Noticias que pasan de largo: Maratón sinfónico de Beethoven el día 22 de Junio

Ya queda muy poquito para el día de la música, y por ese motivo el 22 de Junio en el Auditorio Nacional de Madrid se va a realizar un concierto- maratón organizado por el Centro Nacional de Difusión Nacional (CNDM),cuyo programa consistirá en la interpretación  las 9  Sinfonías compuestas por  Beethoven (1770 – 1827). Casi nada, ¿no?

El concierto empezará a las 12  y terminará a las 23,45 del mismo día 22. Además las localidades que se pueden adquirir desde el día 12 de Junio y  están a precios más que populares por lo que… si igual os dais un poco de prisa podéis conseguir alguna (4 localidades por persona) .

El director Jesús López Cobos será el encargado de llevar la batuta sobre estas cuatro orquestas participantes en el maratón:  Orquesta Sinfónica de RTVE, Sinfónica de Madrid, Orquesta nacional de España y Joven Orquesta Nacional de España.  Como apunte, decir que es la primera vez que se hace un maratón musical de estas características, por lo que la expectación es máxima y merece la pena:-)

El reto del director no es moco de pavo. Dirigir, es tocar un instrumento musical más completo compuesto de multitud de diferentes sonidos. El director ha de estar despierto y atento para poder establecer esa comunicación especial que le permita sacar de este instrumento el mejor sonido porque sí, una orquesta puede tocar por sí sola, pero sin un director que sepa sacar el mejor sonido, es una orquesta de alma, tan solo una interpretación más susceptible de que un grupo unificado de rompa (algo parecido como un entrenador de fútbol). La dificultad del reto, reside en un director que al enfrentarse a 4 orquestas de la que no es el titular, aunque de dos de ellas si lo fue anteriormente,  es mantener la frescura y la entrega del público conforme vayan pasando las horas.  Se intentará así, evitar  que la  dirección se torne automática y sin vida pasando a una mera ejecución por instrumentistas que no establecen una comunicación visual por un director marcado por el cansancio. ¿Porque que es de lo peor que le puede pasar a un músico? No transmitir y la ausencia de sonoridad.

¿Cómo saldrá este maratón musical?¿Aguantará el director el tipo?¿el público disfrutará como nadie de esta original iniciativa? El sábado lo sabremos 🙂

Aquí os dejo el programa solo teneis que clickar 🙂

Julio Romero de Torres en Google Art Project: El pintor de la guitarra y los ojos azabache.

Escribo un breve apunte sobre la inclusión de 19 obras del  artista cordobés por excelencia, Julio Romero de Torres (1874-1930),  en  Google Art Project contando así esta plataforma con la colaboración del Museo al que da nombre estel artista. Este iniciativa , consiste en la inclusión de galerías virtuales a gran resolución  de obras expuestas en museos del todo el mundo con la finalidad de construir   una gran galería universal vitual  al alcance de todos con un solo click.

Para mi, como cordobesa admiradora de la música en las obras de este pintor  ilustre, representante de la Córdoba su tiempo,  me llena de orgullo ya que supone también una muestra más del reconocimiento internacional a este artista de colores apagados y regios, horizontes difusos,los  sonidos que se ven y la expresión cultural de un pueblo que nunca salía en los retratos de una época.

Julio Romero de Torres, el pintor de la guitarra y los ojos  azabache.

Podeis visitar la galería pinchando aquí

Cante Hondo (1923-24)

Cuando se esfuma el sonido, perdemos nuestra identidad – Orquesta y coro de RTVE

Hace unas semanas nos depertamos con la noticia de  los posibles recortes en  la Orquesta de Radiotelevisión Española cuya actividad entonces,  estaría condicionada a la temporada de conciertos. Esto haría que estuviese  activa desde otoño hasta primavera pasando así  su plantilla a ser   fija dicontínua. ¿Qué pasa con esto?  Una orquesta de estas características se nutre de ciclos de conciertos, actividades didácticas y otros eventos institucionales y especiales que necesitan de una preparación contínua y no sesgada que delimitaría su rendimiento.

´Muchos pensareis, ¡bah! la orquesta no desaparece, solo que se rescinde el periodo de actividad y así ahorramos dinero  al erario público (hay muchísimas más maneras de ahorrar, pero no es la temática de este blog ).  Pero no es solo eso. Lo que se pierde es algo más importante; el sonido  que la  indentifica.

Con esto, creo conveniente reflexionar sobre la importancia del sonido. El cómo sonamos, en términos generales más allá del timbre, es lo que nos hace únicos. El sonido es nuestra la identidad. Cada persona, cada instrumento, cada orquesta, cada agrupación musical tiene aquello que les hace diferente a los demás, y no estoy  hablando de su repertorio o que tengan en plantilla una legión de virtuosos. La capacidad de un sonido propio solo se consigue  mediante años y años de trabajo común, consiguiendo así que las interpretaciones tengan una personalidad propia a través de la identidad sonora.  Muchas veces, con solo oir unos compases de una canción ya podemos asociarlo a un interprete o grupo musical porque es su sonido, son ellos.

Conseguir esta identidad es fruto de mucho trabajo y si nos ponemos en el caso de  una orquesta sinfónica, no son solo señores y señoras que se sientan a tocar en  una misma sala mientras otro señor lleva una batuta, es algo más complicado y denso. La orquesta por si sola es un instrumento a la cual un director saca lo mejor de ella, empastando cada instrumento con otro, día a día, mes a mes, año a año transformando una masa sonora en ese sonido propio que los caracteriza.  Así la musicalidad del intérprete va entrelazándose con los demás  creando  una amalgama de matices que sólo conoce quien lleva toda la vida dedicado a su instrumento. Si esa continuidad se corta, hace que   ese instrumento cohesionado , formado y maduro  se pueda romper al no poder dedicarle el tiempo necesario para forjar su personalidad en la interpretación de una obra.

Esto es lo que pasa con la orquesta de RTVE, si segmentamos la continuidad de sus sonidos, su indentidad se pierde pasando entonces la orquesta de todos a  a ser una completa desconocida.