Poniendo límites a la música : ¿Casting de músicos para las calles de Madrid?

¡Ya estoy aquí! ¡ ¿Qué tal estás dos semanas? ¿Cómo se ha portado la música con vosotros? ¿Y vosotros con ella? Espero que sea como fuere, los pensamientos en música os estén acompañando en el día a día. 🙂

Esta semana os quiero hablar de una noticia con polémica ya que el  Ayuntamiento de Madrid (España) establece  el centro de la ciudad como Zona de Protección Acústica Especial  lo que llevaría al Ayuntamiento a hacer un Casting de Músicos   para obtener el permiso para tocar en la calle.  Ahora bien, con esto uno se plantea unas cuantas preguntas ¿En base a qué se puede decidir quién puede tocar en la calle o no? ¿Quién determina que es apto para amenizar las céntricas y concurridas calles madrileñas o por lo contrario resulta  un plastón para los viandantes? Si algo tiene la calle es que resulta inesperada y espontánea como las diferentes músicas que encontramos en ellas. Coartar sus sonidos es sesgar parte de ella condicionando lo que se oye al gusto de unos pocos. Y yo me pregunto, ¿por qué no hacer un casting para descartar gente que hace de nuestras calles un lugar menos seguro? 

En la música que escuchamos por las calles no están todos los que son pero si son todos lo que están, artistas que nos regalan  un pedacito de música a cada paso que damos esperando de nosotros (a voluntad) algunos céntimos que recompensen su trabajo. Quizá no  nos puedan gustar las músicas que escuchamos pero tan solo nos basta andar unos metros más para sumergirnos en un ambiente sonoro totalmente diferente que nos guste más  ¿No creéis que quizá creando espacios  específicos dónde poder tocar sea más efectivo que seleccionar las músicas que darán vida a las aceras y paseos? Fijaos, siempre hablo de música y contexto  así que me pregunto en el concepto que tiene el ayuntamiento de la música para tod@s.  ¿Qué contexto musical se puede pensar cuando hablamos de un escenario que nos pertenece a todos?  La calle (refiriéndome al espíritu de la misma)  tiene varias analogías con la  música ya que hablamos de  algo intangible.:

Podemos trazar las calles, diseñar los edificios. Podemos en definitiva, escribir las calles en un plano pero ¿ y lo que se vive en ellas? Su ambiente, la vida que acontece entre los jardines de asfalto…Lo mismo sucede con la música, podemos pintarla en una partitura pero la vivencia de la misma es algo indescriptible.

Pero este casting que segrega  música y músicos no solo se puede dar en las calles de Madrid, muchas veces en base a contextos las músicas no son todas las que están  ¿Y si hubiera un casting global en el que se seleccionara  lo que debemos escuchar? Por eso,  si en un concepto tan global como la calle se puede modificar el ambiente musical a golpe de ordenanza no nos queda más remedio  que andar con orejas abiertas, haciéndonos preguntas y ejerciendo de buscadores de músicas en lugares que jamás esperaríamos encontrar la magia del sonido.

Os dejo este blog (que da título al libro del autor)  en el que tenéis consejos para tocar en la calle que resultan muy interesantes  y que aunque no toquéis ningún instrumento, sirven para observar más pensamientos en música desde otro punto de vista  🙂

Diario de un músico callejero de Jose Miguel Vilar – Bou – http://diariodeunmusicocallejero.blogspot.com.es/

¿Por qué hay música que perdura en el tiempo?

¿Nos recordará alguien dentro de 200 años? ¿Mis post-it de trazo cubista pasarán a la historia formando parte del imaginario colectivo? ( Esto… probablente no. ) y  hablando en música ¿Quién decide lo que pasa a la historia? ¿Por qué escuchamos lo que escuchamos de épocas pasadas?

Son sencillas preguntas enmarcadas en el campo de la historiografía musical  que requieren de un espacio para la reflexión. ¿Por qué algunos compositores tienen la categoría de  genios mientras otros pasan de puntillas ante nuestros oidos? ¿Qué es lo que hace de su  música  algo excepcional que no podemos dejar de tatarearla? Johann Sebastian Bach (1685-1750), por ejemplo, no fue un ídolo de masas en su época pero si un reconocido intérprete gozando su hijo Carl Philipp Emanuel Bach (1714-1788)  una fama relativa  como compositor superando ampliamente a su padre . Fue el tiempo y la distancia la que hizo ,gracias a que sus hijos conservaron su obra, que la figura  Bach  fuera sumando más adeptos y su música fuera atravesando fronteras.  Su obra, considerada por sus contemporáneos algo  anticuada, hizo que tras el paso de los años , fuera  reconocida por su gran valor  musical y pedagógico. ¡Qué levante la mano quien no haya estudiado preludios y fugas de Bach  con su posterior berrinche! ( y  agradecimiento  años después por haber conocido su obra desde dentro)

bach
Wilhelm Friedemann Bach , hijo mayor de maestro (1710-1784) perdió varias pasiones de Bach para siempre, ¡casi ná!

El tiempo dió la razón a Bach padre pese a que estoy segura de que el no componía pensando en la trascendencia  de su obra: sino en sus alumnos, encargos varios y público afín. Hay cosas que quizá se escapan de nuestro entendimiento porque ¿Y si sus hijos no se hubieran preocupado de salvaguardar su legado musical? (que ya les vale, aún siendo 20 vástagos  se perdió parte de su obra, ¡gracias Wilhelm Friedemann Bach! ) ¿¡Cómo sabemos que estamos dejando caer en el olvido o infravalorando música excepcional? en mi opinión,  la  historia (nuestra historia),  suele dar la razón a a lo que perdura  ya que hay músicas tan grandes que se escapan de nuestro entendimiento  y que en su  escucha producen un sentimiento global  de sobrecogimiento, ¿ no es suficiente evidencia sonora?.  El genio musical puede que sea algo  más grande que la propia música ya que la moldea de tal forma que consigue establecer  un antes y un después en el marco artístico de su época creando  un estilo propio y reconocible.. Para terminar, solo decir que  aunque nos empeñemos en la perfección y el equilibrio armónico lo excepcional es  lo que hace avanzar la  estética de una época.

¿Qué pasará  de 100 años? La verdad es que no lo se, pero abramos oídos a la música ya que somos el conducto de sonidos pasados, presentes y futuros. Que ninguna nota se quede en el limbo fluyendo, como suaves olas en el mar en tierra de nadie.

La música es un faro que guía a través del tiempo.

Estaba buscando una canción o un poema que reflejara como la música ha sido buque insignia de poetas y artistas en general y paré a reflexionar. ¿Qué tendrá la música que desde el hombre es hombre crea ese influjo  que hace que  ésta haya sido la banda sonora de nuestra historia?

Beato de Ginebra: La segunda trompeta
Beato de Ginebra (Mediados del S. XI) Trompeta del Apocalipsis

La música ha sido acompañante de los momentos relevantes de nuestra historia, de los que llevan al cielo y de los que averguenzan nuestra existencia pero siempre como un faro de guía para personas de todas épocas y condiciones.   De manera innata tenemos la necesidad de relacionar cada momento de nuestra vida o nuestra historia a un motivo musical que se quede clavado en nosotros.

Bartholomeus van der Helst, Banquete de milicianos (mediados de XVIII).
La guerra y la música siempre han estado unidas. Tambores, cornetas, flautas… El arte al servicio de la indiosincrasia del hombre.

¿Ella nos encontró ?¿O nosotros la encontramos a ella? Pasamos desde el Arte de los sonidos de la Antigua Grecia al Mundo Suena del artista expresionista abstracto Kandinsky. Siempre he pensado que la música fué un intento de buscar el sonido del mundo, Kandinsy fue muy sabio en sus palabras, el mundo es sonido en un movimiento perpétuo que nunca cesa.

La cancion de amor
Antoine Watteau ,La canción de Amor (1717) La música como medio de expresión de sensaciones que son dificiles de explicar con palabras.

Generación tras generación la música estuvo allí. Impasible y majestuosa revolviéndonos por dentro. Se partió  de la idea de reconducir la música solo para unos pocos, dividida entre músicas “cultas” y “llanas” buscando la manera de contener su práxis y su entendimiento en beneficio de todos mediante tratados y reflexiones  que aseguraron que su aprendizaje y su enseñanza no quedara en saco rato. Tratados sobre el sonido, la composición, las maneras de “tañerla” han llegado hasta nuestros días dejándonos un legado maravilloso y mágico. La música tiene tanta vida que, pasó de un imaginario reducido al servicio de reyes y demás colectivos que  paulitanimante a raíz de la revolución del Renacimiento fué pasando de forma muy lenta y paulatina a la reinvindicación del YO ante la música.

Y  entonces,la música explotó en mil colores.

Y encontré mi poema, es una canción muy reciente de Alejandro Sanz que refleja muy bien el paso de la música inherente a nosotros a través del tiempo.

La música no se toca. (Alejandro Sanz)

Pasaréis, pasaran los tiempos,
se irán los momentos… ya lo veréis.
Pasaran los imperios, las guerras,
los besos y donde miréis…
Quedaran los versos y los porqués.
Recuérdalo… esta canción.
La música no se toca.

Veréis, pasaran los empeños
y los misterios de seis en seis.
Y los siglos, los muertos
y los inquietos que alzan la voz.
Pasaremos todos y quedaran
Recuérdelo… una canción.
La música no se toca.

¡Y qué! lo que va en el viento
es lo más seguro, no lo dudéis.
Que se aferra al tiempo
y se queda eterno en el corazón.
Pasaremos todos y quedará
Recuérdelo… una canción.
La música no se toca.

¡Y no hay ley!
Poderosa emoción que ni el tiempo la vence.
¡No hay ley!
Lo que améis en el tiempo siempre quedará.
Quedará cuando no estemos
Quedará cuando no estéis
Quedará la música…
Y siempre la música, la verás.
Larga vida a la música su majestad.
Que dios guardo a la música en su inmensidad.
Y quedara la música
cuando no haya a quien amar.
Quedará la música… como un despertar.
Nos quedará la música, es nuestra verdad.
Quedará la música… El es titular.

Pasaran los inventos
y el ir con los tiempos no lo veréis.
Y al si no me conecto
las bandas más anchas y los que corréis.
Pasaran las marcas y los ‘ibéis’
Recuerda que esta canción
es música y siempre flota.
¡Y que!
Lo que va en el viento
es lo más seguro, no lo dudéis.
Que se aferra al tiempo
y se queda eterno en el corazón.
Pasaremos todos y quedará
Recuerdos y esta canción.
La música no se toca.

¡Y no hay ley!
Poderosa emoción que ni el tiempo la vence.
¡No hay ley!
Lo que améis en el tiempo siempre quedará.
Quedará cuando no estemos
Quedará cuando no estéis
Quedará la música…
Y siempre la música, la verás.
Larga vida a la música su majestad.
Que dios guardo a la música en su inmensidad.
Y quedará la música…
cuando no haya a quien amar.
Quedará la música… como un despertar.
Que viaje a la música…
En la eternidad.
Que quedará la música… El es titular.