré intercalando con mis artículos de reflexión musical.

¿Más información? escribiéndome a  diariodeunamiusicologa@gmail.com y en Twitter con el hastag #Umusical en @sorybp.   Animaros también a que si os apetece, difundais esta iniciativa para que puedan participar más proyectos 2.0 🙂

4 pensamientos sobre “Instrumentos musicales ¿Qué los hace especiales?

  1. Tu post me ha hecho recordar dos cosas, la primera son las pruebas de cajón peruano antes de comprar uno. Todos te miran extrañados mientras tocas una marinera en un cajón, y luego otro, y luego otro, hasta encontrar el que se acomode a tu sonido personal, que no necesariamente es el sonido de todos.

    Y la segunda es a mi maestra de percusión metiendo la mano dentro de los cajones para comprobar si algunos tenían cuerdas. Si encontraba eso las cortaba porque lo consideraba trampa. Ella decía que el buen cajonero no necesita nada que adorne el sonido de su cajón, el sonido debe fluir de la mano y la madera.

    • Cuando se toma consciencia del sonido, buscamos como locos nuestro sonido, nuestra propia sonoridad por medio del instrumeno 🙂 Es maravilloso llegar a ese punto 🙂 Isa, voy a buscar más sobre el cajón peruano , no lo conocía! Aquí tenemos el flamenco…

  2. Me gusta mucho tu post, pero creo que no has tenido demasiado en cuenta los instrumentos de madera, donde el tipo de madera, su antigüedad y su calidad importan mucho, aunque pasa lo que dices: pueden ser materiales muy buenos y un sonido horrible. Pero lo que no suele fallar es que cuanto más se toca un instrumento, mejor suena 😛

    Un saludo!

    • He hablado en terminos generales,ya se me queda muy lejos especificar cada instrumento 🙂 Fijate que cosas, en los pianos mejor un piano nuevo que uno antiguo! Cuando haces tuyo su sonido es genial!
      Un saludo y muchas gracias por tu comentario, Atril. Y mucha suerte con el blog y tu nueva iniciativa! 😀

Deja un comentario