El mejor antídoto para el miedo escénico es sentirse libre

¡Hola! Hoy es un día de esos molones: ¡Empiezan mis vacaciones! Poco más que añadir salvo… ¡toma, toma y toma!

Hay un tema del que quería escribir hace tiempo: El miedo escénico en música. Muchas personas piensan erróneamente que el miedo más común al tocar o cantar ante un público (sea de la índole que sea) es el quedarse en blanco,  osea, “olvidarse” de lo que tenemos que hacer. Aunque no es poco, lo cierto es que ese es el menor de los males ya que si nos quedamos en blanco ante un momento estelar, depende mucho de la pericia de la persona ya que  de ella depende hacer de ese momento tan blanquecino un lugar para la improvisación para salir del atasco con más o menos gracia (¡qué os voy a contar amigos coristas!)

Representación gráfica fidedigna de lo que es quedarse en blanco.

Representación gráfica fidedigna de lo que es quedarse en blanco.

La práctica de la música conlleva unas complejidades que muchas veces ante el público que no es tan cercano a la música le es difícil de comprender y tienden a pensar: ¿¡Pero cómo es posible que alguien que sepa tocar o cantar le de pánico tocar en público!? Sí, ya se que parece incompatible pero esto es algo que sucede (y mucho) en los ámbitos musicales, aunque ¡Qué no cunda el pánico! con un poco de paciencia,reflexión  y conocimiento de nosotros mismos como músicos se puede solucionar

Los terrores musicales más profundos vienen fruto de la inseguridad, de los miedos a enfrentarse a un público que nos puede juzgar ¿Y entonces que pasa? Que ya no es quedarse en blanco es algo peor, es quedarse en negro ya que la música no se convierte en algo para goce y disfrute de uno mismo y de los demás, sino en una vara de medir nuestras aptitudes y actitudes, como si fuera una Espada de Damocles siempre vigilante a cada error,  y el público en aquel en el que nunca estamos a  altura de sus expectativas.

Representación gráfica de verlo todo negro ¡Hoy estoy sembrada!

Representación gráfica de verlo todo negro ¡Hoy estoy sembrada!

Entonces pensé, basándome en mis experiencias personales, que quizá los terrores, las inseguridades y miedos se reducen a sentirse libre. Jamás he disfrutado tanto la música como cuando me he sentido libre de prejuicios, inseguridades y he sido consciente de mis fallos y virtudes. La música libre y sin miedos es como un salto con red: Saltos con pirueta y doble tirabuzón con la seguridad de que la caída puede salir bien pero si no sale bien puede servir para coger impulso y hacerlo mejor. Con este tema pienso mucho en artistas consagrados que han tenido episodios de este tipo, que aunque a priori puedan parecer incomprensibles, no lo son ya que esos miedos no se componen únicamente al simple hecho de no querer salir a un escenario “por miedo”, sino a la perdida de la capacidad de sentirse libres en cada actuación, siendo esta libertad sustituida por la presión, las dudas y el ¿Qué hago yo aquí si puedo estar en casa tranquilamente haciendo macramé?.  A  nuestra pequeña escala los miedos son los que nos agarrotan el cuerpo, la capacidad de sentir libremente la música y así,  ¿Cómo se puede disfrutar de algo que está hecho para ello?

Así que…

La música siempre libre, cuanto más libres más música, y cuanto más música más os odiaran los vecinos, y si ya os odian mucho, pues bueno, habrá que cortarse un poco.

Para terminar, os dejo un enlace hacia el Blog Gran Pausa en el que podéis leer artículos sobre la práctica musical que pueden ser muy útiles. En especial os recomiendo la sección Músico y Mente en que leéreis consejos indispensables para calmar nervios y creer en el músico que sois 🙂

http://granpausa.com/category/musico-y-mente/

¡Hasta el próximo artículo!

Mejor en blanco y negro ¡No hay color!

                   Este es el único blanco y negro que tiene                                que haber en música  ¡No hay color!

Si os ha gustado esta pincelada musical puedes compartirla en tus redes sociales favoritas  y si conoces a alguien que le pueda ser de utilidad, también se lo puedes recomendar ¡Fuera las vergüenzas musicales! 🙂

¡Aquí podéis encontrarme!

Twitter

@sorybp

Y en Facebook

https://www.facebook.com/diariodeunamusicologa?ref=hl

Diario de una Musicóloga finalista en los Premios 20 Blogs

Hola, hola! ¿Cómo se presenta el finde? El mío muy tranquilo. Aprovecharé para escribir y pensar en música entre otras cosillas de mi ecléctica existencia 😉

Vale, os prometí que ya no más Premios 20 Blogs ni ruegos para que me votéis en la blogoteca pero … ¡Necesito promo_2015compartiros esta noticia! Al terminar la fase de votaciones gracias a vuestros votos finalicé en 2ª posición y tras unas semanas muy reflexivas el jurado ha decidido que sea uno de los 3 finalistas en mi categoría, Música, así que el próximo 16 de Abril asistiré en el Caixa Forum de Madrid  a la entrega de premios, ya que será allí cuando se conocerán los ganadores.  De los más de 7000 blogs participantes solo 60 son los finalistas (3 por categoría) que optan también al premio de mejor blog 2014 dotado de un premio de 5000 euros ( que vendría muy  bien para esos momentos en los que no tienes calderilla, por ejemplo). Ha sido una bonita aventura solo llegar aquí y tener la oportunidad de asistir a una gala que seguro será una experiencia inolvidable.

Quiero agradeceros los 90 votos que he obtenido, también el apoyo y los ánimos recibidos. Para esta chica administrativa de día y musicóloga al acabar el día (bueno, también durante, que también se trabajar con mis músicas en la cabeza) este blog se ha convertido en un viaje maravilloso  hacia los entresijos de la música, esa música que se siente desde la pasión por el estudio y la reflexión musical.

Por último quiero mencionar a una bloguera que ha sido un gran descubrimiento y que ha compartido conmigo estos días de concurso y nervios: Paloma, del Blog de Paloma Parejo  🙂 ¡Gracias!

Nada más, prometo chitón sobre este tema hasta el día de la entrega de premios, también me comprometo  a hacer fotos, comer muchos sandwich y tirar la dieta por los suelos… pero es que quien mi conoce lo sabe: ¡Si no os lo contaba reviento!

A continuación os paso el enlace a la Blogoteca para ver las clasificaciones finales y descubrir nuevos blogs

http://lablogoteca.20minutos.es/premios-20blogs/

Y aquí el resumen de lo que ha sido estos IX premios de los Premios 20 Blogs del Diario 20 Minutos

http://blogs.20minutos.es/premios20blogs/la-hora-de-la-verdad-llega-el-turno-de-los-finalistas-en-los-premios-20blogs/

¡Hasta pronto!

Antonio Vivaldi y Aaron Copland: 2 músicas, 1 primavera.

¡Hola! ¿qué tal este domingo saleroso? Yo estoy aquí en casa dedicándome a la vida contemplativa aprovechando que hoy no se trabaja ¡Hurra!

Esta semana hemos entrado en una nueva estación, lo que me ha traído recuerdos de  mis días de profe en el cole cuando  le cantaba los niños: ¡La primavera ha llegado, nadie sabe que ha pasado, se vive, se siente, la primavera está aquí! La canción no es gran cosa pero es que en música tenemos melodías para todos los temas y de manera especial con la naturaleza cuyo vínculo ha sido constante en la Historia de la Música. En referencia a este cambio de estación, no son pocos los compositores que han escrito a la primavera . A mi me gusta observar la manera en que, de un mismo hecho, siempre salen músicas y conceptos diferentes (teniendo siempre en cuenta el contexto histórico, claro). Para ello he escogido dos músicas que describen la Primavera, cada una enmarcada dentro de su época y estilo 🙂

Antonio Vivaldi (1678-1741)  en La Primavera (Concierto nº 1 en mi mayor, RV. 269)  de Las 4 estaciones  se centró en los sonidos de la naturaleza, los diálogos de los pájaros, el río… todo adquiere una textura fresca que provoca una explosión de color en el oyente, que  independientemente de donde se encuentre hará de él una primavera florecida aún estando en el  crudo invierno. Vivaldi describe su Primavera como pequeñas postales a las que no les falta detalle lo que produce un universo visual durante los 3 movimientos del Concierto en el oyente sin haberlas visto nunca.

Aaron Copland (1900-1990) compuso para una pequeña agrupación de instrumentos en forma de ballet La Primavera Apalache (Apalachian Spring)  para la compañía de ballet de Martha Graham , aunque es la suite para gran orquesta la que se ha convertido un emblema para el imaginario colectivo norteamericano. El argumento de esta obra describe la vida de los primeros norteamericanos (hijos de colonos) en el S. XIX mediante unos personajes centrales creando una serie de estampas visuales y emocionales. Copland hace una descripción intensa y profunda de los paisajes y situaciones sin establecer unas analogías auditivas evidentes, quizá, provocando en el oyente visualizaciones cuasi oníricas de los paisajes y eventos que describe  que se entrelazan con otros conceptos más profundos. La Primavera se convierte en este caso  en un sentimiento de arraigo que convierte la foto en algo tridimensional con intensas descripciones, donde lo visual da de lleno en la emoción.

Como véis Vivaldi y Copland, aún en diferentes épocas describieron la primavera de forma diferente pero ambos con la invitación al oyente a visualizar la música. Vivaldi con maestría hizo que la música casi se pudiera palpar transportándonos a un vergel florecido y por otro lado, Copland nos traslada a los sentimientos que produce ese vergel, no describe la flor, describe la hierba mojada y las emociones del sentirse “como en casa”. Actualmente  la música sigue siendo esto: fotografías musicales sobre la vida que cada persona plasma de una manera diferente. Y a veces ocurre que la música se hace tan universal que sobran las palabras para decir: ¡Bienvenida Primavera!

¡Hasta el próximo artículo!

 

Serie " Corazón del Bosque " Rio, acrílico sobre tabla. Maria  Jesus Pérez Vilar

Serie ” Corazón del Bosque ” Rio,
acrílico sobre tabla. Maria Jesus Pérez Vilar @miradasylugares

¿Os ha gustado? Podéis compartir este artículo en vuestras RRSS favoritas  🙂 Aquí podéis seguirme para estar al tanto de las actualizaciones! Twitter @sorybp y si queréis vintage en @vintagefoto Y en Facebook https://www.facebook.com/diariodeunamusicologa?ref=hl

¡Me gusta el vintage, me gusta lo raro! El curioso mundo de la fotografía Musical

¡Hola, hola! ¡Qué tal? Hoy día de descanso en Madrid por la festividad de San José, ¡se agradece un poco de tranquilidad entre tanto ajetreo!.  Felicidades a los papás y a los Josés en todas su variedades. 🙂 En este día tranquilito he decidido dar un repaso y compartir con vosotros imágenes musicales que revelan otras mis pasiones, el vintage y lo bizarro, aunque yo lo definiría un poco como una mezcla de los dos algo así como un “Vintazarro”. No me canso de bucear por la red para encontrar imágenes en blanco y negro de nuestro pasado musical y a veces sucede que entre búsqueda y búsqueda encuentro (por fortuna) imágenes sorprendentes e inclasificables que hacen que me afiance en la idea de que todo tiempo pasado siempre fue como poco inaudito.  ¡Hay tanta música en blanco y negro pululando en Internet! Os tengo que contar una cosa: hace unos días mientras me dedicaba a mi particular minería visual di con una galería fotográfica en tumblr que me llamó la atención, la galería en cuestión se titula: composers doing normal shit  algo así como mi recopilación #FotoMúsica en Twitter pero con más doing nomal shit (eeeh la traducción os lo dejo a vosotros!) Me resultó muy curioso el título, quizá la persona que recopiló las fotos pensó que había que mostrar al mundo a grandes músicos del S. XX haciendo cosas normales,  por si acaso alguien pensaba que los grandes músicos no iban al baño (bueno, Toulousse Loutrec ya demostró que los pintores si iban) , no jugaban al parchís, o no se tomaban el cafelito mientras tomaban “la fresca” en el portal de casa.  Reconozco que a veces peco de voyeurismo musical, pero es lo que tienen los recuerdos de otras épocas.. no puedo dejar de mirarlos y más si son bonitos.  Bueno, pero no olvidemos a nuestro amigo de tumblr  y su recopilación, hay muchas que ya las conocía y otras que me han dejado sorprendida….

Richard Strauss

Richard Strauss dirigiendo un trineo. Sin batuta todo es más complicado!

Leonard Bernstein ha sido siempre un muy fotografiado. Siempre guapìsimo y muy fotogénico. Incñuso con Meyba!

Leonard Bernstein ha sido siempre muy fotografiado. Siempre guapísimo y muy fotogénico aunque siempre hay una excepción ¡Eh! ¿ A dónde estáis mirando? ¡Os he pillado!

Philip Glass qué galán! Lo mismo te invita un whiskito que te hace una melodía hipnótica con un gamelán!

Philip Glass qué galán! Lo mismo te invita un whiskito que te hace una melodía hipnótica con un gamelán!

Volviendo a mis recopilaciones visuales, soy más de compartir la música en  estado puro.  Imágenes que aún en blanco y negro den sonido de un solo vistazo, porque ver a los compositores en momentos íntimos es curioso pero pero prefiero captar ese instante por el que serán siempre recordados. Momentos como este:

mono músico

¿Por qué siempre me sale este mono en todas las búsquedas?

Es broma, ahora sí, momentos como este 🙂

bernstein

Leonard Bernstein dirigiendo la New York Philharmonic Orchestra en el The Hollywood Bowl (1963)

En fin, que más se puede decir si  en todas sus variedades la música es maravillosa. ¡Hasta el próximo artículo!

Claude Debussy dice: ¡Vuelve pronto Soraya con otro nuevo artículo!

Claude Debussy dice:
¡Soraya, vuelve pronto con otro nuevo artículo!

Si os ha gustado esta entrada podéis compartirla en vuestras redes sociales y si no os ha gustado…¡siempre podéis compartirla con vuestro peor enemigo! 🙂 ¡Aquí podéis seguirme para estar al tanto de las actualizaciones! Twitter @sorybp y si queréis vintage en @vintagefoto Y en Facebook https://www.facebook.com/diariodeunamusicologa?ref=hl

El arte de pensar la música

¡Buenas! ¡¿Qué tal? Yo hoy muy contenta, el lunes pasado finalizaron las votaciones para los Premios 20 Blogs y me encuentro en 2ª posición en Música. Muchas gracias de corazón a todos los que con vuestro voto y comentarios habéis ayudado a difundir este pequeño Diario. Ahora sólo queda la deliberación del jurado que el 27 de Marzo anunciará a los finalistas de cada categoría. (¡Crucemos los dedos!) 🙂

Estos días de promoción me han servido para echar la vista atrás en la temática Diario y pensar en la musicología en general. Si me atreviese a resumir esta disciplina, sin dudarlo diría que la musicología trata en gran parte de la música pensada. Ya que además de ser interpretada la música merece y tiene la necesidad de ser contada, reflexionada y explicada. En esta disciplina musical tenemos como categoría reina la historiografía musical, que consiste en el estudio y recopilación de información para elaborar una Historia de la Música siempre en constante actualización a través de la investigación. Pero además de nuestras huellas musicales a lo largo de nuestra historia, hay algo que tiene la música que hace ir más allá. La musicología también es cuantificar la música, hacerla visible y tangible desde todos los aspectos inherentes a la idiosincrasia humana. Aprovecho este punto para especificar a los musiqueros que me preguntáis si se necesita “saber música” para cursar estos estudios, que ésta es una de las razones por las que la carrera de musicología no es eminentemente práctica, ya que estos estudios sirven como puente interdisciplinar con otras materias como la historia, sociología, filosofía… algo así como echar un poquito de sal y pimienta 🙂

Seguramente estaréis pensando que si la musicología es la música pensada ¿Eso quiere decir que es indispensable  unificarla en un pensamiento único? No, igual que en educación hay muchas metodologías, en el Pensamiento Musical sucede forma similar… Es por ello, que hay muchísimas lecturas musicales con a veces (densísimos) pensamientos al aire sobre el hecho musical en general y sus conexiones con determinados aspectos de la vida que hacen abrir la mente a otras maneras de pensar la música (Históricos compositores, filósofos entre otros nos han dejado un legado maravilloso que os animo a descubrir). Seguro que estáis pensando… vale, esto está muy bien ¿Pero dónde puedo encontrar más información y más músicas pensadas? bueno, pues no os preocupéis que os tengo una cosita preparada.

El enlace que os paso, es de la librería El Argonauta en Madrid, es una librería exclusivamente musical en el que podéis encontrar un amplio catálogo musicológico que podéis consultar online ¿No sabes cómo buscar? Piensa en un tema que te apasione y quizá tengas tu nueva lectura a golpe de clik sobre el tema que quieras relacionado con la música 🙂

 http://www.elargonauta.com

¡Hasta el próximo artículo!

¡Theodor Adorno recomienda este artículo!

¡Theodor Adorno recomienda este artículo!

Si te ha gustado esta entrada puedes compartirla mediante los botoncitos que tienes aquí abajo. 🙂 Para terminar, de nuevo muchas gracias a todos por vuestra colaboración y palabras de ánimo en los Premios 20 Blogs. Ahora, ¡me toca esperar! ¿Seré finalista? Espero poder compartir esta buena noticia con vosotros 🙂

¡Aquí podéis encontrarme!

Twitter

@sorybp

Y en Facebook

https://www.facebook.com/diariodeunamusicologa?ref=hl