Naturalidad musical : ¿Te animas a hablar el idioma de la música?

Uno de los aspectos más satisfactorios del aprendizaje musical  es ese momento en el cual pensar en música se convierte en algo natural, como leer o hablar nuestra lengua materna.  ¿Habéis sentido esa sensación ? Sí, cuando la música transforma  en la extensión de uno mismo.

No me ciño especificamente a tocar un instrumento. ya que puede extrapolarse a las pequeñas conquistas que vayais dando en el aprendizaje musical en el que os centreis: tanto en asuntos más prácticos como teóricos.  Muchas veces escucho lamentos acerca de  los progresos musicales que se dan, y yo contesto que el verdadero avance es interiorizar lo que se aprenda. Es decir, maximizar tus pensamientos en música todo posible.

Con esto se me vienen a la cabeza muchos ejemplos. Imaginemos por un momento que estamos a prendiendo a pintar, quizá no seamos muy diestros con el pincel mientras aprendemos técnicas, pero como dicen por ahí  hay que veces que los árboles nos impiden ver el sol, nos ponemos nerviosos, no disfrutamos y solo nos fijamos en lo bien pinta el profesor . Yo propongo una cosa, ¿Por qué no disfrrutar con lo que hemos aprendido y afianzarlo? Siguiendo con el ejemplo, pongamonos en el supuesto que nos han enseñado  a pintar casitas (sí, es lo primero que se me ha venido a la cabeza). Nuestra primera reacción es decir: ¡¡¡ Madre mía!! ¡¡Qué porquería de casitas!! Vale, quizá sean un poco rudimentarias pero … ¡¡¡¡ Son tus casitas !!! Casitas que cada vez serán más bonitas, con más recursos y lo más importante: tendrán una parte de tí. Lamentarse de lo poco que sabe uno no sirve de nada. ¡Mirar a los demás está muy bien siempre que sea para aprender y compartir!

Lo mismo pasa en la música, lo poco o mucho que aprendas disfrútalo y haz de algo pequeño algo grande! En base al propio  conocimiento que vayas afianzando :

– ¿Que has aprendido tres acordes? Busca canciones que contenga esos tres acordes y ponte manos a la obra.

– ¿Estás estudiando los diferentes estilos musicales? Escuchalos, aprende a diferenciarlos y utiliza el diferente vocabulario musical que estás aprendiendo en lo que puedas reconocer en la música que estás oyendo.

– Que estás aprendiendo a solfear (leer ritmo y entonar)  y estás con el 2/4 y DoM pues nada, ¡a por ello!

Con la práctica, se aprende a utilizar el lenguaje de la música  y llegar a ese instante en donde pensar en música se convierte  natural haciendo de lo que sabes, tus primeros pensamientos en músicales que formarán para siempre parte de tí.
El músico en toda su amplitud y contextos maximiza sus recursos y aunque siempre está en constante aprendizaje ,es la naturalidad con la que se expresa en música lo que hace de ello una experiencia única.

Por eso os animo a que con lo que aprendais sea cual sea vuestro nivel y  disfruteis con vuestros conocimientos este mundo musical en el que todos tenemos cabida 🙂

 

20130828_205733-1

Con casitas o sin ellas, ¡¡ A pensar en música!!

 

 

Deja un comentario