¿Por qué es necesario un repertorio que nos identifique como músicos? Una persona, un repertorio.

¡Hola musiqueros!

Dijo un sabio muy sabio, que nunca es tarde si la dicha es buena. ¡Y vaya si es buena! Y en unas cuántas líneas lo sabréis. Pero antes, ¡hablemos del repertorio musical!

Hoy os escribo sobre un elemento esencial que nos hace diferenciarnos como músicos. Esto es, el repertorio. Un músico sin un repertorio es como un jardín sin flores, un huevo ecológico sin sal, un cantante haciendo playback. Seguro que muchos pensaréis  si me refiero a las obras vamos a tocar o tocamos habitualmente. Podría ser, pero un repertorio musical no es tan solo eso.  En el conservatorio, se suele tener un  repertorio académico para el instrumento en el que se suele incluir  las eternas obras barrocas de rigor, (gracias Bach, colega!)  modernas, españolas, románticas… y a la hora del  examen  éste consistirá en imprimir en ellas el carácter y la técnica necesaria de cada estilo ya que no será lo mismo para un pianista tocar a Bach que a Granados, por ejemplo. ¿Pero qué pasa después?¿Hay vida más allá del repertorio académico o  clásico? ¡Por supuesto que si. impaciente musiquero! Podría hablaros de los diferentes tipos de repertorio en un sentido general dentro de las diferentes disciplinas musicólogicas, pero esta vez quiero incidir en nuestro propio repertorio personal que es el que nos marcará como músicos.

¿Cómo que aún no tienes un repertorio que te diferencie? ¡Pues muy mal! Nunca es tarde para ir haciéndote con uno poco a poco con esas obras (sea cual sea el estilo) que hacen que te sientas indentiicado como músico y te animen a mejorar.  Siempre digo que la música y el instrumento es cosa de dos y en nosotros recae la decisión y responsabilidad de convertirnos en el  músico queremos ser!                 El conservatorio o el tipo de formación que estemos recibiendo no va  a decidir por nosotros y no nos va a facilitar la tarea de encontrar esas obras que nos hacen vibrar, ya que las instituciones y los formadores son proveedoras de las herramientas necesarias para que nosotros, y nuestra curiosidad pongamos el resto.

Hacía tiempo que quería escribir sobre la importancia del repertorio como vehículo de expresión y reafirmación de la autonomía musical,  Ahora mismo estoy en la búsqueda de un repertorio que me guste porque voy a ser mámá primeriza proximamente (Exclusiva!, exclusiva!), Tan próximo como que salgo de cuentas en 5 semanitas. Actualmente me encuentro buscando nanas y canciones adaptadas a piano para poder cantar a mi pequeño y en un futuro poder hacerlo juntos. ¿fácil , verdad? Me ha sorprendido sobremanera el tener que armar este repertorio infantil desde cero ya que pensé que encontraría más material disponible además del que ya tengo para primaria. Pero no, esto me hizo recordar que la recopilación de obras es una tarea que se elabora a lo largo del tiempo para dar un estilo propio y único lo que me reafirma en mi idea que adquisición de un repertorio es una carrera de fondo, para lo demás ya está Amazon y si no nos gusta ¡Hágaselo usted mismo! (opción que recomiendo encarecidamente)

¡Hasta el próximo artículo!

bisbi

 

 

¿Os ha gustado? Podéis compartir el artículo en las vuestras redes sociales favoritas y si no, siempre me podéis sugerir un bonito recopilatorio infantil cifrad, para tocar y cantar al piano con bonitas nanas de otros tiempos-  Bueno vale, que sí, soy una española con todas sus letras ¡oA última hora todo y me ha pillado el toro!

 

PD: Es niño!

 

 

¿Por qué estudiar un grado en Musicología? Razones para estudiar Musicología que seguro te van a gustar

Hola! Qué tal? Ya se acerca el verano, y con ello muchas decisiones importantes para muchos de vosotros 🙂

Ya que mis artículos más vistos son los que están relacionados con estudiar musicología, ¿por qué no hacer un update  de este tema?. Os he contado un poco las salidas laborales (desde aquí muchos sois los que me consultáis por correo electrónico sobre este aspecto) y también las cosas que tenéis que saber si queréis estudiar musicología pero … ¿Por qué no dar las razones por la que si debes de estudiar musicología? Ah! Aviso para navegantes, la del trabajo NO es una de ellas! (aunque con matices)

 

 Razones por la que debes estudiar musicología

1. Versatilidad: La carrera está compuesta por una serie de materias troncales que aborda la música desde muchos aspectos sociales y culturales.

2. Especialización: Esto se produce si no abordas la carrera como un todo y te centras en el área que te interesa puedes ahondar en el campo musical que más te interese.

3. Investigación: La base del aprendizaje en estos estudios se centra en la investigación. Aprenderás a investigar y realizar interesantes trabajos de campo cuyos resultados te sorprenderán gratamente y probablemente te ayuden a especializarte a un tema en concreto.

4. Interrogantes: Resolverás con tus propias investigaciones interrogantes musicales que siempre te has preguntado y seguramente te quedarás con ganas de más, ¡mucho más!.

5. Pensar . Descubrirás que la música no es sólo lo que escuchas, sino también lo que piensas. A través de nuestra historia musical comprobarás que  el hombre (y mujer) no se dedicaba solo a componer, también a pensar y reflexionar sobre la música y nuestra historia sonora.

6. Analizar. Con esto hallarás respuestas a preguntas como ¿Qué hace una nota como tú en una partitura como esta?

7. Desarrollar tu carrera profesional. Vale, el futuro de un musicólogo es bastante negro y no se rifarán las empresas por contratarte. Si te especializas con un máster y trabajas en las diferentes becas relacionadas en música en empresa privada mientras estudias, puedes llevarte muy gratas sorpresas. Ah  ¡aprende inglés! ¡Un musicólogo sin inglés es como un jardín sin flores!

8. ¡Quiero ser investigador!. ¿Has descubierto un tema que te apasiona y quieres saber más de lo que llegaste a imaginar? Quizá la investigación sea tu salida, pero para ello te recomiendo al escoger la universidad dónde estudies que te informes de sus líneas de investigación si tienes pensado optar a una beca para el departamento. Por ejemplo, en la Universidad Autónoma de Madrid, Cervantes y Quijote en la Música. Para realizar tu tesis, lo ideal es que estés becado, así que para llegar a este punto… A darle duro con el estudio, colabora con los departamentos ya que si no, de beca nanai y será un poco difícil costearlo de tu bolsillo.

9. Continuidad. Para los que somos más mayorcitos y ya tenemos una carrera profesional,  estudios terminados y tenemos ganas de dar un punto “fashion” a nuestra  formación académica, la especialización es un plus. Siempre recomiendo el Máster en Musicología si no quieres estar 4 años, así como para los musicólogos de grado les recomiendo un máster que les especialice. Un grado de musicología sin experiencia laboral, lo tiene bastante difícil para salir al mercado del trabajo, lo importante no es lo que estudies sino cómo y qué haces mientras estudias.

10. Opositar, educacion, conservatorio. Si te gusta la docencia y te gustaría dar clases de música en Secundaria, esta es tu carrera ! Pero no olvides hacer el Máster en Secundaria cuando termines tus estudios. Respecto al conservatorio, no hace falta decir que es complemento perfecto si queréis iniciar estudios universitarios. Aunque dejo una nota: Musicología y conservatorio nunca han estado muy cohesionadas, más bien ha ido cada una por su lado a pesar de que muchos de los que hemos estudiado la carrera, somos interpretes de instrumento. Antiguamente, cuando yo estudiaba la licenciatura (no grado)  equivalía al Superior del Conservatorio. Más información de Conservatorios y Educación aquí (Imprescindible labor de Jose Luis Miralles)

11.  Mola mucho. Pues sí, seguro que al comienzo del primer curso, habrá asignaturas que te parecerán un plastón, pero con el paso del tiempo aprenderás a entender la música en su contextos y aunque haya momentos en los cuales parezca que te vaya a explotar la cabeza con tantos trabajos y exámenes, resulta que al final echarás la vista atrás y desearás aprender tantas cosas de nuevo. ¡Yo quiero volver a estudiar musicología!

Diario de una Musicóloga

Como veis no son pocas las razones positivas. Si estudias con cabeza, siendo un alumno activo puedes tener muchas satisfacciones. Un alumno pasivo, quizá encuentre desazón al terminar la carrera ya que será aprendiz de mucho pero maestro de nada. Quizá debido al mercado laboral la carrera requiera un doble esfuerzo y una gran implicación, pero eso ya depende de nuestros sueños y de las ganas que tengamos de conseguirlos o por lo menos intentarlo.

¡Hasta el próximo artículo y mucha suerte para los que esteis de exámenes!

 

Si te han gustado mis razones para estudiar musicología puedes compartir este artículo, y si no te apetece compartir, no pasa nada, ¡nos leemos muy pronto!:-)

 

 

Lo confieso: ¡Yo también garabateé los libros del conservatorio!

¡Hola! Qué poco tiempo ha pasado desde mi última entrada, pero no me he podido resistir el compartir con vosotros unas cositas que he encontrado por casa. 🙂 Buscando unos papeles que necesitaba he encontrado algunos de los libros que utilicé en el conservatorio )entre otras cosas dignas de la arqueología musical más profunda). Siempre he sido de pintarrajear las cosas, pero hoy quiero compartir con vosotros algunas de ellas 🙂

1) La arpista Malota

arpista malota

 

Igual que en un libro de historia de pinta bigote al rey de turno, aquí se realiza lo mismo con alguna figura que saliera, que por la naturaleza del estudio musical, no abundaban. ¡Lápiz va!

 

2) ¿En que tonalidad está? Ay, no lo se ¡yo quiero jugar!

2015-02-14 (2)

 

Quizá en esta clase de entonación, mi mente tenía ganas de salir a jugar.

3) Entre flores y Músicas

2015-02-14 (1)

 

Este libro en concreto pertenecía a la clase de Ritmo. Un pentagrama sin ninguna anotación, es un pentagrama sin más pero uno con abundante trazo de grafito..¡Puede ser la bomba!. Es habitual que estén repletos de anotaciones para no olvidar lo que se aprende en clase siendo el equivalente musical a tomar apuntes aunque, bueno, las flores hacen de elemento decorativo para hacer más acogedora esta página.

4) Decorando el libro de Ritmo y Lectura 4

2015-02-14

 

Qué sosos algunos libros de Real Musical, menos mal que llego yo y le doy un toque de glamour con mis famosos “perdigones” . Mucho mejor, ¿no?

 

Estos son solo algunos de mis cientos dibujillos, que aún hoy día de vez en cuando ilustran con mi este blog. Y vosotros ¿También tenéis partituras decoradas? A mi me gusta verlas tan vividas y como si fuera un álbum de fotos, disfruto reencontrándome con  ellas. 🙂

¡Hasta el próximo artículo!

Si os ha gustado esta entrada, ya sabéis.. ¡ a compartir! Y  os ha molado lo que no está escrito podéis votarme en los Premios20Blogs . Aquí os lo explico 🙂

1) Entra  aquí y regístrate en el Diario 20 Minutos

2) Después entra en mi ficha y da el voto, aparecerá entonces un letrero verde de voto recibido. 🙂(Las estrellitas no cuentan como voto)

También puedes entrar en mi ficha directamente y registrarte en la barra superior haciendo clik en registro.  Gracias, gracias y más gracias 🙂