Ya estoy de nuevo por aquí ¡Novedades! Sugerencias para nuevos artículos en el blog

¡Hola musiqueros!

Ya estoy aquí de nuevo, he estado un poco ocupada, nada, cosillas. El 28 de Octubre de 2016 fui mamá de un precioso niño llamado Daniel. Dani vino un poco como su madre, a lo destroyer, pero después del susto inicial nuestro peque se recupera y está genial. Por otro orden de cosas, me ha dado tiempo a publicar dos libritos de ilustración infantil en Amazon, ya véis, tanto tiempo hablando de perseguir vuestros sueños que yo también me he lanzado a cumplir los míos. Después os explico un poco pero podéis informaros en el banner en la columna a la derecha.

A pesar de esta ausencia, el blog ha estado completamente vivo ¡siempre lo está! Muchas gracias por las visitas, por los comentarios que vais dejando en los post así también los que siempre tenéis preguntas para hacerme. Os procuro contestar a todos, así que si me ha quedado alguna pregunta sin resolver por el correo (creo que en los post ya los he contestado todos), escribidme de nuevo porque se me habrá quedado traspapelada ya que son muchas las consultas que voy recibiendo a lo largo de la semana.  En esta nueva etapa he decidido cambiar un poco la fisonomía del blog ya que estaba un poco anticuada, y la verdad esas fotos con esa calidad de imagen “full HD” no le hacía ningún favor. Colores claros !un poquito más de luz¡ He añadido también una pestaña nueva de “Mis cuentos ilustrados dónde podéis encontrar información sobre mis libros ilustrados de Osito Dani. (para peques de 3 a 5 añitos con sus pinta y coloreas).

Por último, estoy pensando nuevos temas para escribir sobre musicología, me gustaría ver en comentarios vuestras sugerencias: Por lo pronto tengo en la cabeza y ahora que vamos acabando curso postear algo relativo a los grados de  musicología curso 2017 y después algunos artículos dedicado a bebés y el aprendizaje de música (qué sorpresa!) … y por supuesto, quiero hablar de “Despacito” de Luis Fonsi, hace unos días hice la reducción a piano y estuve pensando en los elementos que la hace justa ganadora del título canción del verano y porqué gusta tanto a nivel global. Por otra parte si queréis evitar que hable de este tema ya sabéis, sugerid!

Y ahora el momento que todos estábais esperando y que me hace mucha ilusión compartir con vosotros; Os presento a mi hijo Daniel 😀

Jolín mamá ¡Qué yo lo que quiero es tocar la batería!

Un besote muy grande para todos los que me seguís y a los que no también ¡Que hoy estoy de buen un humor ¡nueva temporada!

 

 

 

¡Si buen músico quieres ser, técnica tendrás que aprender!

¡Hola! ¿Qué tal? Esta semana he empezado uno de mis propósitos de año nuevo, que en un alarde de originalidad consiste en ponerme a dieta y hacer deporte  ¿Cómo lleváis los vuestros? ¿Sois un poco más musicales? ¿Alguno ha dejado de fumar?  Yo por lo pronto sigo pesando lo mismo, así que ya os contaré la semana que viene.

Hoy os quiero hablar de un elemento muy importante a la hora de tocar un instrumento musical. Seguro que los musiqueros ya intuyen : Pues sí ¡La técnica!.

Detrás de la práctica de un instrumento hay horas y horas dedicadas a la técnica, ¿Pero cómo se adquiere? Pues que nadie se apure que yo os o cuento ¿Os acordáis de los cuadernillos Rubio? ¡Ah, qué tiempos! Además de volvernos muy sabios con grandes hits como Mi mamá me mima o La casa amarilla es bonita, hacía que nuestra caligrafía fuera cada vez más espléndida gracias a escribir frases con grafías cada vez más complicadas. En música pasa lo mismo, además de los libros de didáctica musical con la que aprenden nuestros peques, hay obras clásicas que fueron escritas con el propósito de adquirir más destreza y técnica con el instrumento pero aunque los tratados musicales han existido durante toda la historia de la música como forma para perpetuar nuestro legado musical (especialmente deliciosos los tratados de “como tañer….”) me voy a detener en un compositor, que para mi, es un referente en la adquisición de técnica pianística moderna se refiere; Carl Czerny (1791-1857) .

Compuso muchos estudios para piano, ¿pero sabéis? Cada estudio tiene su particularidad: Triadas, algunos donde se refuerza la mano izquierda, otros para perfeccionar el paso del pulgar con perfectas digitaciones…. ¡Un máquina! Nada se le escapaba a este hombre, hilaba tan fino y conocía de tal forma el instrumento de tecla que hoy día, raro es el pianista que no haya sufrido  practicado con uno de sus libros en el conservatorio. Los libros de Czerny son algo así como tu propio entrenador en casa, escoges el área que quieras trabajar así como la dificultad y ¡hale! ya tienes tu tabla para practicar sólo que en música, muy fácil y accesible, con diferentes dificultades pero muy variada a la hora de ejercitar determinadas técnicas. La obra de Czerny  está compuesta por más de 800 opus  casi todas dedicados a la práctica de la técnica, una producción musical que sirve aún hoy día como  entrenamiento para futuros pianistas ¡pero con mesura, estudiar no significa encorsetarse!.  Para los que os estáis adentrando en la música no penséis que os estoy hablando de alguien inaccesible porque su producción musical consta desde lo más básico a lo más complejo.

Aquí os paso uno de los libros de Czerny para adquisición de técnica pianística (que no aprendizaje, ojo,  lo de la Didáctica y pedagogía lo dejamos a KodalyBartok o a Carl Orff y sus metodologías)

https://ia700601.us.archive.org/27/items/imslp-exercises-for-beginners-op599-czerny-carl/PMLP08821-Practical_Method_for_Beginners.pdf

Si os iniciáis en el piano, puede ser muy útil con ejercicios sencillos y muy fáciles que se pueden practicar a diferentes velocidades. En este artículo debería ir una foto de como tengo mi libro de Czerny, pero como ahora mismo me encuentro en Madrid y el libro lo tengo en Córdoba os pongo una foto similar para poner mi inevitable rúbrica musical.

P1520710 (1)
No es mi libro de Czerny pero ponedle unos pentagramas y luce igual

 

¡Hasta el próximo artículo!

 

 

Si os ha gustado este pensamiento musical os animo a compartirlo en vuestras redes favoritas 🙂 Por otra parte ya sabéis lo que toca: primero daros las gracias por vuestros votos en los Premios 20 Blogs ¡Voy la segunda en la categoría musical! ¡Ah! ¿Que aún no me has votado? ¿Pues a que esperas? Aquí te digo como! 🙂

1) Os registráis en el Diario 20 Minutos en este enlace (Si hacéis el registro por Twitter o Facebook es automático. Mucho más fácil y rápido):

http://www.20minutos.es/usuarios/registro/

2) Una vez registrados entráis en mi ficha y votáis mi blog. (¡las estrellitas no valen!)
http://lablogoteca.20minutos.es/diario-de-una-musicolog…/0/…

Si habéis entrado en la página con vuestro usuario le dáis a votar este blog en un recuadro azul y atomáticamente os saldrá verde. Y a mí me saldrá la cara de contenta aunque no la veaís 🙂

¡Muchas gracias musiqueros! ¡Vaya contentura que llevo encima!

Lo confieso: ¡Yo también garabateé los libros del conservatorio!

¡Hola! Qué poco tiempo ha pasado desde mi última entrada, pero no me he podido resistir el compartir con vosotros unas cositas que he encontrado por casa. 🙂 Buscando unos papeles que necesitaba he encontrado algunos de los libros que utilicé en el conservatorio )entre otras cosas dignas de la arqueología musical más profunda). Siempre he sido de pintarrajear las cosas, pero hoy quiero compartir con vosotros algunas de ellas 🙂

1) La arpista Malota

arpista malota

 

Igual que en un libro de historia de pinta bigote al rey de turno, aquí se realiza lo mismo con alguna figura que saliera, que por la naturaleza del estudio musical, no abundaban. ¡Lápiz va!

 

2) ¿En que tonalidad está? Ay, no lo se ¡yo quiero jugar!

2015-02-14 (2)

 

Quizá en esta clase de entonación, mi mente tenía ganas de salir a jugar.

3) Entre flores y Músicas

2015-02-14 (1)

 

Este libro en concreto pertenecía a la clase de Ritmo. Un pentagrama sin ninguna anotación, es un pentagrama sin más pero uno con abundante trazo de grafito..¡Puede ser la bomba!. Es habitual que estén repletos de anotaciones para no olvidar lo que se aprende en clase siendo el equivalente musical a tomar apuntes aunque, bueno, las flores hacen de elemento decorativo para hacer más acogedora esta página.

4) Decorando el libro de Ritmo y Lectura 4

2015-02-14

 

Qué sosos algunos libros de Real Musical, menos mal que llego yo y le doy un toque de glamour con mis famosos “perdigones” . Mucho mejor, ¿no?

 

Estos son solo algunos de mis cientos dibujillos, que aún hoy día de vez en cuando ilustran con mi este blog. Y vosotros ¿También tenéis partituras decoradas? A mi me gusta verlas tan vividas y como si fuera un álbum de fotos, disfruto reencontrándome con  ellas. 🙂

¡Hasta el próximo artículo!

Si os ha gustado esta entrada, ya sabéis.. ¡ a compartir! Y  os ha molado lo que no está escrito podéis votarme en los Premios20Blogs . Aquí os lo explico 🙂

1) Entra  aquí y regístrate en el Diario 20 Minutos

2) Después entra en mi ficha y da el voto, aparecerá entonces un letrero verde de voto recibido. 🙂(Las estrellitas no cuentan como voto)

También puedes entrar en mi ficha directamente y registrarte en la barra superior haciendo clik en registro.  Gracias, gracias y más gracias 🙂

10 Cosas que pasan y odias cuando eres músico

¡Hola! Aquí estoy de nuevo, ¿Qué tal este sabadete friolero? Aquí sin novedad, frío, frío, frío…. y frío. Así que hoy voy a combatir estas temperaturas gélidas con aquellas cosas que nos dan rabia cuando tocamos un instrumento musical que nos hacen ponernos “coloraos”. ¿Queréis ver mi TopTen?

¡Vamos allá!

1)  Cortarollos.

Cuando eres pianista como yo, estar en un momento álgido interpretando una obra con partitura y como no te la sabes de memoria, hacer un apaño con la mano izquierda para pasar de hoja con la derecha. Y esto es a lo que se llama venirse abajo.

2) Für Elise (Para Elisa o “Paralisa” para los amigos)

A veces pienso que sería de un pianista si no supiera tocarla. Sería algo así como que cada vez que un pianista dice que no sabe tocar esta obra, muere un gatito.

Nota: En ocasiones la más demandada es el Tema Central de la BSO “El Piano”

3) ¿Sabes tocar la de ….? 

Hay 3 opciones, que sea la Para Elisa, que sea otra “ que me sé” o que no tenga idea de la obra en cuestión.  Normalmente es la tercera opción, aunque os confesaré una cosa: los músicos tenemos preparado nuestro pequeño repertorio “five stars” para esas ocasiones. ¡Y es total! ¡Éxito de público y Crítica!

4)  Que te tu pareja o tu madre piense…. ¡Qué desastre! Y te ordenen las partituras cuando estás fuera.

Lo reconozco, soy de las que cuando estoy tocando hago mi propia selección del repertorio musical que quiero tocar, en mi caso tengo multitud de anotaciones para las reducciones que hago de canciones que me gustan, así que toco rodeada de folios, algunos por el suelo, otros sobre el piano y otro sobre la mesa a mi derecha. Parece que no, pero reconozco cada estrato, cada enmienda, cada arruga  y ordenarlo o cambiarlo de lugar significa quedarme con obras a medias durante un tiempo….

2015-02-07
Este es mi cajón musical. ¡Yo lo veo muy bien! Las puedo encontrar… ¡Y sin GPS!

 

5) “Toca y canta muy bien, ¡venga, venga, toca, toca, toca, toca algooo!”

Incluso la música tiene su momento. No siempre apetece tocar para las visitas, puedes estar con una resaca del quince, con la paella aún en la boca o que directamente no tienes la cabeza en MODE MUSIC ON. Menos mal que para esos momentos siempre nos quedará el “Para Elisa” ¡Gracias Beethoven!

6) Tocar un instrumento en mal estado. (sí, me refiero a música)

A veces pasa que en el lugar más insospechado encuentro un piano. Se me ilumina la cara, voy a tocar… y.. ¡Oh sorpresa! Resulta que su interior tiene más moho que un queso Roquefort por lo que el momentazo músical se va al traste. ¡Es un piano de adorno! Que levante la mano a quien no le haya pasado.

7) Sentirse excluido. Lo que no te han contado de una Jam Session

¡Bien! ¡Sesión musical improvisada en un lugar inesperado! Imaginaos que este gran momento ocurre en un parque y eres pianista…¡Oh, Wait….!

8) ¿Hola? ¿Hay alguien ahí?

Igual que hay veces en las cuales no apetece tocar para las visitas puede pasar que los hados de la inspiración llaman a tu puerta. Te lo curras, haces una interpretación de lujo y al terminar ves que la gente que te estaba escuchando les ha dado por tomarte como música ambiental mientras charla o que igual les ha surgido una llamada y han salido de la habitación. Terminas, levantas las manos del piano y… ¿hola? No es un drama, ¿Y lo bien que te lo has pasado? En esos momentos te das cuenta que a veces te gustaría ser guitarrista para tocar de frente y no de espaldas.

9) ¡Quiero aprender!

Siempre hay gente que quiere aprender pero que lo dice a la ligera, así que de forma improvisada das pequeña clase introductoria pero lamentablemente esto no es Matrix, el saber musical no es un poder divino que se adquiere nada más sentarse al piano, así que notas la carita de desilusión y seguidamente ¡A otra cosa mariposa!

keanureeves
¡Por favor! ¡Quiero aprender a tocar!¡Necesito una de Para Elisa pa este Lunes!

 

10)  Olvidarse la partitura en un ensayo o los libros del conservatorio

¡Drama! Si hay un momento tenso en mi experiencia musical es aquel en el cual se nos olvida la partitura, y ( sobre todo en coros y clases de conservatorio),  tienes que compartirla con un compañero con el que no tienes mucha confianza. Seguidamente se produce una especie de lucha de la fuerza, el dueño va tirando para así las hojas o el libro en cuestión y ves que la fuerza no te acompaña- ¡Oh Yoda, qué debo hacer! Aunque algo peor es que no se te olvide una, sino dos veces. ¡MusicDrama!

 

Y estas son las 10 cosas que suelen suceder y que pocas veces contamos, pequeñas cosas que en el fondo nos ponen de los nerios, pero que  no hacen más que reafirmar nuestro amor por la música.   Y ahora os toca a vosotros, ¿Qué cosas os molestan en el ámbito musical? Ya sabéis las mías ¿Cuáles son las vuestras?

¡Hasta el Próximo Artículo!

mi piano
A pesar de todo, está ordenadito… (después de mostrar mi cajón desastre me sentía en deuda)

 

 

Si os ha gustado el artículo ya sabéis, a compartir en los botoncillos de más abajo. Quiero aprovechar también para agradecer a todos los que me estáis votando para el Premio 20 Blogs  por la mejor bitácora en la categoría de música. ¿Pero cómo? ¿Qué aún no me has votado y ardes en deseos de hacerlo? ¡Aquí estoy yo para ayudar! Solo tienes que entrar aquí y registrarte en el Diario 20 Minutos y después entrar en mi ficha y dar el voto, aparecerá entonces un letrero verde de voto recibido. 🙂 (Las estrellitas no cuentan como voto) También puedes entrar en mi ficha directamente y registrarte en la barra superior haciendo clik en registro. ¡Gracias musiqueros!

 

 

 

 

Mis instrumentos y yo.

Mis instrumentos y yo.

Es muy difícil explicar el vínculo que se establece entre el interprete y su instrumento porque cada uno lo vivimos de forma diferente. Aquí os presento a los instrumentos que tengo en Madrid y que me hacen sentir inmensamente feliz cuando los toco aunque  me estoy  iniciando con la guitarra y es más hacer callo que otra cosa.
En casa de mis padres está EL PIANO (el de mi foto de perfil) que es el que tengo desde hace 20 años, y me ha acompañado poniéndo música a diferentes etapas de mi vida.