¿Qué debo estudiar para ser luthier? Pistas introducirse en el mundo de la luthería.

¡Hola musiqueros!

¿Qué tal la cuesta de Enero? La mía en cuesta pero con novedades interesantes que os iré contando. Como sabéis, en este blog tocamos temas principalmente musicológicos y a nivel docente llevo  recomendando y analizando los itinerarios de la carrera de musicología desde el año 2013. Hace unos días me puse a pensar en una disciplina desconocida por muchos pero también muy admirada. ¿Quién no ha deseado nunca por un instante ser luthier?

Luthier trabajando (Foto: ABC)

Un luthier es la persona que construye y repara instrumentos musicales, principalmente de cuerda frotada y pulsada. ¿Os suena Antonio Stradivarius? Efectivamente, podría ser el luthier más universal y el que os puede hacer una idea de las dimensiones de este oficio relacionado con el arte, la carpintería, la música y la física entre otros. Tradicionalmente el oficio de luthier se ha transmitido de generación en generación, ya que no existen unos estudios reglados para ello. Pero ¿Qué pasa si queremos ser luthier y no tenemos la oportunidad de trabajar con grandes maestros luthiers desde el comienzo? ¡No os preocupéis! Aquí estoy para aportar un poco de luz.

Curiosamente la luthería se encuentra entre el catálogo de profesiones pero no existen estudios reglados asociados a ellos. Esto es, que no hay una titulación oficial reconocida aunque si muchísimos cursos de especialización con grandes maestros luthiers. Entonces ¿En dónde se estudia desde cero? Sí, en España contamos con un centro especializado de luthería integrado en el Conservatorio Juan Crisóstomo de Arriaga el cuál está regulado en el Boletín Oficial de País Vasco lo que implica que además su precio también lo está . Como ya he dicho anteriormente realizar este curso no implica un título oficial pero si las credenciales necesarias para acceder a los certificados de profesionalidad que correspondan.

Esta formación tiene una duración de tres años en la cuál:

  • Se construirán dos violines, una viola y un violonchelo.
  • Se aprenderán técnicas de barnizado y acabado de instrumentos.
  • Acústica, mantenimiento, reparación de instrumento son algunos de los contenidos principales.
  • Se realizarán periodos de prácticas en talleres de luthería adscritos.
  • Horas teórico prácticas: 3000 horas.

Vale, esto está muy bien… pero seguro que algunos estáis tensos y tenéis dos preguntas principales: ¿Qué requisitos de acceso hay?¿Cuánto cuesta? Bien, ¡veamos!

  • Como las plazas son muy reducidas, (8), se accede mediante requisitos académicos consistentes en tener título de Bachiller o prueba +25 de la universidad y en caso contrario superar una prueba de conocimientos generales. Respecto a los musicales se requiere el título o grado elemental de conservatorio. En caso de no poseerlo se realizará una prueba equivalente para comprobar los conocimientos musicales del alumno.
  • Aprobar las tres pruebas que proporcionará el centro consistentes en: Dibujo artístico, un trabajo en madera y un comentario escrito.
  • Precios: Unos 900 euros por curso + otros gastos relacionados.

Personalmente el precio me ha sorprendido ya que me ha parecido muy ajustado si corresponde con los itinerarios. Además, en la red todos los caminos remiten a a esta escuela por lo que me parece una buen comienzo si no es posible acceder a un taller de primeras. ¡Es un excelente punto de partida! Si alguno conocéis las escuela os animo a compartir vuestras impresiones ya que estoy segura que serán muy bien recibidas! Tiene muy buena pinta 🙂

Para terminar os dejo links interesantes que pueden servir de ayuda:

Asociación Española de Luthiers y Arqueteros Profesionales (AELAP)

Luthieres Contemporáneos de España (LuCe)

Lista Luthiers de Guitarras Espana

Lista Luthiers de Violines Espana

Luthiers | Deviolines

Bele – Escuela Vasca de Luthería

Muslyramus – Escuela de Violeros de Zaragoza | Escuela de Violeros …

ACTUALIZACIÓN JUNIO 2018

Actualizo porque acabo de leer que en Zaragoza se ofertan plazas en Muslyramus, escuela de violeros en el que ofertan cursos de 800 y 400 horas y otros cursos de introducción desde 2015.  En concreto trabajan la construcción de instrumentos de cuerda: Guitarra española, vihuela de mano, vihuela de arco, guitarra barroca, viola da gamba, laúd renacentista y arpas ibéricas. En la imagen tenéis toda la información necesaria para inscribiros en el curso 2018/19.

 

¡Hasta el próximo artículo!

Si te ha gustado ¡Comparte! Si no te ha gustado, ¡No compartas!  (qué gracia tengo…..emm… no)

 

El secreto del Piano: Bartolomeo Cristofori Igual que el secreto está en la masa, para un piano el secreto está en la caja." >

El secreto del Piano: Bartolomeo Cristofori Igual que el secreto está en la masa, para un piano el secreto está en la caja.

Hola! Feliz inicio de semana. Yo he pasado un puente que ha sido una maravilla y que me ha hecho desconectar de todo ¡Tomaaaa!

Hoy al iniciar el ordenador me he encontrado con el doodle de Google que conmemora el 360º cumple de Bartolomeo Cristofori (1655-1755). así que he decidido dedicarle unas palabritas. Si sois pianistas seguramente sabréis de quien estoy hablando, así que para los que no lo conocéis .. ¡os presento a Bartolomeo, el inventor del piano moderno! ¿Pero es que antes había pianos antiguos? ¡No! Antes del piano, también había instrumentos de tecla primos hermanos de éste, como el  clave, por ejemplo que se caracterizaban por un sonido más metálico y la ausencia de matices pero no alarmadse, que este hecho era suplido por una exquisita ornamentación de las notas. El sonido de estos instrumentos   se apagaba cuando su mecanismo dejaba de pulsar la tecla (algo así como un pellizco musical), limitando la gran riqueza sonora que posee un instrumento de cuerda, así que Bartolomeo ideó un sistema en el cuál el sonido permanecía aunque la tecla dejara de accionarse. Así en un piano, un blandito macillo da el golpe a la cuerda gracias a una palanca activada por la tecla y vuelve a su posición inicial sin apagar el sonido de una forma brusca por lo que el sistema de palancas,macillos y apagadores hace que la música adquiera mucha más riqueza según la forma de tocar el instrumento, con golpes de tecla más bruscos u otros más densos regulando el peso con el cuerpo, elemento crucial en la dinámica del sonido. Debido a que el nuevo instrumento dotaba al sonido de una nueva (y buscada) intensidad, Bartolomeo lo bautizó como Pianoforte Pero claro, Roma no se hizo en un día y el piano  tampoco, así que posteriormente se le fueron añadiendo pequeñas modificaciones hasta que al mediados del S: XIX diera lugar al PIANO con todas sus letras, tal como lo conocemos hoy día.

Personalmente, pensando sobre la evolución del instrumento de tecla y sin desmerecer ninguno de ellos, ¿Pensáis que el piano fue una evolución lógica del instrumento de los instrumentos de cuerda pulsada? Actualmente, no hay una producción significativa para estos instrumentos pero sí encomiables labores de investigación sobre su historia y sus sonidos por parte de estudiosos e interpretes, ya que no nos queda testimonio auditivo de los mismos, pero sí la música escrita para estos instrumentos por parte de los grandes compositores de nuestra historia. La música para clave, cuyo momento culmen llegó en el barroco fue poco a poco cayendo en desuso, con la aparición del Pianoforte de Cristofori,  sus posteriores modificaciones y la revolución que provocó (porque el pianoforte era de modernos) hizo que se introdujera en los hogares en el S. XIX (cual tele en el S. XX) como un completo instrumento que acompañaba  la vida familiar de la gente de época. Si en el Barroco la música era un bien exclusivo de la corte, en el romanticismo ésta pasa a dar el protagonismo al propio compositor, provocando una revolución en lo que a edición de partituras se refiere. Como podría pasar actualmente con las discográficas, fueron los editores de partituras quienes en aquella época se hicieron con un gran negocio musical. Si ahora es motivo de  orgullo y felicidad publicar un disco, imaginad entonces la alegría y satisfacción del propio compositor el saber que su música editada para piano se pudiera escuchar en cualquier hogar de Europa o América.  Sí, el S. XIX fué una revolución en muchos ámbitos, también para la música que pasó a ser más universal, pero también más íntima y libre en una reivindicación del yo musical.

En definitiva, ¡Qué muchas gracias Bartolomeo!

IMG_20150504_205754
Gracias Bartolomeo! Menos mal que en mi apellido falta una O! Copyright: ¡Yo misma!

¡Hasta el próximo artículo!

 

¡Si te ha gustado esta entrada, puedes compartirlas en tus redes sociales favoritas y si no te ha gustado, pues nada, tómate una cervecita a mi salud!