Otra de instrumentos raros : el Myriphon o la importancia de cuestionar (a veces) lo que vemos :-)

Hola! Qué tal? Ya estoy por aquí otra vez.¿Qué tal habéis pasado el verano? Espero que el inicio de curso y rutinas no os haya sido muy pesado. Hoy os escribo porque me he topado con un instrumento musical muy extraño del que no tengo apenas información y tan solo he obtenido  unas pocas fotos. ¿Conseguiré al término de este artículo saber un poquito más de este artilugio? En tal caso,  ¡os presento el Myriphon!:

 

El genuino Myriphon ¡No acepte imitaciones!
El genuino Myriphon ¡No acepte imitaciones!

 

¿Es la ruleta de la fortuna?¿Una performance de sombrillas? Podría ser, pero lo cierto es que nos encontramos ante un instrumento musical de principios del S. XX, inventado por el matrimonio Karsy. Pero, ¿hasta que punto podría ser real este instrumento si no encuentro nada relacionado con él? Esta pregunta es una de las bases en las que trabaja el el historiador musical que nos hace a su vez, plantearnos más incognitas ¿Qué es real y que no es? ¿Puede ser que nuestros avispados amigos nos intenten engañar con un esplendoroso fake vintage musical? Lo mismo que pasa en el arte, también pasa con la visión musical  de algo  del que no tenemos referencias históricas. Como no tengo una biliografía sobre el Myriphon os contaré un poco de que se trata. Se supone que este instrumento intenta emular una orquesta de cuerdas  por lo que al poner en marcha la manivela ( que sirven de cajita de resonancia) deberíamos de estar escuchando esplendorosas masas musicales . Consta de 25 “ruletas” que a su vez están constituidas por  2000 cuerdas en total que se ponen en marcha con un mecanismo parecido a una bicicleta.  Para que suene de forma óptima, son dos personas las que van accionanando a las ruletas, pero a su vez detrás de ellas 2 o 3 personas más harían que se produjese el sonido con palitos de madera mientras los primeros ponen en marcha el mecanismo. También he leido  que estás cuerdas, serían similares a las del piano por lo cuál me gustaría añadir algún comentario pero mi humilde cabecita le cuesta hacerse a la idea de esta ingeniaría musical de tal calibre lo que me hace inclinar la balanza a la  excelsa puesta en escena del matrimonio Karsy cuyo pensamiento se acercaría más al… ¿Qué más da, mira qué bonito?

Podemos ver que esta revista musical le dedicaba una pequeña reseña en la que me he basado para describir con más o menos acierto las bondades del intrumento.

En la página 33 de esta revista del año 1902, podemos ver la pequeñísima reseña de este instrumento que es en la que me he basado para comentar. ¡Realidad o ficción que el matrimonio nos quería colar?
En la página 33 de esta revista del año 1902, podemos ver la pequeñísima reseña de este instrumento que es en la que me he basado para comentar. ¡Realidad o ficción que el matrimonio nos quería colar?

Con esto, nos podemos hacer una idea de la importancia de las fuentes y de la investigación previa antes de dar algo por hecho,  ya que la historia a veces cruza en nuestro camino pequeños acertijos para nuestro goce y disfrute. Os propongo que cuando os encontréis ante un enigma musical sea de la tipología que sea, intentéis tirar del hilo, investigar, comparar, contrastar  independientemente de nivel y conocimientos, ya que  el camino es tan o más apasionante que el propio fín de la hipótesis planteada.

Para terminar, unas fotos de nuestro Myriphon y una pregunta al aire, si se refieren al Myriphon como “Giant Myriphon” ¿Dónde está el mini Myriphon?

Aquí Myriphoneando....
Aquí Myriphoneando….

 

¡Dándolo todo! Eso si, ver como es el Myriphon entre bambalinas como que no.
¡Dándolo todo! Eso si, ver como es el Myriphon entre bambalinas como que no…

¡Hasta el próximo artículo!

Si os ha gustado esta entrada y os apetece compartirla, tenéis los botoncitos de abajo. Si queréis estar al tanto de las actualizaciones y de #FotoMúsica podéis encontrarme aquí

Twitter.

@sorybp

Y en facebook

https://www.facebook.com/diariodeunamusicologa?ref=hl

 

Los instrumentos musicales más extraños

Hoy me apetece dedicar un artículo de mi diario a los instrumentos musicales raros y alocados. A lo largo de la historia siempre ha habido mentes pensantes que han decidido dar una vuelta de tuerca a los instrumentos musicales que todos l conocemos para que resulte más fácil y cómoda la interpretación musical. Esto no es algo novedoso en la historia de la  música  ya que siempre se ha intentado hacer más fácil la práxis musical (como puede ser en la notación musical), algunas llegaron a buen puerto y otras se quedaron como parte de las curiosidades musicales ya que probablemente esa comodidad solo sería beneficiosa para la persona que la llevó a a cabo. ¡Vamos a dar una vuelta por las pequeñas locuras musicales!

 

 Violinofón o Stroh Violín

Stroth Violín. Vale, es un poco raro pero..¡mola!

 

Este instrumento funciona como un violín solo que la caja de resonancia está en esa pieza de metal parecida a los intrumentos de viento. Fué patentada en 1899 por Matthias Augustus Stroh  y se utiliza en la música de Europa del este. La verdad es que estéticamente es muy llamativo, no es un instrumento del que surja el amor a primera vista pero amigos, ¡la belleza está en el interior! y suena bastante bien. Que la caja de resonancia sea la trompetilla es muy curioso, estoy tan acostumbrada a otros instrumentos de cuerda y sus cajas que no puedo dejar de “mirar”  el sonido que sale de ahí :-O

El Mellotrón

La verdad es que el nombre se las trae ¡pero me gusta! Yo me lo pedía para reyes

 

Creo que el Mellotrón ha sido un gran descubrimiento para mí. Este instrumento de la década de los 60 es el precursor del Sintetizador  ya que dispone de sampleados de 8 segundos previamente grabados que  funcionaban por cinta magnética. No tuvo una larga vida pero se llegó a utilizar en grabaciones comerciales de la época. Se hicieron pocas unidades porque no fue el éxito de ventas esperado debido a la complejidad de su uso, pero os aseguro que el resultado es sorprendente. Como yo no soy capaz de explicar semejante instrumento, además de recomendaros la consulta a wikipedia creo que Sir Paul McCartney no tendrá problemas en en hacernos una demostración práctica con un Mellotron más elaborado.

 

El Simbiófono

El Simbiófono… No recomendado para lugares estrechos si quieres conservar todo lo que esté a ras de las caderas.

Os presento el Simbiófono que según su autor, es un cordófono con caja acústica giratoria. Reconozco que cuando vi su imagen, sentí  sensaciones contradictorias por lo inesperado de su imagen.  El Simbiófono parece que se está haciendo un hueco en la actualidad colombiana y su inventor tiene una web donde podemos descubrir los pormenores de este instrumento. Quién sabe si dentro de un tiempo haya que hacer un (gran) hueco en los escenarios en este país! Podéis visitar su web en www.simbiofono.com para más información.

El ArpaGuitarra

Si eres indeciso la arpaguitarra es tu instrumento
Si eres indeciso la arpaguitarra es tu instrumento

¿Te gusta el arpa y la guitarra y no te decides?  Un ArpaGuitarra puede satisfacer tu dualidad instrumental sin necesidad de tener dos instrumentos.  Este instrumento  asociado a la música celta empezó a fabricarse a principios del S. XX. Tiene las 6 cuerdas básicas de una guitarra con cuerdas adicionales tanto en la parte superior como inferior, se llegó a utilizar en diferentes grabaciones pero no terminó de calar en el mercado lo que no quita que hoy día se puedan encontrar guitarrarpas y muchos aficionados a ellas. Podéis consultar esta web para más información y escuchar en este video lo bonito que suena 🙂

 

Y para terminar….. ¡Un clásico!

Katzenclavier, El piano de gatos.

Katzenclavier, el piano de gatitos. ¡Qué mal rollo!

Debería ser adorable pero la verdad es que muy agradable no resulta. Este teclado aparecía en los escritos de las terapias del psicólogo alemán  Johann Christian Reil (1759–1813). Está claro, un teclado de gatitos sana el cuerpo y la mente ¡Como par no verlo!. Aunque data del S. XVI y hay testimonios gráficos de ello, no está muy claro si se llevó a cabo no. Este teclado consistía en ordenar a los gatos según la tesitura de sus maullidos, se ataba el rabo a la tecla y conforme se pulsaba esta tiraba del rabo. Tenía que ser un espectáculo deleitarse con el dulce maullido de un gato cabreado.

 

Y hasta aquí, este breve repaso sobre algunos de los instrumentos diferentes y no habituales en la música. Como veis, hay tantos instrumentos como músicas y personas  ¿Qué quiere decir esto?  El límite está en nosotros mismos, la música no es algo estático y rígido aunque a veces se tenga esa imagen que le da un aspecto etéreo que parece que se va a romper con solo tocarla. La música es movimiento en constante evolución con mejor o peor tino, pero siempre música que hace feliz a quien la toca , la siente y vive como una primera vez perpetua.

¡¡ Hasta el próximo artículo !! 😀

Si os ha gustado esta entrada y os apetece compartirla, tenéis los botoncitos de abajo. Si queréis estar al tanto de las actualizaciones y de #FotoMúsica podéis encontrarme aquí

Twitter.

@sorybp

Y en facebook

https://www.facebook.com/diariodeunamusicologa?ref=hl