Cómo empezar a estudiar paleografía musical. Nociones básicas para futuros musicólogos

¡Hola musiqueros!

¿Qué tal la semana? ¿Intensa? Pues nada, a disfrutar este domingo con música o lo que surja,  Por mi parte hoy os quiero hablar de un tema que ha surgido a raíz de una consulta en el artículo dedicado a la  Paleografía musical. Como muchos sabréis y más si habéis o  estáis estudiando disciplinas relacionadas con la historia, la paleografía se refiere al estudio y análisis de los documentos escritos a lo largo de la historia. Como punta de lanza en esta disciplina, el análisis crítico es vital para realizar hallazgos que permitan completar la máxima información posible del documento fruto de estudio para clasificar y enmarcarlo en la historia.

Respecto a la paleografía musical, se centra exclusivamente en el estudio de la escritura musical lo que requiere grandes conocimientos sobre notación musical e historia de la música. A veces este estudio no está tan claro como echar un vistazo a un documento de canto gregoriano con notación cuadrada, donde es relativamente sencillo localizar el texto, estructura, así como hacernos una idea de su composición rítmica gracias al lenguaje. Muchas veces no está en cuestión de observar si se trata de un penta o tetragrama, o diferenciar una clivis de un punctum sino de una labor de estudio todavía más profunda ya que nos podemos encontrar documentos donde los neumas, no estaban sobre líneas adicionales sino sobre el texto a modo de recordatorio. ¿Cómo interpretarlo? ¿Cómo llegar a estas conclusiones? Es el estudio del documento lo que hace llegar a las diferentes conclusiones siempre bajo un riguroso análisis crítico. ¿Podemos hacer, nosotros, neófitos en la materia un análisis crítico? ¡Por supuesto! Para ello, es necesario argumentar y no aseverar valiéndose del propio conocimiento y de los estudios que precedan al nuestro porque así podremos sustentar nuestra teoría.

Como veis, el estudio de la paleografía histórica musical requiere de un bagaje cultural previo que ayude a conectar conceptos así como una metodología básica de investigación ya que esta disciplina no es solo el estudio de paleografría per sé ya que se trata de un campo multidisciplinar en el que confluyen historia, música e investigación en el que todos, estudiantes y expertos tienen algo que aportar.

Como musicóloga pienso que la bibliografía básica del estudio de la paleografía musical son las diferentes líneas de investigación así como la constante puesta al día de los nuevos descubrimientos documentales y la adquisición de una buena base en metodologías de investigación histórico musical.

A continuación os adjunto algunas referencias interesante que os pueden ayudar a profundizar sobre el tema.

¡Hasta el próximo artículo!

 

Referencias interesantes:

El Blog de Beatriz Montes (enlazo a artículo sobre notación bizantina)

ARRIBAS ARRANZ, F. Paleografía documental hispánica, 1968

No hay paleografía musical sin estudio de la notación musical 

Documental sobre la historia de la notación musical

 

Para pensar y contextualizar:

FUBINI, ENRICO: Estética de la Música, 2002

COOK, NICHOLAS. De Madonna al canto gregoriano: una muy breve introducción a la música, 2001

CLANCHY, J y BALLARD, B.: Cómo se hace un trabajo académico. Guía práctica para estudiantes universitarios (1997), Zaragoza, Prensas Universitarias de Zaragoza, 2000

¡A Guido D'Arezzo le gusta este artículo! ¡Chócala!

¡A Guido D’Arezzo le gusta este artículo! ¡Chócala!

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Si os ha gustado este artículo puedes compartirlo en tus redes sociales. Y si encima quieres recibir en tu correo artículos como este puedes suscribirte a las entradas del blog ¡Mola!

La importancia de la comunicación visual en la música Un ejemplo: Time after time cover por Sia feat Chilly Gonzales

¡Ya estoy aquí musiqueros!

Ahora que estoy en reposo y tengo tiempo para escribir, me vienen a la cabeza muchos temas que tenía pendientes para incluir en este diario. El artículo de hoy es un complemento a un artículo que escribí en 2013: Música: un juego de miradas en el cual os acercaba la importancia que tiene para los músicos la comunicación visual.

Hace unos días, por casualidad llegué a este video con la cantante y compositora Sia y el músico Chilly Gonzales versionando el tema de Cindy Lauper: Time after time.

De lo que os quiero hablar no es el flequillo extreme de Sia sino de la comunicación visual que hay entre los dos músicos. Ambos hacen una excelente cover de este temazo de Cindy Lauper: Un piano, algo de guitarra para reforzar algunos acordes que se puedan quedar algo planos con el piano y las voces solistas de Sia y de Gonzales para los coros. Si os fijáis, el pianista busca continuamente la mirada de Sia, atrapando cada gesto que le sirva de referencia para la correcta evolución de la canción. Aunque cierto es que no hay mucha comunicación visual entre ambos (o al menos lo que muestra la cámara ya que el flequillazo no ayuda mucho) el pianista realiza una labor encomiable ya que Sia es todo musicalidad. En música cada movimiento cuenta para saber que puede hacer tu compañero; puede ser un movimiento de hombros, un ligero gesto con la cabeza… y en definitiva es vital la musicalidad en los interpretes para una correcta ejecución.  Este hecho no sucede porque estén hechos de una pasta única y no es tampoco sincronía que aparece por ciencia infusa. Se trata de ese algo que no se puede explicar en una comunicación que va más allá de lo aprendido y se centra en factores totalmente intangibles y difícilmente cuantificables en la música y las artes en general. Sia transmite con su voz y movimiento de tal forma que el pianista lo tiene fácil para seguirla y complementarse con ella. Al final, para terminar, se hace inevitable la comunicación visual entre los dos para cerrar la canción de forma redonda. (y ya de paso, comprobamos que tiene ojos)

Con esto os quiero explicar que la música no es solo interpretar un instrumento, es musicalidad en sus capas interiores y el cuerpo en las más exteriores. Este hecho las convierte en herramientas esenciales de expresión musical ya que también es música lo que existe más allá de la partitura.

¡Hasta el próximo artículo!

La cantante Sia

Sia con su flequillo de gala, menos mal que no lo llevaba para la cover… que si no…¡ A la porra el artículo!

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

¿Os ha gustado este artículo? ¡Compartid en vuestras redes sociales! Si queréis recibir más artículos como este podéis recibirlos en vuestro correo electrónico introduciendo vuestro correo en la columna de la derecha. ¡Risas mil! (bah, no, pero mola igualmente)

 

¡La canción verano ya está aquí! Reflexiones y desventuras sobre la música veraniega

¡Hola! Lo reconozco, me estoy asando del calor y ha costado un poco ponerme frente al ordenador. He estado pensando acerca de los muchos temas pendientes de los que tengo para escribir, pero hoy con tanto calor solo se me viene a la cabeza el tema de la canción del verano. He tirado de memoria y pensando en las canciones del verano recientes y pasadas, me ha venido a la cabeza el concepto que tendrían nuestros antepasados sobre la canción del verano. Tirando de memoria histórica, quizá la tatarabuela de esta música estival, sería una música más liviana al repertorio de la época. melodías en forma de pequeñas canciones (menos densas que un lied) que podrían amenizar el salón de un hogar a golpe de tecla. Me imagino, ya en el S. XIX cuando la música comenzaba a llegar a muchos hogares gracias al piano, a las señoritas victorianas pasándose tal o cuál partitura recién traída por el editor más rápido y avispado. Hoy día, la música es global, sabemos lo que se escucha al otro lado del charco  hecho que comenzó a extenderse de una manera más rápida a principios del S XX, con la aparición de los nuevos soportes de reproducción mecánica de la música que  fueron gestando esas canciones que convertirían esos oídos en sólo uno. Muchas maravillas fueron las que fueron perfilándose como las canciones estrellas de esos años, Imagino que muchas de ellas, lograrían destacar entre las demás como las que desde tiempos inmemoriales suenan en las ferias y verbenas de nuestro país. Y no, no me refiero a Paquito Chocolatero. Paquito Chocolatero, es el padre de la canción del verano por excelencia, compuesta en 1937 por el alicantino Gustavo Pascual Falcó para las fiestas de moros y cristianos de su pueblo.  Ya en los años 40 se le añadió el Jeee! y el golpe de pelvis así que el resto, ya es historia única e irrepetible de este pasodoble y su coreografía ibérica por excelencia.  Por todo esto, existen las canciones del verano y después, 1000 pasos más adelante nuestro Paquito, ¡son palabras mayores!

A todo esto, y haciendo analogía con la situación política en España, las canciones del verano son algo así como las elecciones,  no son la lista más votada, pero al final acaban gobernando… el verano. Yo misma reconozco que no me gustan, las acepto, pero es verdad que en una calurosa noche de verano, donde las cervecitas corren por el cuerpo en forma de dulce antídoto etílico para el calor, bailar sus anacrónicos ritmos y corear sus profundas letras, produce una limpia de aura que dura para toda la semana. ¡Ya me gustaría componer una canción del verano para pagarme las vacaciones de los próximos 5 años! Para una buena canción del verano, se necesita una estructura armónica  con los grados veraniegos por excelencia (I-IV-V) . Les añadimos unas modulaciones, para generar un subidón de órdago y por úlitmo, añadimos algo de dramatismo con una buena letra que eche el resto en los estribillos:

1. “mayonesa, ella me bate
como haciendo mayonesa
todo lo que había tomado
se me subió pronto a la cabeza”

2. “Follow the leader, leader,leader
Follow the leader ¡Sígueme!

3. “Y aquí se viene el africano con el baile que es una (bomba)
Para bailar esto es una (bomba)
para gozar esto es una (bomba)
para menear esto es una (bomba)”

4. “Te envío poemas de mí puño y letra
Te envío canciones de 4.40
Te envío las fotos cenando en Marbella
Y cuando estuvimos por Venezuela
Y así, así me recuerdes y tengas presente
Que mi corazón está colgando en tus manos”

5. “Tsamina mina, eh eh, waka waka, eh eh
Tsamina mina, zangaléwa, anawa ah ah
Tsamina mina, eh eh, waka waka, eh eh
Tsamina mina, zangaléwa, porque esto es África”

¡Creo que estoy emocionada!

En definitiva, con esto os quiero decir que hay música para pensar, para disfrutar y reir dependiendo siempre de su contexto. ¿Estás que no puedes dormir por la emoción de cual será la canción del verano para desplegar todos tus encantos? Pues encantada, te animo a que me lo cuentes por en este blog. ¿Odias las canciones del verano y las salidas estivales te parecen un plastón? A mi me suele suceder, pero me lo paso tan bien que después se me olvida. Y ¿Por qué no? Vamos a disfrutar, pues, aunque la canción del verano no sea la lista más votada, la verdad es que al final todos las disfrutamos, quizá algunos no por lo escuchado, pero estoy que si por divertidos momentos vividos en grata compañía 🙂

¡hasta el próximo artículo!

canción del verano

Si te ha gustado puedes compartir este artículo en tus redes sociales, si no te ha gustado no pasa nada, tómate una cervecita a mi salud!

¿Por qué estudiar un grado en Musicología? Razones para estudiar Musicología que seguro te van a gustar

Hola! Qué tal? Ya se acerca el verano, y con ello muchas decisiones importantes para muchos de vosotros 🙂

Ya que mis artículos más vistos son los que están relacionados con estudiar musicología, ¿por qué no hacer un update  de este tema?. Os he contado un poco las salidas laborales (desde aquí muchos sois los que me consultáis por correo electrónico sobre este aspecto) y también las cosas que tenéis que saber si queréis estudiar musicología pero … ¿Por qué no dar las razones por la que si debes de estudiar musicología? Ah! Aviso para navegantes, la del trabajo NO es una de ellas! (aunque con matices)

 

 Razones por la que debes estudiar musicología

1. Versatilidad: La carrera está compuesta por una serie de materias troncales que aborda la música desde muchos aspectos sociales y culturales.

2. Especialización: Esto se produce si no abordas la carrera como un todo y te centras en el área que te interesa puedes ahondar en el campo musical que más te interese.

3. Investigación: La base del aprendizaje en estos estudios se centra en la investigación. Aprenderás a investigar y realizar interesantes trabajos de campo cuyos resultados te sorprenderán gratamente y probablemente te ayuden a especializarte a un tema en concreto.

4. Interrogantes: Resolverás con tus propias investigaciones interrogantes musicales que siempre te has preguntado y seguramente te quedarás con ganas de más, ¡mucho más!.

5. Pensar . Descubrirás que la música no es sólo lo que escuchas, sino también lo que piensas. A través de nuestra historia musical comprobarás que  el hombre (y mujer) no se dedicaba solo a componer, también a pensar y reflexionar sobre la música y nuestra historia sonora.

6. Analizar. Con esto hallarás respuestas a preguntas como ¿Qué hace una nota como tú en una partitura como esta?

7. Desarrollar tu carrera profesional. Vale, el futuro de un musicólogo es bastante negro y no se rifarán las empresas por contratarte. Si te especializas con un máster y trabajas en las diferentes becas relacionadas en música en empresa privada mientras estudias, puedes llevarte muy gratas sorpresas. Ah  ¡aprende inglés! ¡Un musicólogo sin inglés es como un jardín sin flores!

8. ¡Quiero ser investigador!. ¿Has descubierto un tema que te apasiona y quieres saber más de lo que llegaste a imaginar? Quizá la investigación sea tu salida, pero para ello te recomiendo al escoger la universidad dónde estudies que te informes de sus líneas de investigación si tienes pensado optar a una beca para el departamento. Por ejemplo, en la Universidad Autónoma de Madrid, Cervantes y Quijote en la Música. Para realizar tu tesis, lo ideal es que estés becado, así que para llegar a este punto… A darle duro con el estudio, colabora con los departamentos ya que si no, de beca nanai y será un poco difícil costearlo de tu bolsillo.

9. Continuidad. Para los que somos más mayorcitos y ya tenemos una carrera profesional,  estudios terminados y tenemos ganas de dar un punto “fashion” a nuestra  formación académica, la especialización es un plus. Siempre recomiendo el Máster en Musicología si no quieres estar 4 años, así como para los musicólogos de grado les recomiendo un máster que les especialice. Un grado de musicología sin experiencia laboral, lo tiene bastante difícil para salir al mercado del trabajo, lo importante no es lo que estudies sino cómo y qué haces mientras estudias.

10. Opositar, educacion, conservatorio. Si te gusta la docencia y te gustaría dar clases de música en Secundaria, esta es tu carrera ! Pero no olvides hacer el Máster en Secundaria cuando termines tus estudios. Respecto al conservatorio, no hace falta decir que es complemento perfecto si queréis iniciar estudios universitarios. Aunque dejo una nota: Musicología y conservatorio nunca han estado muy cohesionadas, más bien ha ido cada una por su lado a pesar de que muchos de los que hemos estudiado la carrera, somos interpretes de instrumento. Antiguamente, cuando yo estudiaba la licenciatura (no grado)  equivalía al Superior del Conservatorio. Más información de Conservatorios y Educación aquí (Imprescindible labor de Jose Luis Miralles)

11.  Mola mucho. Pues sí, seguro que al comienzo del primer curso, habrá asignaturas que te parecerán un plastón, pero con el paso del tiempo aprenderás a entender la música en su contextos y aunque haya momentos en los cuales parezca que te vaya a explotar la cabeza con tantos trabajos y exámenes, resulta que al final echarás la vista atrás y desearás aprender tantas cosas de nuevo. ¡Yo quiero volver a estudiar musicología!

Diario de una Musicóloga

Como veis no son pocas las razones positivas. Si estudias con cabeza, siendo un alumno activo puedes tener muchas satisfacciones. Un alumno pasivo, quizá encuentre desazón al terminar la carrera ya que será aprendiz de mucho pero maestro de nada. Quizá debido al mercado laboral la carrera requiera un doble esfuerzo y una gran implicación, pero eso ya depende de nuestros sueños y de las ganas que tengamos de conseguirlos o por lo menos intentarlo.

¡Hasta el próximo artículo y mucha suerte para los que esteis de exámenes!

 

Si te han gustado mis razones para estudiar musicología puedes compartir este artículo, y si no te apetece compartir, no pasa nada, ¡nos leemos muy pronto!:-)

 

 

El curioso mundo de las carátulas de los discos de repertorio clásico

¡Hola! Ya estoy por aquí, ¿Cómo van las músicas otoñales? ¿Y las invernales que vienen?¿Estáis  poniendo a punto vuestros repertorios/playlist navideños?  A propósito de este tema, ¿os habéis fijado las curiosas portadas de los discos de interpretes de música clásica? Si hay algo que nos gusta a los músicos es sacarnos una fotos con nuestro instrumento para que se note que somos músicos. Como prueba, tenéis mi foto de avatar en la que regalo mi mejor pose con el piano que me ha acompañado desde niña. Es imposible resistirse a una instantánea así.

Lo que hoy os traigo, son unas cuantas y curiosas portadas de diferentes interpretes musicales de repertorio clásico.¡Es un mundo visual por descubrir! Comparto una selección de las portadas de vinilo/cinta/CDs  más comunes.

collage-2014-11-29

Obras de arte representativas de la época y fotos históricas de compositores e interpretes. ¡Acierto seguro!


Como veis, relacionar música y arte funciona muy bien y no son pocas las caratulas que utilizan una obra pictórica de la época del compositor en cuestión. También para las óperas y grabaciones históricas es muy común utilizar fotografías de la escenografía utilizada así como fotos de estudio de compositores o también instantáneas en pleno concierto de interpretes y directores  si se cuenta con documentos gráficos. Particularmente, pienso que hay ediciones preciosas pero …. ¿Acaso la música no es también alocada y a veces con un aparente sin sentido? Como buscadora incansable de extraños documentos gráficos, he visto cosas que no creeríais así que no tardo un segundo más y os comparto lo que puede dar de sí un repertorio clásico, ¿Cómo mostrar que ser músico académico no es lo mismo que soso y aburrido? Pues muy fácil, tiramos de filtro, posturas imposibles… y ¡¡Voilá!

1. Vanessa Mae

Vanessa parece estar echando lo mejor de si misma, LITERALMENTE

Vanessa parece estar echando lo mejor de si misma, LITERALMENTE

Vanessa Mae y su violín, se hicieron famosos al fusionar música clásica con otros estilos más actuales  en los 90 , algo así como un Luis Cobos Oriental. Sí, todo muy moderno y transgresor por si no nos habíamos dado cuenta.

2.  Discografía de Westminster Gold

collage-2014-11-29 (1)

Los malotes de los 70 ¡Barra libre de festival del humor!

Esta discográfica norteamericana fundada en el año, 1949, posteriormente fue vendida en 1965 a la ABC Paramount records y finalmente a la MCA Records, manejando hoy día su catálogo Deutsche Grammophon. Tanto revender y revender les pudo crear una crisis de indentidad, puesto que estoy segura que hasta en los 70, que fue la edición de estas grabaciones sus portadas resultarían hipster (para los no entendidos, retro-cool). Desconozco la fijación erótica festiva por Beethoven, pero reconozco que me siento atraida por la carátula del violín con espuma de afeitar. Barbería para el compositor Simón Barber. (¡Qué genios!Incluso se pilla sin saber inglés!) ¿Más de esta discográfica? Clicka aquí 🙂

3. Divas y divos Divinos

¡Mi detector de filtros va a reventar!

¡Mi detector de filtros va a reventar!

Si hay algo que suele abundar, son las carátulas de los divos y divas divinos. Obviamente estas imágenes no tienen nada que ver con sus dotes interpretativas… no se si os pasa, pero hay algunas que dan la impresión que utilizaban el photohop incluso antes de haberse inventado. Reconozco, que para una persona como yo, “fans” del mundo divo y diva siento una gran atracción por la inclinación al drama de muchas de las fotografías. tanto para ellas como para ellos. Así somos los músicos, a veces imposibles de catalogar.

¿Os ha gustado? Como ya sabréis esto es solo la punta del iceberg… hay carátulas  de toda índole mostrando que la música es eso, un crisol atemporal de sentimientos que no se pueden explicar. Hay una cosa curiosa, y es que todas las imágenes son complicadas de enmarcar en una época, creando un estilo un único que nos define. ¿ganas de más? Os recomiendo que deis un repaso sobre los recopilatorios clásicos, imágenes dignas del arte conceptual más puntero, igual en el próximo artículo me amino, y ponemos luz sobre de este tema así que también os animo a participar aportando imágenes curiosas sobre este pequeño mundo musical 🙂

Hasta pronto amigos, ¡Os espero en el proximo artículo!

Hasta pronto amigos, ¡Os espero en el proximo artículo!

Si os ha gustado esta entrada y os apetece compartirla, tenéis los botoncitos de abajo. Si queréis estar al tanto de las actualizaciones y de #FotoMúsica podéis encontrarme aquí

Twitter.

@sorybp

Y en facebook

https://www.facebook.com/diariodeunamusicologa?ref=hl

Y si tenéis ganas de vintage….

@vintagefoto

Los instrumentos musicales más extraños

Hoy me apetece dedicar un artículo de mi diario a los instrumentos musicales raros y alocados. A lo largo de la historia siempre ha habido mentes pensantes que han decidido dar una vuelta de tuerca a los instrumentos musicales que todos l conocemos para que resulte más fácil y cómoda la interpretación musical. Esto no es algo novedoso en la historia de la  música  ya que siempre se ha intentado hacer más fácil la práxis musical (como puede ser en la notación musical), algunas llegaron a buen puerto y otras se quedaron como parte de las curiosidades musicales ya que probablemente esa comodidad solo sería beneficiosa para la persona que la llevó a a cabo. ¡Vamos a dar una vuelta por las pequeñas locuras musicales!

 

 Violinofón o Stroh Violín

Stroth Violín. Vale, es un poco raro pero..¡mola!

 

Este instrumento funciona como un violín solo que la caja de resonancia está en esa pieza de metal parecida a los intrumentos de viento. Fué patentada en 1899 por Matthias Augustus Stroh  y se utiliza en la música de Europa del este. La verdad es que estéticamente es muy llamativo, no es un instrumento del que surja el amor a primera vista pero amigos, ¡la belleza está en el interior! y suena bastante bien. Que la caja de resonancia sea la trompetilla es muy curioso, estoy tan acostumbrada a otros instrumentos de cuerda y sus cajas que no puedo dejar de “mirar”  el sonido que sale de ahí :-O

El Mellotrón

La verdad es que el nombre se las trae ¡pero me gusta! Yo me lo pedía para reyes

 

Creo que el Mellotrón ha sido un gran descubrimiento para mí. Este instrumento de la década de los 60 es el precursor del Sintetizador  ya que dispone de sampleados de 8 segundos previamente grabados que  funcionaban por cinta magnética. No tuvo una larga vida pero se llegó a utilizar en grabaciones comerciales de la época. Se hicieron pocas unidades porque no fue el éxito de ventas esperado debido a la complejidad de su uso, pero os aseguro que el resultado es sorprendente. Como yo no soy capaz de explicar semejante instrumento, además de recomendaros la consulta a wikipedia creo que Sir Paul McCartney no tendrá problemas en en hacernos una demostración práctica con un Mellotron más elaborado.

 

El Simbiófono

El Simbiófono… No recomendado para lugares estrechos si quieres conservar todo lo que esté a ras de las caderas.

Os presento el Simbiófono que según su autor, es un cordófono con caja acústica giratoria. Reconozco que cuando vi su imagen, sentí  sensaciones contradictorias por lo inesperado de su imagen.  El Simbiófono parece que se está haciendo un hueco en la actualidad colombiana y su inventor tiene una web donde podemos descubrir los pormenores de este instrumento. Quién sabe si dentro de un tiempo haya que hacer un (gran) hueco en los escenarios en este país! Podéis visitar su web en www.simbiofono.com para más información.

El ArpaGuitarra

Si eres indeciso la arpaguitarra es tu instrumento

Si eres indeciso la arpaguitarra es tu instrumento

¿Te gusta el arpa y la guitarra y no te decides?  Un ArpaGuitarra puede satisfacer tu dualidad instrumental sin necesidad de tener dos instrumentos.  Este instrumento  asociado a la música celta empezó a fabricarse a principios del S. XX. Tiene las 6 cuerdas básicas de una guitarra con cuerdas adicionales tanto en la parte superior como inferior, se llegó a utilizar en diferentes grabaciones pero no terminó de calar en el mercado lo que no quita que hoy día se puedan encontrar guitarrarpas y muchos aficionados a ellas. Podéis consultar esta web para más información y escuchar en este video lo bonito que suena 🙂

 

Y para terminar….. ¡Un clásico!

Katzenclavier, El piano de gatos.

Katzenclavier, el piano de gatitos. ¡Qué mal rollo!

Debería ser adorable pero la verdad es que muy agradable no resulta. Este teclado aparecía en los escritos de las terapias del psicólogo alemán  Johann Christian Reil (1759–1813). Está claro, un teclado de gatitos sana el cuerpo y la mente ¡Como par no verlo!. Aunque data del S. XVI y hay testimonios gráficos de ello, no está muy claro si se llevó a cabo no. Este teclado consistía en ordenar a los gatos según la tesitura de sus maullidos, se ataba el rabo a la tecla y conforme se pulsaba esta tiraba del rabo. Tenía que ser un espectáculo deleitarse con el dulce maullido de un gato cabreado.

 

Y hasta aquí, este breve repaso sobre algunos de los instrumentos diferentes y no habituales en la música. Como veis, hay tantos instrumentos como músicas y personas  ¿Qué quiere decir esto?  El límite está en nosotros mismos, la música no es algo estático y rígido aunque a veces se tenga esa imagen que le da un aspecto etéreo que parece que se va a romper con solo tocarla. La música es movimiento en constante evolución con mejor o peor tino, pero siempre música que hace feliz a quien la toca , la siente y vive como una primera vez perpetua.

¡¡ Hasta el próximo artículo !! 😀

Si os ha gustado esta entrada y os apetece compartirla, tenéis los botoncitos de abajo. Si queréis estar al tanto de las actualizaciones y de #FotoMúsica podéis encontrarme aquí

Twitter.

@sorybp

Y en facebook

https://www.facebook.com/diariodeunamusicologa?ref=hl

 

 

 

 

 

Mitos que hacen temer la música ¡y no deberían!

¡Qué bien! Hoy por fin empiezo la jornada continua en el trabajo así que voy a tener más tiempo pensar en música sin necesidad de tener que arañar minutos a lo que me queda del día. . Hoy estaba pensando en que aprender música

Desde una edad temprana interiorizar el lenguaje de la música es algo tan natural como el aprender a hablar y escribir. Pero, ¿qué pasa con las personas que no han tenido ese acercamiento musical desde pequeños? Unos de los motivos por los que decidí empezar a escribir este diario es el acercamiento de la musicología para todos que no es más de reflexionar sobre diferentes aspectos de la música desde la raíz.

Hace tiempo escribí este post titulado 10 consejos para aprender a pensar en música y no morir en el intento así que hoy haré lo propio incidiendo en esas causas que nos desesperan, pequeños mitos que nos hacen desaprender justo antes de aprender.

MITO : “No tengo don para la música pero los que tocan un instrumento si”

Aviso para navegantes, seamos más o menos virtuosos muchos de nosotros no tenemos don, pero si muchas ganas de aprender y disfrutar experiencias musicales.  Bueno, después hay gente como este niño chino, claro:

MITO : “Es muy difícil y complicado”

Ni es difícil ni es fácil, simplemente es lo que es: Un lenguaje universal único para comunicarnos en música con o sin palabras, un idioma en el que todos podemos entendernos. No es arameo ni Klingon, ni élfico.

MITO : “Para hablar de música hay que  saber de música y yo nunca voy a saber tanto”

Error. No es lo mismo saber música que entenderla. Puedes saber muchísimo de música, pero si no entiendes ni comprendes la música que estás escuchando y tocando… tu visión musical puede ser muy muy reducida siendo superada por alguien con otro tipo de conocimientos.

MITO:. “Hay que echarle muchas horas diarias para aprender algo”

Ummmm, bueno, este mito es una realidad. Sin tiempo dedicado al aprendizaje  no hay música… sin embargo  si no estamos en circuitos profesionales y tenemos bien planificado lo que queremos aprender NO hay que echarle horas y horas vacías pero si momentos de calidad en los que nos sintamos cómodos. Lo del estudio continuado  viene del conservatorio ya que los instrumentistas tenemos que aprender un repertorio que  desarrolla las diferentes habilidades y destrezas necesarias. Este repertorio es presentado semanalmente, como comprenderéis si no se ha estudiado… no hay escapatoria posible 😛

MITO: “Es un coste económico muy alto tener un instrumento”

Depende muchos factores y en el contexto que nos movamos. Lo caro no es el conservatorio ya que es una enseñanza pública (bueno, ejem….mejor no comentar). Relativamente caro puede parecer el instrumento musical y más si el camino a tomar es una carrera musical larga. Pongamos por ejemplo 3000 euros para gastar en unas  merecidas vacaciones este año ¡genial! ¿pero, y el siguiente? ¡Habrá que volver a pagar! en cambio un instrumento musical de calidad es algo que nos acompañará en las próximas décadas. Si hacemos los cálculos, sale a cuenta ¿No? (hay instrumentos muy baratos también si lo que queremos aprender y a ver que pasa)

 

MITO:. “Se necesita dinero para aprender”

¿Hola?  NO hace falta dinero para aprender lo que queráis en Música, hay muchísimo material didáctico musical y gente dispuesta a ayudar en la red :-). Si se tiene alguna inquietud muy concreta o alguna duda muy específica si que puede convenir alguna clase aclaratoria. Sabed que Los maestros de música, musicólogos y demás fauna musical estarán encantados de daros clases particulares, y debido a nuestra triste actualidad laboral, os aseguro que no os será doloroso para el bolsillo ya que hay mucha oferta de personas que ofrecen clases.

MITO:  “La gente mayor no puede aprender música”

Es cierto que no es lo mismo aprender desde niño que de adulta ya que desde temprana edad somos esponjitas, pero no solo pasa con la música, lo mismo se puede extrapolar a los idiomas ¡Mirad cuántas academias de idiomas hay para adultos!. Como no tenemos una máquina del tiempo que nos lleve a aquellos años,  el aprendizaje será más ralentizado pero sí más maduro y consciente lo que convierte esa inmersión en la música en algo muy positivo. ¿Imposible? NO. Solo que el proceso de aprendizaje es diferente 🙂

 

Estos son solo algunos de los mitos y temores que nos podemos encontrar respecto al aprendizaje musical. ¿quién dijo miedo a la música? No importa el cuando, el como y el por qué ya que al final los beneficiarios de esta inmersión musical somos nosotros mismos así que como siempre os animo a investigar los recursos musicales de la red y como no, en la biblioteca más cercana. Historia, teoría, práctica, estética, folklore….¿Has decidido ya el qué?

¿Y vosotros? ¿Conocéis más mitos y leyendas del aprendizaje musical?

¡Hasta la próxima!

No hay que ser comodones como este señor, mejor música activa 🙂

Si os ha interesado este post puedes compartirlo clicando sobre los botoncitos que tienes más abajo así para estar al tanto de mis actualizaciones y demás notas musicales en:

Twitter.

@sorybp

Y en facebook

https://www.facebook.com/diariodeunamusicologa?ref=hl

 

 

 

 

5 preguntas y respuestas si quieres estudiar musicología (II)

Espero que os haya gustado el anterior post sobre las pautas para estudiar musicología. Se me olvidó comentaros que estoy hablando de mi experiencia del  estudio de la Licenciatura de Historia y Ciencias de la Música (un año antes de pasar a grado) en España. Personalmente una de las más gratas experiencias de mi vida y no se si lo he comentado ya en el blog, pero si pudiera volvería a cursarla con sus virtudes y defectos, porque también tiene ¿eh? Y muchos! Lo importante es saber como afrontarla. Como aún no me ha llegado ninguna sugerencia aún, seguiré respondiendo a modo resumen por las cuestiones que me habéis planteado a modo particular para responder de forma general.

1. Soy estudiante de conservatorio y tengo mis dudas,sobre si cursar musicología este año. ¿Qué hago?

Hay muchas opiniones sobre este tema ya que se juntas varios tipos de personas que diferentes experiencias vitales respecto a la música. Si eres estudiante de conservatorio, musicología es un complemento perfecto si quieres ahondar en  la música desde todas sus ramas de estudio. Por otra parte os puede parecer más sencillo y quizá en toda lo que se refiere a análisis formal  no tengáis ningún problema al ser más práctica por lo  que depende de vosotros y las ganas  de estudiar la música desde un punto de vista histórico y social. Si habéis terminado el conservatorio y  te dedicas a la docencia, creo que la carrera os puede encantar.

2. estoy entre hacer las pruebas de acceso al conservatorio y estudiar musicología ¿Qué me recomiendas?

Ni musicología va a sustituir el estudio de un instrumento . Ni el estudio del instrumento va a sustituir a musicología. Quien toca un instrumento sabe el sacrificio que eso conlleva, así que si estás decidido a cumplir tu sueño haz las pruebas para el conservatorio, porque hay oportunidades que pasan muy poquitas veces. Probablemente, si dejas tu instrumento para estudiar musicología  a tiempo completo lo que encuentres no te va a gustar, ya que los musicólogos interpretamos sobre el papel y aunque muchos seamos músicos casi nunca se interpreta sobre el instrumento aunque ayuda a la hora de diseccionar la música.

3. No me gusta estudiar y menos historia… ¡¡¡ yo quiero música y Rock & Roll !!!! ¿Puede que me aburra?

Sí, te vas a aburrir mucho y a los pocos meses te vas a hartar de tanta historia y teoría de la música entre otras bondades de la músicología por lo que te recomiendo que te replantees si estos estudios te pueden interesar.

4. He visto que son muchas materias, ¿Me va a costar mucho estudiar para sacar curso por año?

No si haces todas las actividades que manda el equipo docente. Con no dormise en los laureles y hacer los trabajos siguiendo el plan Bolonia (yo lo seguí en algunas asignaturas de manera experimental pudiendo acogerme al plan antiguo ) no tendría que haber mucho problema. Eso si, como dejéis todo para el último día para jugarlo todo a una carta, es muy complicado ya que se requiere ir interiorizando los nuevos conceptos para llegar a los siguientes. Además la importancia reside no en memorizar sino en reconocer. Si eres organizado, presentas todo a tiempo y te apasiona la música… es un esfuerzo bastante agradable aunque a veces … ajjj ¡ es desesperante!

5.  Siempre ha sido mi sueño estudiar musicología aunque el trabajo entre otras circunstancias me han impedido hacerlo. ¿Lo intento?

Sí, sí, sí y sí! Quizá según circunstancias personales no podáis matricularos de todo, pero os animo a que lo hagáis porque si hay pasión y devoción en lo que hacéis los miedos son menos miedos. Ni os imagináis la de compañeros que cursamos la carrera años más tarde (en mi caso poquitos). hay muchísima gente de más edad que se inicia en el estudio de la musicología cuando ha sentido que es el momento preciso…. alternándolo con sus profesiones y vida familiar.

 

Probablemente si no eres lector asiduo del blog  has llegado hasta aquí para informarte sobre la carrera, ya que son muchas las visitas que llegan a este Diario buscando información de primera mano sobre la carrera . Si te ha sido útil me alegraría un montón así que te animaría a que lo compartieses a quienes les pudiera servir de utlidad la información 🙂

¡¡Hasta la próxima!!

 

Por  aquí estoy 🙂

Twitter:

@sorybp

Y en facebook

https://www.facebook.com/diariodeunamusicologa?ref=hl

 

5 preguntas y respuestas si quieres estudiar musicología. (I)

Después de una larga ausencia por fin estoy por aquí. Ni os imagináis el traqueteo  que tuve el año pasado. ¡Madre mía! Así que decido retomar de nuevo el blog para iniciar de nuevo este rinconcito musical.
He decidido crear este post con 5 consejos para tener en cuenta porque muchos de vosotros habéis contactado conmigo en privado para pedirme consejos sobre como afrontar la idea de estudiar musicología, así que iniciaré una serie de post en el que os pueda dar un poco de luz según mi experiencia con la carrera. También os animo a escribir vuestras propias preguntas en comentarios para así entre todos poder ayudar a los futuros musicólogos con dudas. ¿Qué os parece?
Aquí van las preguntas más comunes.

1. Quiero estudiar musicología, ¿qué salidas tiene?

en teoría tiene varias salidas, pero las más factibles a la hora de encontrar un empleo es en educación como profesores ya sea por iniciativa privada o por oposiciones y también como investigador aunque para ello os recomiendo ir enlazando becas en el departamento.

2. No se tocar un instrumento ¿Puedo cursar la carrera?

Sí. Pero no es lo mismo no saber tocar un instrumento a no tener ninguna base teórico musical

3. No tengo ni idea de música, de hecho vengo de carrera/bachillerato cuyo itinerario no tiene nada que ver con las humanidades. ¿Se me hará cuesta arriba?

Muchas veces el tocar un intrumento no implica tener muchos conocimientos musicales ya que hay muchas ( y válidas) maneras para aprender a tocar. Si no tenéis base musical os va a costar un poquito porque aunque no se piden conocimientos concretos, si hay asignaturas que requieren conocimientos musicales como el análisis de obras. Por mi experiencia no se pide que seas el as de la armonía, pero unos conocimientos iniciales os pueden ayudar. En  la carrera al haber gente que no ha estudiado nada de armonía (una de las bases del análisis y la composición) se hace un repaso rápido partiendo casi desde cero, pero …. ¡cuidado! No dormiros en los laureles, porque cuando digo rápido es muy rápido. Eso sí, realmente lo que se aprende es un análisis general sobre unas obras determinadas en la que más que  hacer un análisis formal, es saber reconocer la obra y sus particularidades.

4. No me gusta la teoría ¿Es muy práctica? // No me gusta que sea muy práctica ¿es muy teórica?

Depende de lo que se entienda por teoría o por práctica. La carrera es una especie de resumen de las ramas más importantes de la musicología, por lo tanto vais a tener mucha historia de todo tipo desde etnomusicología, historia de los estilos musicales, del Pensamiento musical, historia por supuesto generalista…. así como muchas asignaturas introductorias al análisis, a la teoría.. Esto quiere decir que todo estos conocimientos los vais a aplicar en otras tantas asignaturas.
Por supuesto, después tenemos asignaturas que pueden ser  optativas como iconografía, informática y didáctica musical que son más prácticas aunque depende del enfoque que se de ya que de la Universidad donde se curse.

5. No quiero ser profesor de música ni investigador musical ¿Cómo debo enfocar la carrera?

Sois muchos con estas dudas. Mi consejo es que desde muy pronto y si podéis alternéis el estudio de la carrera con alguna beca por empresa privada para ir adquiriendo experiencia. Lo importante es, ¿Qué tipo de musicólogo queréis ser? ¿Qué esperas de la carrera? Hagáis lo que hagáis tenéis que buscar la especialización y la diferenciación que marque ese plus que espera una empresa privada para fijar su mirada en vosotros. (una agencia de comunicación, una editorial….)

Y hasta aquí, estas primeras preguntas con respuestas, pero que cada una merecería un post propio pero tiempo al tiempo ¿tenéis más preguntas para incluir en el siguiente post? Espero vuestras sugerencias!

 

Os recuerdo que podéis seguirme en Twitter:

@sorybp

Y en facebook

https://www.facebook.com/diariodeunamusicologa?ref=hl

 

La música es una fábrica de reacciones maravillosas.

La música aunque no la mires está allí, resonando en tu habitación y creando con ello atmósferas que nos condicionan en su escucha. ¡Vaya con la música y su sentido trágico de la manipulación! Porque la música es llevar los sentimientos hacia el terreno que el autor de la misma quiera. Puede llevarte al cielo, o a los infiernos, puede dar miedo, alimentar recuerdos, intensificar anhelos y situaciones, puede hacernos llorar o sonreir, sentirnos oprimidos o cabreados… puede provocar tantas cosas que el hombre ya intuyó esta capacidad innata de la música para emocionar provocar reacciones desde casi el inicio de nuestra existencia como humanos racionales.

¿Ahora bien, la música provoca la misma reacción en cada cultura? ¿Estamos condicionados por nuestro alrededor?  Quizá a una persona de una tribu perdida  en África escuchar una obra Debussy le puede resultar algo curioso y puede  provocar en él reacciones nuevas que no se esperaba (y probablemente quiera repetir) y en el caso contrario, nos puede maravillar una canción de su entorno cultural  de la que  realmente no conocemos su significado y sólo  podemos extrapolar su sonoridad a  nuestra memoria musical occidental. Quizá el poder de la emoción resida en indentificar lo  más cercano a nosotros, a nuestras experiencias vitales y a nuestra vida en general.

La música a lo largo de la historia ha buscado la emoción del oyente, unas veces de manera vácua y otras de forma más instrospectiva y profunda. Y esa capacidad de emocionar, de intensificar situaciones y desvelos hizo que fuera inevitable   su  entrocamiento con otras disciplinas artísticas  a lo largo de la historia  haciendo así un género propio como pasó con manifestaciones teatrales, danzas y el cine haciéndose así por primera vez visible dentro de la imagen y también en nosotros mismos.

Puede ser que por eso sea una gran aficionada a la música de cine:  por la capacidad de provocar reacciones en mi al ver una imagen, por la intencionalidad del compositor de provocar los mismos sentimientos tan universales en una sala de cine, por el delicado ejercicio de la búsqueda del equilibrio musical y visual, por hacer que la música se diluya entre el metraje sin estar allí pero estando.

Por último pienso que aunque vivamos en este mundo tan globalizado que a la vez nos hace ser   tan diferentes creo que la música  tiene un componente unificador:  La capacidad de emocionarnos sea cual sea nuestra cultura, creando un lenguaje único que no sabemos explicar pero si sentir y que por un momento nos hace sentir unidos. Y cuando eso pasa, pone los pelos de punta y no quieres que acabe ese momento.

¿Y a vosotros, qué reacciones os produce la música?

Os pongo un video de Youtube que expresa este sentimiento global que nos produce y lo que quiero decir en este post, sobran las palabras.