Una obra con misterio: El Concierto de los Ángeles y Navidad de Matthias Grünewald

Ayer estuve buscando imágenes interesantes para #FotoMúsica para mi cuenta de twitter. Y de casualidad me encontré con un cuadro que llevo muchísimo tiempo buscando. No recordaba el auto , y la he buscado en multitud de ocasiones.  Como sabéis en el campo de la iconografía musical se analizan las representaciones musicales que hay en la obra en cuestión para profundizar y reflexionar  la relación del  artista con la música, planteando preguntas como : ¿Era intérprete?¿El instrumento podría ser tocado en la realidad?  Naturalmente, me refiero a obras más antiguas, cuando el visionado de un concierto solo estaba reservado a la élite y se sabía de determinadas músicas de oidas y otras descripciones tanto visuales como  escritas. Imaginaos que sois artistas a los que encargan dibujar un Mellotrón y para hacerlo solo tenéis acceso a vagas  descripciones que os han contado o habéis leido, ¿complicado, no? 😛

La obra a la que me refiero es a un cuadro que descubrí en cuando daba Iconografía Musical, tiempo después le perdí la pista y estuve buscándolo hasta hoy. Sorprendente, enigmático, inclasificable…. me refiero a la obra renancentista de 1515 “Concierto de los Ángeles y la Navidad” del pintor alemán Matthias Grünewald

El Concierto de los Ángeles y Navidad (1515)
El Concierto de los Ángeles y Navidad (1515)

Esta obra forma parte de El Retablo de Isenheim que se puede visitar en  el  Museo de Unterlinden, en Alsacia (Francia). Llama la atención por sus grandes dimensiones y por sus 9 paneles abatibles de los que se compone que muestran diferentes momentos claves de la liturgia cristiana.

El concierto de los Ángeles y la Navidad me llamó especialmente la atención por su particularidad. Como podemos ver, la obra consta de dos escenas diferenciadas, una es el concierto de los ángeles, más terrenal (izq), y otra la Virgen María con el Niño Jesús creando la sensación de que  estar en el mismo lugar, pero sin estarlo. A la derecha, los útiles de aseo, las telas con paisaje al fondo con tonos claros. A la izquierda, los ángeles que emanan la calidez indescriptible de la música  la cual contrasta  con los otros paneles del retablo por su inusitada violencia al mostrar las diferentes escenas.

Pero en lo que me voy a centrar es en el extraño instrumento musical que porta el ángel principal que destaca  respecto a los otros personajes del cuadro por la  iluminación  que incide directamente sobre el . Luz celestial que parece emanar veladamente de la Virgen y el  Niño  lo que hace que el espectador de forma inconsciente centre la vista en el curioso instrumento.

Este extraño instrumento de cuerda encierra un halo de misterio....
Este extraño instrumento de cuerda encierra un halo de misterio….

No se sabe muy bien de que se  trata, se asemeja a otros instrumentos de cuerda de la época. Por su forma, se asemeja a un chelo, concretamente y enmarcado en su época, a una viola de gamba. Pero ¿ por qué su forma recuerda más a la de un chelo posterior a su época que una viola de gamba? Si se observan sus dimensiones, el instrumento resulta muy fino y hosco, como un mazacote cuya caja de resonancia resultara insuficiente. Con las hendiduras de la caja (calados) y el puente donde reposan las cuerdas, parece que forma una un rostro sonriente. ¿Intencionalidad o realidad? Sea lo que sea, por el realismo del instrumento no parece que a Grünewald le fuera desconocido el mundo musical. Otra cuestión que se plantea son las hendiduras  justo por donde pasa el arco hecho por el cual parece desafiar a la física sonora ya que  debería tocarse en la parte inferior para proyección del sonido. Como se puede ver, en la parte  superior la caja vuelve a ampliarse y parece observarse los clavijeros.  Así ,surgen muchos interrogantes sobre el misterioso instrumento de Grünewald. ¿Existiría en realidad? ¿Hizo una fusión de instrumentos de la época? ¿En qué se basó? Por supuesto, no han sido pocos los musicólogos y demás especialistas de la música los  que han intentado reconstruir este instrumento a raíz de esta representación (como bien se ha hecho con otros instrumentos de la época)  pero los resultados han sido infructuosos. Ha sido imposible llevarlo a la actualidad y  tan solo nos queda este misterioso testimonio cuya respuesta solo tiene este  enigmático artista. ¿Os animáis a realizar vuestras pesquisas?

Me gustaría mucho saber la opinión de los que tocáis instrumentos de cuerda frotada, ¿Qué os parece?

 

¡¡ Hasta el próximo artículo !! 😀

Si os ha gustado esta entrada y os apetece compartirla, tenéis los botoncitos de abajo. Si queréis estar al tanto de las actualizaciones y de #FotoMúsica podéis encontrarme aquí

Twitter.

@sorybp

Y en facebook

https://www.facebook.com/diariodeunamusicologa?ref=hl

Los instrumentos musicales más extraños

Hoy me apetece dedicar un artículo de mi diario a los instrumentos musicales raros y alocados. A lo largo de la historia siempre ha habido mentes pensantes que han decidido dar una vuelta de tuerca a los instrumentos musicales que todos l conocemos para que resulte más fácil y cómoda la interpretación musical. Esto no es algo novedoso en la historia de la  música  ya que siempre se ha intentado hacer más fácil la práxis musical (como puede ser en la notación musical), algunas llegaron a buen puerto y otras se quedaron como parte de las curiosidades musicales ya que probablemente esa comodidad solo sería beneficiosa para la persona que la llevó a a cabo. ¡Vamos a dar una vuelta por las pequeñas locuras musicales!

 

 Violinofón o Stroh Violín

Stroth Violín. Vale, es un poco raro pero..¡mola!

 

Este instrumento funciona como un violín solo que la caja de resonancia está en esa pieza de metal parecida a los intrumentos de viento. Fué patentada en 1899 por Matthias Augustus Stroh  y se utiliza en la música de Europa del este. La verdad es que estéticamente es muy llamativo, no es un instrumento del que surja el amor a primera vista pero amigos, ¡la belleza está en el interior! y suena bastante bien. Que la caja de resonancia sea la trompetilla es muy curioso, estoy tan acostumbrada a otros instrumentos de cuerda y sus cajas que no puedo dejar de “mirar”  el sonido que sale de ahí :-O

El Mellotrón

La verdad es que el nombre se las trae ¡pero me gusta! Yo me lo pedía para reyes

 

Creo que el Mellotrón ha sido un gran descubrimiento para mí. Este instrumento de la década de los 60 es el precursor del Sintetizador  ya que dispone de sampleados de 8 segundos previamente grabados que  funcionaban por cinta magnética. No tuvo una larga vida pero se llegó a utilizar en grabaciones comerciales de la época. Se hicieron pocas unidades porque no fue el éxito de ventas esperado debido a la complejidad de su uso, pero os aseguro que el resultado es sorprendente. Como yo no soy capaz de explicar semejante instrumento, además de recomendaros la consulta a wikipedia creo que Sir Paul McCartney no tendrá problemas en en hacernos una demostración práctica con un Mellotron más elaborado.

 

El Simbiófono

El Simbiófono… No recomendado para lugares estrechos si quieres conservar todo lo que esté a ras de las caderas.

Os presento el Simbiófono que según su autor, es un cordófono con caja acústica giratoria. Reconozco que cuando vi su imagen, sentí  sensaciones contradictorias por lo inesperado de su imagen.  El Simbiófono parece que se está haciendo un hueco en la actualidad colombiana y su inventor tiene una web donde podemos descubrir los pormenores de este instrumento. Quién sabe si dentro de un tiempo haya que hacer un (gran) hueco en los escenarios en este país! Podéis visitar su web en www.simbiofono.com para más información.

El ArpaGuitarra

Si eres indeciso la arpaguitarra es tu instrumento
Si eres indeciso la arpaguitarra es tu instrumento

¿Te gusta el arpa y la guitarra y no te decides?  Un ArpaGuitarra puede satisfacer tu dualidad instrumental sin necesidad de tener dos instrumentos.  Este instrumento  asociado a la música celta empezó a fabricarse a principios del S. XX. Tiene las 6 cuerdas básicas de una guitarra con cuerdas adicionales tanto en la parte superior como inferior, se llegó a utilizar en diferentes grabaciones pero no terminó de calar en el mercado lo que no quita que hoy día se puedan encontrar guitarrarpas y muchos aficionados a ellas. Podéis consultar esta web para más información y escuchar en este video lo bonito que suena 🙂

 

Y para terminar….. ¡Un clásico!

Katzenclavier, El piano de gatos.

Katzenclavier, el piano de gatitos. ¡Qué mal rollo!

Debería ser adorable pero la verdad es que muy agradable no resulta. Este teclado aparecía en los escritos de las terapias del psicólogo alemán  Johann Christian Reil (1759–1813). Está claro, un teclado de gatitos sana el cuerpo y la mente ¡Como par no verlo!. Aunque data del S. XVI y hay testimonios gráficos de ello, no está muy claro si se llevó a cabo no. Este teclado consistía en ordenar a los gatos según la tesitura de sus maullidos, se ataba el rabo a la tecla y conforme se pulsaba esta tiraba del rabo. Tenía que ser un espectáculo deleitarse con el dulce maullido de un gato cabreado.

 

Y hasta aquí, este breve repaso sobre algunos de los instrumentos diferentes y no habituales en la música. Como veis, hay tantos instrumentos como músicas y personas  ¿Qué quiere decir esto?  El límite está en nosotros mismos, la música no es algo estático y rígido aunque a veces se tenga esa imagen que le da un aspecto etéreo que parece que se va a romper con solo tocarla. La música es movimiento en constante evolución con mejor o peor tino, pero siempre música que hace feliz a quien la toca , la siente y vive como una primera vez perpetua.

¡¡ Hasta el próximo artículo !! 😀

Si os ha gustado esta entrada y os apetece compartirla, tenéis los botoncitos de abajo. Si queréis estar al tanto de las actualizaciones y de #FotoMúsica podéis encontrarme aquí

Twitter.

@sorybp

Y en facebook

https://www.facebook.com/diariodeunamusicologa?ref=hl

 

 

 

 

 

Mitos que hacen temer la música ¡y no deberían!

¡Qué bien! Hoy por fin empiezo la jornada continua en el trabajo así que voy a tener más tiempo pensar en música sin necesidad de tener que arañar minutos a lo que me queda del día. . Hoy estaba pensando en que aprender música

Desde una edad temprana interiorizar el lenguaje de la música es algo tan natural como el aprender a hablar y escribir. Pero, ¿qué pasa con las personas que no han tenido ese acercamiento musical desde pequeños? Unos de los motivos por los que decidí empezar a escribir este diario es el acercamiento de la musicología para todos que no es más de reflexionar sobre diferentes aspectos de la música desde la raíz.

Hace tiempo escribí este post titulado 10 consejos para aprender a pensar en música y no morir en el intento así que hoy haré lo propio incidiendo en esas causas que nos desesperan, pequeños mitos que nos hacen desaprender justo antes de aprender.

MITO : “No tengo don para la música pero los que tocan un instrumento si”

Aviso para navegantes, seamos más o menos virtuosos muchos de nosotros no tenemos don, pero si muchas ganas de aprender y disfrutar experiencias musicales.  Bueno, después hay gente como este niño chino, claro:

MITO : “Es muy difícil y complicado”

Ni es difícil ni es fácil, simplemente es lo que es: Un lenguaje universal único para comunicarnos en música con o sin palabras, un idioma en el que todos podemos entendernos. No es arameo ni Klingon, ni élfico.

MITO : “Para hablar de música hay que  saber de música y yo nunca voy a saber tanto”

Error. No es lo mismo saber música que entenderla. Puedes saber muchísimo de música, pero si no entiendes ni comprendes la música que estás escuchando y tocando… tu visión musical puede ser muy muy reducida siendo superada por alguien con otro tipo de conocimientos.

MITO:. “Hay que echarle muchas horas diarias para aprender algo”

Ummmm, bueno, este mito es una realidad. Sin tiempo dedicado al aprendizaje  no hay música… sin embargo  si no estamos en circuitos profesionales y tenemos bien planificado lo que queremos aprender NO hay que echarle horas y horas vacías pero si momentos de calidad en los que nos sintamos cómodos. Lo del estudio continuado  viene del conservatorio ya que los instrumentistas tenemos que aprender un repertorio que  desarrolla las diferentes habilidades y destrezas necesarias. Este repertorio es presentado semanalmente, como comprenderéis si no se ha estudiado… no hay escapatoria posible 😛

MITO: “Es un coste económico muy alto tener un instrumento”

Depende muchos factores y en el contexto que nos movamos. Lo caro no es el conservatorio ya que es una enseñanza pública (bueno, ejem….mejor no comentar). Relativamente caro puede parecer el instrumento musical y más si el camino a tomar es una carrera musical larga. Pongamos por ejemplo 3000 euros para gastar en unas  merecidas vacaciones este año ¡genial! ¿pero, y el siguiente? ¡Habrá que volver a pagar! en cambio un instrumento musical de calidad es algo que nos acompañará en las próximas décadas. Si hacemos los cálculos, sale a cuenta ¿No? (hay instrumentos muy baratos también si lo que queremos aprender y a ver que pasa)

 

MITO:. “Se necesita dinero para aprender”

¿Hola?  NO hace falta dinero para aprender lo que queráis en Música, hay muchísimo material didáctico musical y gente dispuesta a ayudar en la red :-). Si se tiene alguna inquietud muy concreta o alguna duda muy específica si que puede convenir alguna clase aclaratoria. Sabed que Los maestros de música, musicólogos y demás fauna musical estarán encantados de daros clases particulares, y debido a nuestra triste actualidad laboral, os aseguro que no os será doloroso para el bolsillo ya que hay mucha oferta de personas que ofrecen clases.

MITO:  “La gente mayor no puede aprender música”

Es cierto que no es lo mismo aprender desde niño que de adulta ya que desde temprana edad somos esponjitas, pero no solo pasa con la música, lo mismo se puede extrapolar a los idiomas ¡Mirad cuántas academias de idiomas hay para adultos!. Como no tenemos una máquina del tiempo que nos lleve a aquellos años,  el aprendizaje será más ralentizado pero sí más maduro y consciente lo que convierte esa inmersión en la música en algo muy positivo. ¿Imposible? NO. Solo que el proceso de aprendizaje es diferente 🙂

 

Estos son solo algunos de los mitos y temores que nos podemos encontrar respecto al aprendizaje musical. ¿quién dijo miedo a la música? No importa el cuando, el como y el por qué ya que al final los beneficiarios de esta inmersión musical somos nosotros mismos así que como siempre os animo a investigar los recursos musicales de la red y como no, en la biblioteca más cercana. Historia, teoría, práctica, estética, folklore….¿Has decidido ya el qué?

¿Y vosotros? ¿Conocéis más mitos y leyendas del aprendizaje musical?

¡Hasta la próxima!

No hay que ser comodones como este señor, mejor música activa 🙂

Si os ha interesado este post puedes compartirlo clicando sobre los botoncitos que tienes más abajo así para estar al tanto de mis actualizaciones y demás notas musicales en:

Twitter.

@sorybp

Y en facebook

https://www.facebook.com/diariodeunamusicologa?ref=hl