La importancia del Pensamiento Musical

¿Cómo suena verdad? Pensamiento musical.  Como habréis observado, me gusta mucho esta rama de musicología referente al Pensamiento Musical, quizá el lugar donde algunos musicólogos podemos sentirnos más cómodos.  Siempre os animo a pensar en música, porque con perspectiva igual que en la vida, todo se ve mejor.

El Pensamiento musical nos ha acompañado desde que la historia ha tomado consciencia de la música ¿Cómo nos relacionamos con ella? ¿Qué representa para nosotros?  Estos pensamientos no solo se han centrado en la música, también es algo que sucede en otras disciplinas artísticas provocando un sinfín de controversias y argumentaciones a favor un arte en concreto en detrimento de otro . Este hecho está directamente entroncado con la estética del arte.  Quizá parezca una discusión un tanto vacua pero el pensamiento y la reflexión sobre la música en si ha hecho posible no hacer de la música algo estático que ejerza de un sencillo adorno.

El Pensamiento Musical se manifiesta desde la Antigua Grecia con Platón y Pitágoras, pasando por la Edad media con Boecio y Franco de Colonia por citar algunos. Increible el Renacimiento, con la teoría de los afectos, la Camerata de los Bardi, Zarlino, la teoría de las esferas y la recuperación del equilibrio clásico de la Antigua Grecia. De allí nos vamos al Barroco y el Clasicismo con la ilustración: La aparición del enciclopedismo, divergencias sobre interpretaciones y la forma, Gluck y su pensamiento de su ideal musical que presentó precedentes. En el romanticismo la filosofía se mezcla con la estética de la música, con más fuerza. Es la época de Schopenhauer, Nietzsche inevitablemente unido a la figura de Wagner. Pensamiento musical en estado puro, música casi desnuda con la palabra. En el S. XX en adelante la música se  vuelve tridimensional siendo también un manifiesto del pensamiento venidero en el que la música se vuelve contextual: Las valiosas reflexiones de  Theodor Adorno, Claude Lévi-Strauss, John Cage,.. y…. ¡¡¡ son solo unas pinceladas rápidas en las que me dejo a verdaderos grandes) !!

Como veis, la historia es también pensar la música con la palabra: Buscando recovecos, respuestas y más preguntas sobre aquello que aún  a día de hoy no encontramos una definición clara. El Pensamiento musical hace que la música se sienta viva  sin necesidad de emitir una sola nota siendo este estado también música en estado puro: Intensa y envuelta en un torbellino de emociones. Son muchas las personas que han reflexionado sobre la praxis musical y gracias a ello, podemos entender un poco más sus contextos y las formas  de vivir la música…. ¿Os habéis dado cuenta? El pensamiento musical nos ayuda a reconstruir una época, pero no solo eso, también la música. Las diatribas y discusiones del pasado consistentes en que  si tal obra se tuviera que interpretar de esta manera u otra, las viejas rencillas entre músicos y escuelas rivales… nos dan tremendas pistas para  traer los sonidos del pasado de la forma más rigurosa posible a la sala de conciertos. Sabemos que esto es  la música, pero para mi, es magia en mis oidos.

Para terminar, os recomiendo este libro de John Blacking en el que reflexiona sobre la musicalidad del hombre, los contextos y la musica más allá del etnocentrismo…. y no quiero contar mucho más porque quiero que lo descubráis vosotros 🙂

Hay musica en el hombre? / How Musical is Man?
John Blacking,
Alianza Editorial (2006)

Como siempre recordaros que sigo buscando proyectos musicales 2.0 para #Umusical.   Los que queráis participar podéis mandar un correo a diariodeunamusicologa@gmail.com , contactar vía Twitter @sory o …. ¡¡tachán!! en Facebook.

Sí, Diario de Una Musicóloga ya está por allí, así que podéis darle al megusta (si queréis, claro)  para estar al tanto de las novedades en el lateral derecho del blog o entrar aquí :

https://www.facebook.com/diariodeunamusicologa

¡¡ Os espero !! 🙂

¿Por qué hay música que perdura en el tiempo?

¿Nos recordará alguien dentro de 200 años? ¿Mis post-it de trazo cubista pasarán a la historia formando parte del imaginario colectivo? ( Esto… probablente no. ) y  hablando en música ¿Quién decide lo que pasa a la historia? ¿Por qué escuchamos lo que escuchamos de épocas pasadas?

Son sencillas preguntas enmarcadas en el campo de la historiografía musical  que requieren de un espacio para la reflexión. ¿Por qué algunos compositores tienen la categoría de  genios mientras otros pasan de puntillas ante nuestros oidos? ¿Qué es lo que hace de su  música  algo excepcional que no podemos dejar de tatarearla? Johann Sebastian Bach (1685-1750), por ejemplo, no fue un ídolo de masas en su época pero si un reconocido intérprete gozando su hijo Carl Philipp Emanuel Bach (1714-1788)  una fama relativa  como compositor superando ampliamente a su padre . Fue el tiempo y la distancia la que hizo ,gracias a que sus hijos conservaron su obra, que la figura  Bach  fuera sumando más adeptos y su música fuera atravesando fronteras.  Su obra, considerada por sus contemporáneos algo  anticuada, hizo que tras el paso de los años , fuera  reconocida por su gran valor  musical y pedagógico. ¡Qué levante la mano quien no haya estudiado preludios y fugas de Bach  con su posterior berrinche! ( y  agradecimiento  años después por haber conocido su obra desde dentro)

bach
Wilhelm Friedemann Bach , hijo mayor de maestro (1710-1784) perdió varias pasiones de Bach para siempre, ¡casi ná!

El tiempo dió la razón a Bach padre pese a que estoy segura de que el no componía pensando en la trascendencia  de su obra: sino en sus alumnos, encargos varios y público afín. Hay cosas que quizá se escapan de nuestro entendimiento porque ¿Y si sus hijos no se hubieran preocupado de salvaguardar su legado musical? (que ya les vale, aún siendo 20 vástagos  se perdió parte de su obra, ¡gracias Wilhelm Friedemann Bach! ) ¿¡Cómo sabemos que estamos dejando caer en el olvido o infravalorando música excepcional? en mi opinión,  la  historia (nuestra historia),  suele dar la razón a a lo que perdura  ya que hay músicas tan grandes que se escapan de nuestro entendimiento  y que en su  escucha producen un sentimiento global  de sobrecogimiento, ¿ no es suficiente evidencia sonora?.  El genio musical puede que sea algo  más grande que la propia música ya que la moldea de tal forma que consigue establecer  un antes y un después en el marco artístico de su época creando  un estilo propio y reconocible.. Para terminar, solo decir que  aunque nos empeñemos en la perfección y el equilibrio armónico lo excepcional es  lo que hace avanzar la  estética de una época.

¿Qué pasará  de 100 años? La verdad es que no lo se, pero abramos oídos a la música ya que somos el conducto de sonidos pasados, presentes y futuros. Que ninguna nota se quede en el limbo fluyendo, como suaves olas en el mar en tierra de nadie.