Cuando el lienzo es una partitura. ¿Se escribe todo lo que se oye? ¿Se oye todo lo que se escribe?

Estos días he estado reflexionando en el blog sobre la música que se oye en los cuadros, pero ¿ qué pasa cuando lienzo es una partitura? A lo largo de la historia de la Música el hombre ha ido sintiendo la necesidad de ir plasmando práctica musical sobre   el papel. siendo su escritura una fuente de la trasmisión del conocimiento y la cultura.

Ya desde el Antiguo Egipto hay pruebas de que la música se escribía aunque desafortunadamente no se haya podido descifrar.

Demos  gracias pues,  a  a  dos figuras importantísimas para la Historia de la Notación , Guido DarezzoFranco de Colonia   ,  ya que sus aportes en la Edad Media  hicieron que  nuestra notación haya  llegado a ser lo que es  ¿Evolución lógica porque no había otra forma de escribir la música? ¡Quién sabe! . Esta pequeñísima introducción sirve para centrarme en  el actual  Sistema Gráfico Occidental   instaurado  como lenguaje universal de la música  sin olvidar, claro,   las muchas formas de escribirla, tantas como culturas y personas. En una partitura, todo lo que está escrito tiene sentido para quien la lee, las palabras, los números, signos inimaginables, las líneas , barras, puntos…. Así,  independientemente de su complejidad,  la escritura musical forma parte de un todo que  estalla en una explosión de sonidos, sonoridades y atmósferas musicales  en cada interpretación

Cada partitura  indica por la  forma particular  de estar constituida, el  tipo de repertorio que se está leyendo o analizando.  He tomado de ejemplo esta canción infantil  escrita en  Do Mayor,  a una voz y  pensada para cantar( no siendo excluyente poder interpretarla con otros instrumentos y acompañamientos)

Parece sencillo, ¿no? Pues vamos a ver que podemos sacar de esta música pintada en una partitura 🙂

–  Al comienzo justo encima del primer pentagrama, se lee  Allegretto determinando así el caracter y la velocidad a la que se  puede interpretar (si leemos lento u adagio  ya os podeis imaginar,¿no?)

– El  2/4  indica el compás, esto es, la métrica de la canción.

–  Varios tipos de  líneas: divisorias que establecen lo que contiene cada compás y una barra final doble para indicar el final de la canción.

– Dos tipos de  signos de silencio que varían según su valor. Supongo muchos ya habreis oido hasta la saciedad que  el silencio también forma parte de la música y por ende, de una partitura así que no digo nada.

– Un  9 encima del segúndo pentagrama que  señala que nos encontramos en el compás 9. Estos números son muy útiles a la hora de leer para no perdernos y ubicarnos en la partitura.

– Por supuesto, tenemos corcheas (que pueden estar unidas o no) y negras que están ancladas sobre las 5 líneas del pentagrama  que  establece  la altura y el nombre de cada nota según la clave que se tenga.

– Clave de sol en 2ª porque justo su “barriga” está en la segunda línea, lo que quiere decir que Sol será nuestra nota de referencia al nombrar las demás.

Esto es,  en definitiva,  el lenguaje universal de la música, donde cada elemento ayuda a poder trasmitir la expresión musical de una cultura procurando que ésta  no se pierda llegando intacta hasta nuestros días. La música se transforma en un lienzo donde nada está al azar en el que  cada pincelada es un paso más para la expresión musical. Por supuesto, en una partitura no están todos los signos que nos gustaría porque ¿ cómo expresar el sentir de un músico? Lo que para mi es Alegretto ¿Qué es para tí? ¿Reproducimos fielmente lo que un compositor siglos atrás plasmó en una partitura? Eso nunca lo sabremos, pero se ha escrito y reflexionado mucho sobre ello. ¿Existirá la reproducción fidedigna perfecta de una obra del pasado?  Es complicado saberlo,  porque hay características de la música inherentes a los sentimientos , imposible de  plasmar en un pentagrama. Esto hace,  que  cada interpretación sea  única para el   legado musical  a través de siglos de Historia y   hace  que  permanezca  perenne en ese lienzo que es la música.

Ahora que ya tenemos un contexto, os  dejo con esta reflexión del título: ¿Se escribe todo lo que se oye? ¿Se oye todo lo que se escribe?

9ª Sinfonía de Beethoven.
Se multiplican los pentagramas, y la barra de la izquierda agrupa los diferentes instumentos musicales que tocan a la vez ¿Qué más ves?
Partitura Manuscrita de Bach.
¿Qué puedes distinguir de lo escrito? ¿Crees que la grafía musical ha ido evolucionando según necesidades?

Para terminar, además de los Links para ampliar conocimientos sobre este tema teneis   un video animado de la  Warner donde la  grafía musical es la que pinta de verdad la partitura. 🙂

Enlace para taller de Paleografía musica de Beatriz Montes, de la que tuve suerte de ser alumna http://tallerdepaleografiamusical.blogspot.com.es/

Una breve historia de la Notación Musical http://rincones.educarex.es/musica/images/stories/notacion.pdf

Deja un comentario