Reflexiones sobre La flauta dulce en el aula ¿Todavía estás aquí? Flauta dulce sí, pero en compañía.

¡Hola musiqueros!

Hace un tiempo tuve una conversación con una chica de 2º de ESO que  me hizo reflexionar acerca de algo que está sucediendo y las autoridades no quieren ver:

– Buf, pero ¡qué mal se me da tocar la flauta!¡Estoy harta!

– Pero si no te oído tocar en todo lo que llevas de curso.

– No, ¡qué va! Pero si yo estudio leyendo. Yo lo leo y así estudio que me da “verguenza” que se oiga

– ¿?

Amén de que sí, los alumnos tienen motivación cero por la música, pienso que hemos llegado a una situación insostenible en la cual la música es relegada a la última cocacola bebida carbonatada del mundo. Está claro que la música no es sólo es la flauta y se trata de un medio asequible de pintar la música que se escribe. Es decir, es uno de los vehículos para llegar a su comprensión. Y es un vehículo muy viejo, como los buses de línea que los ayuntamientos no quieren renovar por falta (se supone) de fondos.

Pero, ¿desde cuándo tenemos la flauta en las aulas?

Nuestra estilizada amiga se implantó en el sistema educativo español a través Plan de estudios de 1967. La idea era buena, su inclusión estaba basada en el método Orff a modo de complemento. Muy bonita la teoría del método: Agrupaciones instrumentales percusivas de alumnos en el que palabra, música y movimiento pudieran coexistir en armonía. La práctica llevaría a la teoría pero…. la realidad es muy distinta si no se enseña ni aprende en conjunto, y sólo se aplica en parte. ¿tener el volante de un coche es tener un coche? NO. Pues igual en Educación musical.

Un buen planteamiento, ¿verdad? La flauta dulce es versátil, barata y es una forma sencilla de aplicar conocimientos pero … su virtud no es que suenen en la clase 30 flautas sopranos a la vez (¡!) La gracia de la flauta en el aula es complementarla con los demás instrumentos y formar agrupaciones musicales. Si estamos en un aula y queremos aplicar el método Orff ¿Cómo podemos aplicarlo si no disponemos más material o si el poco que hay es un xilófono cada 5 niños si hay suerte?  En mi opinión, se ha incluído el uso de la flauta en el currículo musical como un “must have” desde hace 50 años y con ello estamos fabricando “haters” de la flauta dulce  generación tras generación. El problema no son sólo los sentimientos negativos hacia la flauta, sino que la desidia y aburrimiento que siente el alumnado se traslada al aprendizaje de otros aspectos de la música por lo que resulta complicado en un alumnado poco motivado en general

Actualmente en las facultades de Educación se va trabajando de una forma más puntera añadiendo y actualizando contenidos en detrimento del aprendizaje de la flauta que continúa como si el tiempo no hubiera pasado (incluyendo repertorios en ocasiones anticuados). Paralelamente con el aprendizaje profundo de la flauta soprano, se forma al futuro profesor en la materia de Agrupaciones musicales la cuál se realiza en un aula con instrumentos variados y de gran calidad que engancharían a cualquier alumno  con un mínimo de interés, pero claro, no hay medios ni forma humana de tener un aula de agrupaciones musicales como la de la universidad. Las instituciones, esas que tantas horas nos han quitado  de música, no saben lo que se pierden nuestros  niños y jóvenes que no disfrutarán de lo que es tocar en una agrupación  y sentir esa satisfacción que da poder pensar en música, aunque sólo sea un rato. Y es que no podemos hacer magia ya que por muy motivados que estén los docentes si el alumnado no responde a ciertos estímulos al no disponer de una buena base de aprendizaje musical en todos sus ámbitos, es tiempo en ocasiones perdido.

¿Os acordáis de nuestra querida alumna de 2º ESO? Obviamente aprobó música con un 5. Como docente se me parte el alma, y no sólo por el 5, sino porque probablemente nunca le interesará lo maravillosa que es la música por dentro.

Por cierto, flauta y 2º de la ESO con adolescentes no son elementos que tendrían que estar en una misma frase! ¡Nooooo!

¡Hasta el próximo artículo!

Yo tengo una flauta… y si eres profe de música y estás leyendo esto, ¡Tú también!

Si os ha gustado podéis compartir en vuestras redes sociales! Por otra parte os informo de mi proyecto de cuentos infantiles Osito Dani… aún no ha salido la aventura musical pero tiempo al tiempo! y ya por último….¡ Qué calor que hace!

 

Consejos para volver a estudiar música ¿Quieres engancharte a la música? ¡Yo te digo como!

¡Hola musiqueros!

Muchos de vosotros me escribís al correo y a la página de Facebook para preguntarme vuestras inquietudes acerca de volver a estudiar música de nuevo después de un largo paréntesis por X motivos. Leo en muchos de los mensajes que os da un poco de corte mencionar las nociones musicales que tenéis ya sea en el conservatorio con los primeros cursos o a nivel particular en casa o alguna agrupación para después realizar siempre la misma pregunta ¿ Podré volver a estudiar música?? ¿Podré estudiar musicología? ¿Podré tocar tal instrumento? ¿Apuntarme a un coro? Y la respuesta es la misma: ¡ Sí, sí y si ! (pleno!)

Para ello, he pensado unos cuantos musiconsejos para haceros más fácil la vuelta a la música.

Consejo nº1

Si quieres volver a estudiar música, hazlo sin complejos. Cuando se lleva tiempo sin practicar un instrumento o afianzar los diferentes conocimientos musicales, estos no se olvidan. Se oxidan un poquito así como quien se machacaba en el gimnasio y perdió su musculatura, en música sucede lo mismo: El empezar de cero en mi opinión es un error que hace el camino más largo, lo ideal es autoevaluar para conocer el nivel del que parte (a veces mayor del que se piensa y a partir de ahí reforzar los conocimientos previos que tenemos más asentados y continuar el camino. Parece imposible, pero con constancia se llega en poco tiempo al punto en el que se dejó la música en standby

Consejo nº2 

Redirige tus estudios musicales hacia el lugar donde tu quieras. Si la primera vez lo dejaste por dejadez o aburrimiento ¡no te preocupes!, es algo que suele pasar más a menudo de lo que pensamos ¿O es que crees que los músicos no han pasado sus crisis creativas? A veces es mejor mejor realizar un parón,seguir estudiando de algo que no nos llena. Puede que te encante la guitarra, pero si empezaste con el método erróneo lo más seguro es que ahora no te quieras enfrentar a ella por mucho que lo desees. Pues bueno, ya es hora de empezar ¿no? Si hay algo positivo que tiene la música, son las diferentes formas a las que acceder a ella. Un repertorio que te atraiga y un ritmo adecuado de estudio a tu ritmo de vida hará el resto.

Consejo nº3

El lo dejé porque era muy malo es la excusa nº 73842 que no admito. ¿Malo? noooo, nadie es malo en música, todos los alumnos tienen sus procesos de aprendizaje así que desterrad ese pensamiento tan negativo. Puedes tener más o menos acierto con el oido o que tu voz no suene del todo angelical, pero malo nunca. No hay estudiante malo si lo que más desea es aprender y tiene la fuerza de voluntad y constancia para hacerlo. Lo importante es rodearse de un buen ambiente que anime al aprendizaje. Por eso siempre os animo a buscar recursos en la red y a grandes educadores que siempre estarán dispuestos a ayudar y darnos ánimos si te sientes perdido.

¡Bonus track!

Prohibido pensar….

  • Ya se me pasó el arroz musical
  • Me encanta la música pero no se me da bien
  • Ya no me acuerdo de lo que estudié, ¡paso!
  • No me van a tomar en serio
  • Toco supermal ¡Qué verguenza!
  • Me siento mayor para seguir estudiando.
  • La gente que sabe música son seres de luz *
  • ¡Voy a hacer el ridículo!

*Nota de la autora: No somos serés de luz. La música es producto de estudiar y practicar mucho para después con la destreza necesaria disfrutar lo que no está escrito 🙂

¡Hasta el proximo artículo y adelante, que quiero ver los nuevos musiqueros que están por venir!

Aprender música es más sencillo que encontrar a Wally. Palabrita!
Aprender música es más sencillo que encontrar a Wally. Palabrita!

 

 

¡Espero que os haya gustado esta entrada!. Si es así podéis compartir en vuestras redes sociales en los botones de más aabajo y suscribiros a las actualizaciones del blog!

 

 

Mi arquelogía musical: El metrónomo

¡Hola! ¿Qué tal la semana? A mi se me ha hecho muy larga, durante esta semana he salido a correr después del trabajo pero… ¡Llego agotada a casa y reconozco que cuesta ponerse al piano!

Ayer como casi todos los viernes alternos tocaba viaje a Córdoba, al llegar,  he ido directa al piano y mi madre, muy apañada ella, ha colocado mi viejo metrónomo en la tapa del instrumento. Seguro que muchos habéis visto este artilugio del S. XIX, (e icono ya de la música) en fotos e ilustraciones que trasladan automáticamente a un contexto musical. Metrónomos hay de muchos tipos, electrónicos, online, en forma de app y el clásico e imbatible: ¡de cuerda como el de las cajas de música! Este artilugio nos sirve de cruz de guía a la hora de estudiar una pieza o leer una partitura ya que además de llevar el tempo de forma exacta podemos interpretar la obra de la forma pensada por el compositor gracias a las indicaciones numéricas que se pueden ver en muchas partituras (indicaciones que a veces es motivo de encarnizados debates, pero eso es otra historia y larga) 🙂 ¡Ah el metrónomo! ¡Cuántas veces soñé con su tictac embriagador! El metrónomo sirve para estudiar, y cuadrar pasajes que no hay manera de que salgan para posterior desquicio musical pero no hay nada mejor que una sesión de tictac para deshacer esos compases que se atragantan. Para los que os gustaría leer música, el metrónomo puede ser una herramienta interesante para estudiar la métrica y el ritmo, aunque ¡No hay que abusar! Como profe os dire un secreto:  la mejor herramienta para entender e interiorizar el ritmo somos nosotros mismos (aunque una ayudita siempre viene bien)

+sobre el metrónomo http://mariajesuscamino.com/exe/metronomo/

¿Queréis ver el mío? En exclusiva para este diario os enseño mi viejo Metrónomo interpretando “La cuerda se me ha gastao” basado en el maravilloso tema “Ya no doy pa más y me autojubilo, cansina” Podría comprarme otro, pero esa decoración infantil diseñada por mi misma cuando era una niña me llena de bonitos y musicales recuerdos.

¡Hasta el próximo artículo!

Bonus track

BTPg-7qCUAAfiYp
¡Qué hilarante soy!

 

Si te ha gustado este artículo puedes compartirlo en tus redes sociales favoritas en los botones que hay más abajo. Por otra parte… ¡Sigo participando en los #Premios20Blogs! La votación acaba el día 2 y voy muy bien situadas gracias a vuestros votos, ¿No has votado y quieres ayudarme a dar a conocer mi proyecto? Pues yo te explico como, es rápido, fácil y ¡harás a una musicóloga feliz! 🙂

Os registráis en el Diario 20 Minutos en este enlace (Si hacéis el registro por Twitter o Facebook es automático):  http://www.20minutos.es/usuarios/registro/

2) Una vez registrados entráis en mi ficha y votáis mi blog. (las estrellitas no valen!)
http://lablogoteca.20minutos.es/diario-de-una-musicolog…/0/…

Si habéis entrado en la página con vuestro usuario le dáis a votar este blog en un recuadro azul y atomáticamente os saldrá verde.

¡Muchas gracias!

Una música de mil versiones ¿Cuál es la tuya?

¡Hola! ¿Qué tal? ¿Cómo van vuestros deseos de año nuevo? Espero que viento en popa, sobre todo los musicales. 🙂 Hoy quiero compartir una pequeña reflexión que produce en muchos de mis eternos viajes en metro. Si os preguntara, ¿qué es para tí la música? ¿Qué sientes al cantar, tocar o escuchar? Estoy segura que, aunque parecidas, todas las definiciones serían diferentes pero con un nexo común que aún hoy, no sabemos explicar…. bueno, nosotros no, pero la RAE si (o eso parece)

rae
La RAE, respuestas para todo a golpe de clik. ¡Clik!

A propósito de la reflexión sobre la forma en la que pensamos la música, si hay un ámbito democratizador de la práxis musical, es el de las versiones. Da lo mismo ser el virtuoso del lugar o el rey de las melodías en la ducha, todos tenemos cabida a la hora de vivir  los sonidos que nos gustan, porque entonces, justo en ese momento la música es solo nuestra y de nadie más. Para mostraros ese momento, he escogido un tema mil veces versionado: El canon en Re Mayor de Pachelbel. (porque a mi, además de las versiones, también me gustan los temas con variaciones como esta obra de , soy así de rebundante)

¿Y qué nos encontramos en el submundo de las versiones? ¡¡ Buceemos en el abismo musical!!

1. A veces, no hace falta tocar un instrumento

Este simpático Papá Noel , siente el Canon como nadie y aunque no toque, la intención es lo que cuenta ¡Gracias Santa!

2. ¿No tienes con quien tocar? ¡He aquí la solución!

Este chico se está “Caneando” .Literalmente. Doblarse a uno mismo, es un gusto, sobre todo si sale bien ¡bravo!

3. No seas literal, la música es de los ojos de quien lo ve.

En música, lo literal es relativo. Los sonidos se expanden y contraen haciendo de los sonidos algo nuestro. La música es modificable, diferente y algo enorme si nos dejamos llevar. Este cuarteto hace del Canon un crisol de músicas y lo que es más importante, se lo están pasando genial 🙂

4. Cualquier nivel, si te lo estás pasando bien

Vale, hay virtuosos que inundan Youtube que hacen que no puedas despegar los ojos del video, pero también hay muchas personas que quieren compartir su música. El miedo en música, no sirve, porque independientemente del resultado el disfrute con lo que se está haciendo es lo que cuenta.

5. Y por último, Cualquier momento es bueno para tocar a Pachelbel … o lo que surja!

Este vídeo es un clásico entre todo el material musical referente al famoso Canon en D. La música tiene muchas lecturas y esta es una de ellas, más profunda de lo que parece.

En resumen, como veis da igual el continente, lo importante es el contenido, mientras que en este quede reflejado las ganas y la ilusión. Sonidos distintos, para un mismo sentimiento al que os animo, como siempre, a expresar de la forma que os venga en gana. Porque la música es así, única, casi tanto como nosotros 🙂

¡Hasta el próximo artículo!

¡Yo también alucino con como ha dado mi Canon de sí… y lo sabes!

Si os ha gustado esta entrada  podéis compartirla en los botones que veréis más abajo. 

 Si queréis estar al tanto de las actualizaciones y de #FotoMúsica podéis encontrarme aquí

Twitter.

@sorybp

Y en facebook

https://www.facebook.com/diariodeunamusicologa?ref=hl

Y si tenéis ganas de vintage….

@vintagefoto

Eternos propósitos de año nuevo: Apuntarse al gimnasio, dejar de fumar y ¡aprender música!

¡¡¡ Feliz año nuevo !!! Mis mejores deseos para todos los que os pasáis por este pequeño diario. Gracias por acompañarme todo este tiempo con vuestros comentarios y visitas así como agradeceros la difusión de los diferentes artículos que voy publicando. Por causas laborales no puedo actualizar todo lo que quisiera pero creedme que cuando lo hago me lo paso genial compartiendo mis pensamientos y ocurrencias de esta musicóloga ¿musiqué? ¡Sí, musicóloga  desde el 2010!

Todos los 1 de enero igual, ¿verdad? Afrontamos el nuevo año con los deseos de realizar esas cosillas que tenemos pendientes. Para unos, el gimnasi, y para otros el dejar de fumar (ooops ¡me incluyo!)  entre otros pequeños proyectos. La música de una forma u otra siempre forma parte de las listas de año nuevo ¿Forma parte de la vuestra? ¿Sí? Pues venga, que este año si que si.

AÑO NUEVO. MÚSICA NUEVA. 

¡Consejos para pensar en música más allá del mes de enero!

1) Elegir el tipo de Música que queréis: Si optáis por la academia o por un profe no vayáis con el típico  “Quiero aprender música o un instrumento”. Vale, eso está muy bien pero… ¿Para qué lo quieres aprender? Si queréis aprender la guitarra por ejemplo, no es lo mismo decir “quiero aprender a tocar la guitarra para ser la estrella de los guateques” que “quiero aprender a tocar la guitarra porque soy un admirador de la obra de Albeniz y me gustaría tocar algo adaptado a mi” o “me gustaría entender la obra de Albéniz”.

Con esto, la persona que os proporcione las herramientas para aprender tendrá idea del tipo de formación que necesitáis por lo que se ahorrará mucho tiempo, dinero, y ganas de tirar la toalla por aburrimiento y hastío.

2) Aprender música en todas sus facetas no es difícil, solo que ésta no se aprende en un día! Una vez se ha decidido el tipo de música que se quiere aprender hay que pensar que la música es cuestión de tiempo. La destreza con un instrumento o con la teoría de la música es algo adquirido con esfuerzo, dedicación y por supuesto,  interés. El secreto es que si te divierte lo que haces y además eres constante lo de aprender cae por su propio peso.

3) ¡Prisa! Creo que lo de la prisa lo dejaré para el siguiente artículo  porque es la gran enemiga de la música en adultos que empiezan , así que solo añadiré: ¡Prohibido preguntar “cuando aprenderé” antes de empezar!

4) Pensamientos positivos: Abundan mucho los comentarios negativos en la gente que empieza a familiarizarse con la música. Vaya, ¿eso es forma de empezar? ¡Normal que se deje aparcado! Recomiendo cambiar el “no se ná” y el “que mal me sale” por .. “¡Mira lo que he aprendido!”  Ser negativo y fijarse  solo en lo bien que toca tu profesor o el profe del video de Youtube del que estás aprendiendo es sólo el camino hacia el “quise aprender, no me salía y lo dejé”

Con todo esto os animo tanto si sabéis música como si no, a poner en marcha vuestros propósitos musicales de 2015. Yo tengo también unos cuantos, entre ellos tocar el piano aunque llegue agotada del trabajo, subir más videos de mis covers a Youtube y actualizar mi blog más seguido ya que este año me presento a la IX edición del concurso “20 Blogs” del diario 20 minutos en la categoría de música..  ¡Así que si participáis os animo a votar si os gusta este rinconcito musical! 🙂

¡Un beso de año nuevo muy grande a todos! ¡Hasta próximo artículo!

Si Mickey cumplió su propósito de Año Nuevo  ¿Por qué tu no?

Si os ha gustado esta entrada y  conocéis a alguien con propósitos musicales de año nuevo ( o no)  te animo a compartirla.. de la persona más inesperada puede salir un músico sorprendente 🙂

. Si queréis estar al tanto de las actualizaciones y de #FotoMúsica podéis encontrarme aquí

Twitter.

@sorybp

Y en facebook

https://www.facebook.com/diariodeunamusicologa?ref=hl

Y si tenéis ganas de vintage….

@vintagefoto

Mitos que hacen temer la música ¡y no deberían!

¡Qué bien! Hoy por fin empiezo la jornada continua en el trabajo así que voy a tener más tiempo pensar en música sin necesidad de tener que arañar minutos a lo que me queda del día. . Hoy estaba pensando en que aprender música

Desde una edad temprana interiorizar el lenguaje de la música es algo tan natural como el aprender a hablar y escribir. Pero, ¿qué pasa con las personas que no han tenido ese acercamiento musical desde pequeños? Unos de los motivos por los que decidí empezar a escribir este diario es el acercamiento de la musicología para todos que no es más de reflexionar sobre diferentes aspectos de la música desde la raíz.

Hace tiempo escribí este post titulado 10 consejos para aprender a pensar en música y no morir en el intento así que hoy haré lo propio incidiendo en esas causas que nos desesperan, pequeños mitos que nos hacen desaprender justo antes de aprender.

MITO : “No tengo don para la música pero los que tocan un instrumento si”

Aviso para navegantes, seamos más o menos virtuosos muchos de nosotros no tenemos don, pero si muchas ganas de aprender y disfrutar experiencias musicales.  Bueno, después hay gente como este niño chino, claro:

MITO : “Es muy difícil y complicado”

Ni es difícil ni es fácil, simplemente es lo que es: Un lenguaje universal único para comunicarnos en música con o sin palabras, un idioma en el que todos podemos entendernos. No es arameo ni Klingon, ni élfico.

MITO : “Para hablar de música hay que  saber de música y yo nunca voy a saber tanto”

Error. No es lo mismo saber música que entenderla. Puedes saber muchísimo de música, pero si no entiendes ni comprendes la música que estás escuchando y tocando… tu visión musical puede ser muy muy reducida siendo superada por alguien con otro tipo de conocimientos.

MITO:. “Hay que echarle muchas horas diarias para aprender algo”

Ummmm, bueno, este mito es una realidad. Sin tiempo dedicado al aprendizaje  no hay música… sin embargo  si no estamos en circuitos profesionales y tenemos bien planificado lo que queremos aprender NO hay que echarle horas y horas vacías pero si momentos de calidad en los que nos sintamos cómodos. Lo del estudio continuado  viene del conservatorio ya que los instrumentistas tenemos que aprender un repertorio que  desarrolla las diferentes habilidades y destrezas necesarias. Este repertorio es presentado semanalmente, como comprenderéis si no se ha estudiado… no hay escapatoria posible 😛

MITO: “Es un coste económico muy alto tener un instrumento”

Depende muchos factores y en el contexto que nos movamos. Lo caro no es el conservatorio ya que es una enseñanza pública (bueno, ejem….mejor no comentar). Relativamente caro puede parecer el instrumento musical y más si el camino a tomar es una carrera musical larga. Pongamos por ejemplo 3000 euros para gastar en unas  merecidas vacaciones este año ¡genial! ¿pero, y el siguiente? ¡Habrá que volver a pagar! en cambio un instrumento musical de calidad es algo que nos acompañará en las próximas décadas. Si hacemos los cálculos, sale a cuenta ¿No? (hay instrumentos muy baratos también si lo que queremos aprender y a ver que pasa)

 

MITO:. “Se necesita dinero para aprender”

¿Hola?  NO hace falta dinero para aprender lo que queráis en Música, hay muchísimo material didáctico musical y gente dispuesta a ayudar en la red :-). Si se tiene alguna inquietud muy concreta o alguna duda muy específica si que puede convenir alguna clase aclaratoria. Sabed que Los maestros de música, musicólogos y demás fauna musical estarán encantados de daros clases particulares, y debido a nuestra triste actualidad laboral, os aseguro que no os será doloroso para el bolsillo ya que hay mucha oferta de personas que ofrecen clases.

MITO:  “La gente mayor no puede aprender música”

Es cierto que no es lo mismo aprender desde niño que de adulta ya que desde temprana edad somos esponjitas, pero no solo pasa con la música, lo mismo se puede extrapolar a los idiomas ¡Mirad cuántas academias de idiomas hay para adultos!. Como no tenemos una máquina del tiempo que nos lleve a aquellos años,  el aprendizaje será más ralentizado pero sí más maduro y consciente lo que convierte esa inmersión en la música en algo muy positivo. ¿Imposible? NO. Solo que el proceso de aprendizaje es diferente 🙂

 

Estos son solo algunos de los mitos y temores que nos podemos encontrar respecto al aprendizaje musical. ¿quién dijo miedo a la música? No importa el cuando, el como y el por qué ya que al final los beneficiarios de esta inmersión musical somos nosotros mismos así que como siempre os animo a investigar los recursos musicales de la red y como no, en la biblioteca más cercana. Historia, teoría, práctica, estética, folklore….¿Has decidido ya el qué?

¿Y vosotros? ¿Conocéis más mitos y leyendas del aprendizaje musical?

¡Hasta la próxima!

No hay que ser comodones como este señor, mejor música activa 🙂

Si os ha interesado este post puedes compartirlo clicando sobre los botoncitos que tienes más abajo así para estar al tanto de mis actualizaciones y demás notas musicales en:

Twitter.

@sorybp

Y en facebook

https://www.facebook.com/diariodeunamusicologa?ref=hl

 

 

 

 

La música también tiene su lado formal.

Hoy estaba pensando en el horror de los horrores para muchos: el análisis musical. Sí , ya he hablado otras veces de este tema pero os prometo que es menos terrorífico de lo que suena. Un análisis musical es algo que se puede realizar a diferentes niveles sobre cualquier obra, desde la 9ª de Beethoven hasta el último éxito de Bisbal, por eso si alguien se refiere a que determinado estilo de música no es música, me da a mi que se equivoca porque hasta de la música más sencilla y más horrenda según gustos personales puede realizarse un análisis  tanto estético como formal independientemente de su estilo y complejidad  . Pese a quien le pese, también la música más petarda tiene su lado formal. ¿No es algo maravilloso? Es el poder democratizador de la música. Un do, va a ser un do en la sinfonía más bella del mundo y también lo será en el éxito reaggetonero del momento.

Como ya hemos tratado en este blog, podemos realizar un análisis estético en el cuál se podría describir el contexto histórico y social en que  está enmarcada la obra musical, también se podría tratar su funcionalidad y recursos de estilísticos de una época  pero esta información también se complementa y sustenta de su lado formal. En este otro lado formal de la música realiza un análisis de la música escrita,o si no disponemos de ella en una partitura, también  puede describir y esquematizar  a grandes rasgos la música que se oye. Es curioso, pero se pueden descubrir más cosas de lo que uno piensa ayudando así a  escuchar con otras orejas más atentas la música que nos rodea.

Hay verdaderos detractores que si supieran que mucha música que les gusta llevan un esquema parecido.... se tirarían de las orejas!. A mi personalmente no me gusta, pero son músicas diferentes cada una en su contexto.
¡¡Ey justiciero musical !!  Faltar respeto a la música también es rechazar la música haciendo comparaciones a lo loco!!

 

La música es movimiento. Cuando vamos por la calle hay veces que andamos a paso más ligero y otras vamos más lentos y relajados. En nuestro camino nos encontraremos con semáforos, desvíos porque algún tramo está en obras pero aún así siempre  llegaremos a nuestro destino. Así a modo de analogía, un análisis formal es poner  sobre sobre un plano todas las vicisitudes del camino, explicando lo que sucede hasta el final del trayecto  bien desde  un  mapa o desde el exterior memorizando las particularidades del camino. Lo mismo  pasa con una obra musical independientemente de su tipología. Un análisis formal es la descripción de un camino  cuyo plano es la partitura y nuestros ojos, son los oidos que perciben las diferentes calles del sonido.

En este enlace del blog haciendo Música podéis ver algunos ejemplos muy didácticos  de lo que es un análisis formal que os puede dar algunas ideas :

http://haciendomusica.com/Analisis/Tema%2004%20-%20Analisis%20Formal.pdf

Como veis, hay muchas formas de escuchar música.   Con un poco de práctica y un análisis básico podéis descubrir los secretos que encierra la música que os llama la atención. Sin casi daros cuenta  iréis  tomando conciencia de  los patrones que se repiten y quizá podáis establecer interesantes relaciones entre diferentes músicas ¿Qué tienen en común?¿En qué difieren?.  Con esto, toda música tiene su lado estético y otro, más formal y las dos son igual de apasionantes e interesantes ¿Con cuál te quedas? (vale quedarse con las dos)

¡Hasta pronto musiqueros y musiqueras! 🙂

Si os ha resultado interesante este artículo, os animo a que lo compartáis por el universo musical (o no).

Para seguir las actualizaciones y demás curiosidades podéis seguirme en:

Twitter.

@sorybp

Y en facebook

https://www.facebook.com/diariodeunamusicologa?ref=hl

No existen los músicos torpes.

Hola! Aquí estoy de nuevo después de unos días del descanso. Hoy os traigo esta pequeña reflexión a raíz de unos comentarios que suelo que oir a personas que se introducen en la música por vez primera.

Muchas veces, cuando alguien se pone delante de mi piano lo primero que suelo escuchar es:

– Ay, !que yo no se nada de música!¡ Se me da fatal! Claro, para ti es fácil pero para mi….

Es curioso que en el piano así como en  cualquier otro instrumento musical parece que éste sirve de oráculo, ya que solo con tenerlo cerca una persona sabe que se le va a dar mal ¡Un desastre musical en ciernes!. Pues no, lamento deciros que no tienen ninguna propiedad mágica y que por desgracia no nos desvelará los números de La Primitiva de mañana.(aunque ya podría,ya)

Cuando una persona quiere aprender música,  bien un instrumento o teoría por ejemplo, muchas veces piensa que va a suceder como en esta escena de la película August Rush cuando la realidad es ligeramente diferente-

Sí, el niño es muy precoz para aprender. y eso que os he ahorrado la escena en la que compone una sinfonía…. y ojo con deprimirse! Lo mejor de todo es que vosotros podéis aprender de verdad 🙂

Muchas veces  se piensa que el pensar en música  es un don al alcance de unos pocos que tuvieron la suerte de tropezarse con la música y hacerse con ella.  Pero sabed que el arte de la música es que lo complicado parezca sencillo, y a veces lo sencillo  sea inexplicable  por su perfección . Ya os he dicho alguna vez en este blog, que entender la música, aprender a interpretarla y entenderla es como formar un puzzle al que poco a poco vamos añadiendo más piezas que van encajando. Así que ni fácil ni dificil, es cuestión de perspectiva 🙂

Si aprendemos a acercarnos a la música sin prejuicios y de una forma natural, ya sea de una forma más practica o más teórica, formará parte de nosotros como ya es el habla, solo que la satisfacción que se experimenta es algo para lo que todavía no he encontrado palabras . Este sentir musical libre y pleno es algo que nos ayuda expresarnos en música en momentos cotidianos  sin miedo de meter la pata:

Si os preguntaran  ¿Qué te parece esta música? Más allá del “es bonita” o “no me gusta” quizá podáis sentir que no podéis expresaros tal como quisierais por los miedos a decir algo fuera de lugar, pero ¿sabéis? Ni os imagináis cuanto tiene una persona que decir sobre la música que le gusta y le es importante en su experiencia vital. Así como  ser y sentirse músico es  esfuerzo y   ganas,también es  tener una mente en abierta que asimila que hay muchos tipos de músicos en los que unos son virtuosos, otros buenos improvisadores, otros tantos técnica pura, y otros que lleven el ritmo en sus venas entre otras tantas tipologías de músicos y músicas.

Por eso no hay ni habrá el músico torpe, sino muchos tipos de músicos diferentes siempre que hagan lo que les gusta.  La música no se disfruta más cuando uno no se compara con los demás sino cuando  se encuentra bien con su yo musical y es capaz de disfrutar de ello independientemente de su nivel. No hay músico malo, pero si métodos de enseñanza basados en conceptos arcaicos como la competitividad, el refuerzo negativo que puede hacer sentirnos torpes, pequeños que nos hagan apartarnos del camino. Pero eso… ¡Ni hablar!

Dentro de ti solo convives contigo mismo, se el mejor para ti y disfruta con ello. 🙂

 

Hasta aquí este trocito de reflexión, ya sabéis que siempre os animo a que os deis una vuelta por los universos musicales con las orejas bien abierta a los diferentes sonidos  y formas de entender la música. ¡ No lo dejéis pasar!

 

Si esta entrada os resulta interesante os animo compartirla 🙂

Para estar al tanto de actualizaciones podéis seguirme en Twitter:

@sorybp

Y en facebook

https://www.facebook.com/diariodeunamusicologa?ref=hl

¡Gracias!

 

5 preguntas y respuestas si quieres estudiar musicología (II)

Espero que os haya gustado el anterior post sobre las pautas para estudiar musicología. Se me olvidó comentaros que estoy hablando de mi experiencia del  estudio de la Licenciatura de Historia y Ciencias de la Música (un año antes de pasar a grado) en España. Personalmente una de las más gratas experiencias de mi vida y no se si lo he comentado ya en el blog, pero si pudiera volvería a cursarla con sus virtudes y defectos, porque también tiene ¿eh? Y muchos! Lo importante es saber como afrontarla. Como aún no me ha llegado ninguna sugerencia aún, seguiré respondiendo a modo resumen por las cuestiones que me habéis planteado a modo particular para responder de forma general.

1. Soy estudiante de conservatorio y tengo mis dudas,sobre si cursar musicología este año. ¿Qué hago?

Hay muchas opiniones sobre este tema ya que se juntas varios tipos de personas que diferentes experiencias vitales respecto a la música. Si eres estudiante de conservatorio, musicología es un complemento perfecto si quieres ahondar en  la música desde todas sus ramas de estudio. Por otra parte os puede parecer más sencillo y quizá en toda lo que se refiere a análisis formal  no tengáis ningún problema al ser más práctica por lo  que depende de vosotros y las ganas  de estudiar la música desde un punto de vista histórico y social. Si habéis terminado el conservatorio y  te dedicas a la docencia, creo que la carrera os puede encantar.

2. estoy entre hacer las pruebas de acceso al conservatorio y estudiar musicología ¿Qué me recomiendas?

Ni musicología va a sustituir el estudio de un instrumento . Ni el estudio del instrumento va a sustituir a musicología. Quien toca un instrumento sabe el sacrificio que eso conlleva, así que si estás decidido a cumplir tu sueño haz las pruebas para el conservatorio, porque hay oportunidades que pasan muy poquitas veces. Probablemente, si dejas tu instrumento para estudiar musicología  a tiempo completo lo que encuentres no te va a gustar, ya que los musicólogos interpretamos sobre el papel y aunque muchos seamos músicos casi nunca se interpreta sobre el instrumento aunque ayuda a la hora de diseccionar la música.

3. No me gusta estudiar y menos historia… ¡¡¡ yo quiero música y Rock & Roll !!!! ¿Puede que me aburra?

Sí, te vas a aburrir mucho y a los pocos meses te vas a hartar de tanta historia y teoría de la música entre otras bondades de la músicología por lo que te recomiendo que te replantees si estos estudios te pueden interesar.

4. He visto que son muchas materias, ¿Me va a costar mucho estudiar para sacar curso por año?

No si haces todas las actividades que manda el equipo docente. Con no dormise en los laureles y hacer los trabajos siguiendo el plan Bolonia (yo lo seguí en algunas asignaturas de manera experimental pudiendo acogerme al plan antiguo ) no tendría que haber mucho problema. Eso si, como dejéis todo para el último día para jugarlo todo a una carta, es muy complicado ya que se requiere ir interiorizando los nuevos conceptos para llegar a los siguientes. Además la importancia reside no en memorizar sino en reconocer. Si eres organizado, presentas todo a tiempo y te apasiona la música… es un esfuerzo bastante agradable aunque a veces … ajjj ¡ es desesperante!

5.  Siempre ha sido mi sueño estudiar musicología aunque el trabajo entre otras circunstancias me han impedido hacerlo. ¿Lo intento?

Sí, sí, sí y sí! Quizá según circunstancias personales no podáis matricularos de todo, pero os animo a que lo hagáis porque si hay pasión y devoción en lo que hacéis los miedos son menos miedos. Ni os imagináis la de compañeros que cursamos la carrera años más tarde (en mi caso poquitos). hay muchísima gente de más edad que se inicia en el estudio de la musicología cuando ha sentido que es el momento preciso…. alternándolo con sus profesiones y vida familiar.

 

Probablemente si no eres lector asiduo del blog  has llegado hasta aquí para informarte sobre la carrera, ya que son muchas las visitas que llegan a este Diario buscando información de primera mano sobre la carrera . Si te ha sido útil me alegraría un montón así que te animaría a que lo compartieses a quienes les pudiera servir de utlidad la información 🙂

¡¡Hasta la próxima!!

 

Por  aquí estoy 🙂

Twitter:

@sorybp

Y en facebook

https://www.facebook.com/diariodeunamusicologa?ref=hl

 

Música 2.0. preguntar, responder, compartir

Otra vez estamos a final de semana y ya sabeis lo que significa…¡¡ tiempo para pensar y disfrutar en música !! Vale, eso está muy bien, pero ¿Qué pasa si nos quedamos atascados a la hora de adquirir nuevos conocimientos musicales?  Hay muchas cosas que se pueden hacer pero, ¡No! espero que ninguno esté pensando en abandonar. Antes de tomar esa decisión tan drástica, vamos a pensar que opciones tenemos para poder superar este obstáculo. 🙂 En el artículo anterior,  reflexionaba sobre el Universo Musical 2.0 que tenemos a nuestro alcance. Así que nos serviremos de personas y lugares que pongan el conocimiento a nuestro alcance. Como os decía, “todos enseñamos, todos aprendemos” y muchas veces, existe el temor a preguntar y dejarse en evidencia. 

La red está compuesta por especialistas en música  dispuestos a compartir  y  resolver problemas  de una forma sencilla y didáctica  así que nunca tengáis miedo a preguntar y dejad de un  lado las inseguridades. Con el tiempo, me he dado cuenta que el principal handicap del aprendizaje musical es la inseguridad respecto a los demás que  es la que nos hace estar demasiado cautos al trasmitir las dudas musicales. ¿Qué pasa con lo que no preguntamos por miedo? Que quizá nos estamos perdiendo importantes piezas para nuestro puzzle musical y eso, no mola mucho.

Esto nos lleva a caer en la cuenta  de que en el Universo Musical 2.0  lo importante es el flujo de conocimiento, no somos simples visitantes a la caza de la información, tenemos la posibilidad además de interactuar con ella.  Decían que en esta Era de la Información seríamos más individualistas y egoístas pero creo que la evolución nos ha  llevado  a otros derroteros. Ahora, la tendencia es compartir de manera desinteresada y simplemente el sentir que se puede aportar elementos positivos,  es algo que alimenta las ganas de seguir compartiendo y construyendo este Universo musical 2.0. 

¿Aún pensáis que vuestras dudas deben de quedar en el tintero? 🙂

Os voy a poner un ejemplo que me hizo afianzar más sobre esta idea:

Ayer descubrí esta web . Se llama Sinfonía Virtual  que  da título a la revista digital que publican de manera regular en la página. Me llamó la atención como en el número de Julio 2013 dedicado íntegramente al Flamenco, musicólogos y especialistas ponían a disposición de todos, completísimos estudios sobre el este tema .  Por la calidad de contenidos, os recomiendo pasar  por allí si necesitáis información sobre algún área en concreto ya que lo que podéis encontrar es información muy amplia, completa y de calidad.

Por eso, nunca dejéis de preguntar y de compartir vuestros pensamientos musicales. En otro artículo os daré algunas pautas para saber como actuar cuando el aprendizaje musical (sea cual sea) se os haga un poco más complicado y no sepáis por donde tirar.

Inviitación en la noche (1996) de María Jesús Pérez Vilar
http://miradasylugares.blogspot.com.es/p/exposiciones-individuales.html
En música cuando una puerta se cierra se abren mil 🙂

Os recuerdo también que sigo con mi proyecto #Umusical, en el que me gustaría profundizar acerca de las propuestas musicales que tienen base en la red para difundir la música en todos sus aspectos. Publicaré las pequeñas entrevistas en el blog  para que todos podamos leer los diferentes pensamientos en música y las motivaciones de las  iniciativas para compartir la música invisible:-) Si os interesa, podéis poneros en contacto conmigo en diariodeunamusicologa@gmail.com  y mediante Twitter en @sorybp y el hastag #Umusical.

Por último agradeceros las palabras que me dedicais tanto por  el blog, Twitter y por correo ¡¡ Gracias a todos !! Para mi, Música es ilusión 🙂

//