Una obra con misterio: El Concierto de los Ángeles y Navidad de Matthias Grünewald

Ayer estuve buscando imágenes interesantes para #FotoMúsica para mi cuenta de twitter. Y de casualidad me encontré con un cuadro que llevo muchísimo tiempo buscando. No recordaba el auto , y la he buscado en multitud de ocasiones.  Como sabéis en el campo de la iconografía musical se analizan las representaciones musicales que hay en la obra en cuestión para profundizar y reflexionar  la relación del  artista con la música, planteando preguntas como : ¿Era intérprete?¿El instrumento podría ser tocado en la realidad?  Naturalmente, me refiero a obras más antiguas, cuando el visionado de un concierto solo estaba reservado a la élite y se sabía de determinadas músicas de oidas y otras descripciones tanto visuales como  escritas. Imaginaos que sois artistas a los que encargan dibujar un Mellotrón y para hacerlo solo tenéis acceso a vagas  descripciones que os han contado o habéis leido, ¿complicado, no? :-P

La obra a la que me refiero es a un cuadro que descubrí en cuando daba Iconografía Musical, tiempo después le perdí la pista y estuve buscándolo hasta hoy. Sorprendente, enigmático, inclasificable…. me refiero a la obra renancentista de 1515 “Concierto de los Ángeles y la Navidad” del pintor alemán Matthias Grünewald

El Concierto de los Ángeles y Navidad (1515)

El Concierto de los Ángeles y Navidad (1515)

Esta obra forma parte de El Retablo de Isenheim que se puede visitar en  el  Museo de Unterlinden, en Alsacia (Francia). Llama la atención por sus grandes dimensiones y por sus 9 paneles abatibles de los que se compone que muestran diferentes momentos claves de la liturgia cristiana.

El concierto de los Ángeles y la Navidad me llamó especialmente la atención por su particularidad. Como podemos ver, la obra consta de dos escenas diferenciadas, una es el concierto de los ángeles, más terrenal (izq), y otra la Virgen María con el Niño Jesús creando la sensación de que  estar en el mismo lugar, pero sin estarlo. A la derecha, los útiles de aseo, las telas con paisaje al fondo con tonos claros. A la izquierda, los ángeles que emanan la calidez indescriptible de la música  la cual contrasta  con los otros paneles del retablo por su inusitada violencia al mostrar las diferentes escenas.

Pero en lo que me voy a centrar es en el extraño instrumento musical que porta el ángel principal que destaca  respecto a los otros personajes del cuadro por la  iluminación  que incide directamente sobre el . Luz celestial que parece emanar veladamente de la Virgen y el  Niño  lo que hace que el espectador de forma inconsciente centre la vista en el curioso instrumento.

Este extraño instrumento de cuerda encierra un halo de misterio....

Este extraño instrumento de cuerda encierra un halo de misterio….

No se sabe muy bien de que se  trata, se asemeja a otros instrumentos de cuerda de la época. Por su forma, se asemeja a un chelo, concretamente y enmarcado en su época, a una viola de gamba. Pero ¿ por qué su forma recuerda más a la de un chelo posterior a su época que una viola de gamba? Si se observan sus dimensiones, el instrumento resulta muy fino y hosco, como un mazacote cuya caja de resonancia resultara insuficiente. Con las hendiduras de la caja (calados) y el puente donde reposan las cuerdas, parece que forma una un rostro sonriente. ¿Intencionalidad o realidad? Sea lo que sea, por el realismo del instrumento no parece que a Grünewald le fuera desconocido el mundo musical. Otra cuestión que se plantea son las hendiduras  justo por donde pasa el arco hecho por el cual parece desafiar a la física sonora ya que  debería tocarse en la parte inferior para proyección del sonido. Como se puede ver, en la parte  superior la caja vuelve a ampliarse y parece observarse los clavijeros.  Así ,surgen muchos interrogantes sobre el misterioso instrumento de Grünewald. ¿Existiría en realidad? ¿Hizo una fusión de instrumentos de la época? ¿En qué se basó? Por supuesto, no han sido pocos los musicólogos y demás especialistas de la música los  que han intentado reconstruir este instrumento a raíz de esta representación (como bien se ha hecho con otros instrumentos de la época)  pero los resultados han sido infructuosos. Ha sido imposible llevarlo a la actualidad y  tan solo nos queda este misterioso testimonio cuya respuesta solo tiene este  enigmático artista. ¿Os animáis a realizar vuestras pesquisas?

Me gustaría mucho saber la opinión de los que tocáis instrumentos de cuerda frotada, ¿Qué os parece?

 

¡¡ Hasta el próximo artículo !!  :-D

Si os ha gustado esta entrada y os apetece compartirla, tenéis los botoncitos de abajo. Si queréis estar al tanto de las actualizaciones y de #FotoMúsica podéis encontrarme aquí

Twitter.

@sorybp

Y en facebook

https://www.facebook.com/diariodeunamusicologa?ref=hl

Los instrumentos musicales más extraños

Hoy me apetece dedicar un artículo de mi diario a los instrumentos musicales raros y alocados. A lo largo de la historia siempre ha habido mentes pensantes que han decidido dar una vuelta de tuerca a los instrumentos musicales que todos l conocemos para que resulte más fácil y cómoda la interpretación musical. Esto no es algo novedoso en la historia de la  música  ya que siempre se ha intentado hacer más fácil la práxis musical (como puede ser en la notación musical), algunas llegaron a buen puerto y otras se quedaron como parte de las curiosidades musicales ya que probablemente esa comodidad solo sería beneficiosa para la persona que la llevó a a cabo. ¡Vamos a dar una vuelta por las pequeñas locuras musicales!

 

 Violinofón o Stroh Violín

Stroth Violín. Vale, es un poco raro pero..¡mola!

 

Este instrumento funciona como un violín solo que la caja de resonancia está en esa pieza de metal parecida a los intrumentos de viento. Fué patentada en 1899 por Matthias Augustus Stroh  y se utiliza en la música de Europa del este. La verdad es que estéticamente es muy llamativo, no es un instrumento del que surja el amor a primera vista pero amigos, ¡la belleza está en el interior! y suena bastante bien. Que la caja de resonancia sea la trompetilla es muy curioso, estoy tan acostumbrada a otros instrumentos de cuerda y sus cajas que no puedo dejar de “mirar”  el sonido que sale de ahí :-O

El Mellotrón

La verdad es que el nombre se las trae ¡pero me gusta! Yo me lo pedía para reyes

 

Creo que el Mellotrón ha sido un gran descubrimiento para mí. Este instrumento de la década de los 60 es el precursor del Sintetizador  ya que dispone de sampleados de 8 segundos previamente grabados que  funcionaban por cinta magnética. No tuvo una larga vida pero se llegó a utilizar en grabaciones comerciales de la época. Se hicieron pocas unidades porque no fue el éxito de ventas esperado debido a la complejidad de su uso, pero os aseguro que el resultado es sorprendente. Como yo no soy capaz de explicar semejante instrumento, además de recomendaros la consulta a wikipedia creo que Sir Paul McCartney no tendrá problemas en en hacernos una demostración práctica con un Mellotron más elaborado.

 

El Simbiófono

El Simbiófono… No recomendado para lugares estrechos si quieres conservar todo lo que esté a ras de las caderas.

Os presento el Simbiófono que según su autor, es un cordófono con caja acústica giratoria. Reconozco que cuando vi su imagen, sentí  sensaciones contradictorias por lo inesperado de su imagen.  El Simbiófono parece que se está haciendo un hueco en la actualidad colombiana y su inventor tiene una web donde podemos descubrir los pormenores de este instrumento. Quién sabe si dentro de un tiempo haya que hacer un (gran) hueco en los escenarios en este país! Podéis visitar su web en www.simbiofono.com para más información.

El ArpaGuitarra

Si eres indeciso la arpaguitarra es tu instrumento

Si eres indeciso la arpaguitarra es tu instrumento

¿Te gusta el arpa y la guitarra y no te decides?  Un ArpaGuitarra puede satisfacer tu dualidad instrumental sin necesidad de tener dos instrumentos.  Este instrumento  asociado a la música celta empezó a fabricarse a principios del S. XX. Tiene las 6 cuerdas básicas de una guitarra con cuerdas adicionales tanto en la parte superior como inferior, se llegó a utilizar en diferentes grabaciones pero no terminó de calar en el mercado lo que no quita que hoy día se puedan encontrar guitarrarpas y muchos aficionados a ellas. Podéis consultar esta web para más información y escuchar en este video lo bonito que suena :-)

 

Y para terminar….. ¡Un clásico!

Katzenclavier, El piano de gatos.

Katzenclavier, el piano de gatitos. ¡Qué mal rollo!

Debería ser adorable pero la verdad es que muy agradable no resulta. Este teclado aparecía en los escritos de las terapias del psicólogo alemán  Johann Christian Reil (1759–1813). Está claro, un teclado de gatitos sana el cuerpo y la mente ¡Como par no verlo!. Aunque data del S. XVI y hay testimonios gráficos de ello, no está muy claro si se llevó a cabo no. Este teclado consistía en ordenar a los gatos según la tesitura de sus maullidos, se ataba el rabo a la tecla y conforme se pulsaba esta tiraba del rabo. Tenía que ser un espectáculo deleitarse con el dulce maullido de un gato cabreado.

 

Y hasta aquí, este breve repaso sobre algunos de los instrumentos diferentes y no habituales en la música. Como veis, hay tantos instrumentos como músicas y personas  ¿Qué quiere decir esto?  El límite está en nosotros mismos, la música no es algo estático y rígido aunque a veces se tenga esa imagen que le da un aspecto etéreo que parece que se va a romper con solo tocarla. La música es movimiento en constante evolución con mejor o peor tino, pero siempre música que hace feliz a quien la toca , la siente y vive como una primera vez perpetua.

¡¡ Hasta el próximo artículo !! :-D

Si os ha gustado esta entrada y os apetece compartirla, tenéis los botoncitos de abajo. Si queréis estar al tanto de las actualizaciones y de #FotoMúsica podéis encontrarme aquí

Twitter.

@sorybp

Y en facebook

https://www.facebook.com/diariodeunamusicologa?ref=hl

 

 

 

 

 

Mitos que hacen temer la música ¡y no deberían!

¡Qué bien! Hoy por fin empiezo la jornada continua en el trabajo así que voy a tener más tiempo pensar en música sin necesidad de tener que arañar minutos a lo que me queda del día. . Hoy estaba pensando en que aprender música

Desde una edad temprana interiorizar el lenguaje de la música es algo tan natural como el aprender a hablar y escribir. Pero, ¿qué pasa con las personas que no han tenido ese acercamiento musical desde pequeños? Unos de los motivos por los que decidí empezar a escribir este diario es el acercamiento de la musicología para todos que no es más de reflexionar sobre diferentes aspectos de la música desde la raíz.

Hace tiempo escribí este post titulado 10 consejos para aprender a pensar en música y no morir en el intento así que hoy haré lo propio incidiendo en esas causas que nos desesperan, pequeños mitos que nos hacen desaprender justo antes de aprender.

MITO : “No tengo don para la música pero los que tocan un instrumento si”

Aviso para navegantes, seamos más o menos virtuosos muchos de nosotros no tenemos don, pero si muchas ganas de aprender y disfrutar experiencias musicales.  Bueno, después hay gente como este niño chino, claro:

MITO : “Es muy difícil y complicado”

Ni es difícil ni es fácil, simplemente es lo que es: Un lenguaje universal único para comunicarnos en música con o sin palabras, un idioma en el que todos podemos entendernos. No es arameo ni Klingon, ni élfico.

MITO : “Para hablar de música hay que  saber de música y yo nunca voy a saber tanto”

Error. No es lo mismo saber música que entenderla. Puedes saber muchísimo de música, pero si no entiendes ni comprendes la música que estás escuchando y tocando… tu visión musical puede ser muy muy reducida siendo superada por alguien con otro tipo de conocimientos.

MITO:. “Hay que echarle muchas horas diarias para aprender algo”

Ummmm, bueno, este mito es una realidad. Sin tiempo dedicado al aprendizaje  no hay música… sin embargo  si no estamos en circuitos profesionales y tenemos bien planificado lo que queremos aprender NO hay que echarle horas y horas vacías pero si momentos de calidad en los que nos sintamos cómodos. Lo del estudio continuado  viene del conservatorio ya que los instrumentistas tenemos que aprender un repertorio que  desarrolla las diferentes habilidades y destrezas necesarias. Este repertorio es presentado semanalmente, como comprenderéis si no se ha estudiado… no hay escapatoria posible :-P

MITO: “Es un coste económico muy alto tener un instrumento”

Depende muchos factores y en el contexto que nos movamos. Lo caro no es el conservatorio ya que es una enseñanza pública (bueno, ejem….mejor no comentar). Relativamente caro puede parecer el instrumento musical y más si el camino a tomar es una carrera musical larga. Pongamos por ejemplo 3000 euros para gastar en unas  merecidas vacaciones este año ¡genial! ¿pero, y el siguiente? ¡Habrá que volver a pagar! en cambio un instrumento musical de calidad es algo que nos acompañará en las próximas décadas. Si hacemos los cálculos, sale a cuenta ¿No? (hay instrumentos muy baratos también si lo que queremos aprender y a ver que pasa)

 

MITO:. “Se necesita dinero para aprender”

¿Hola?  NO hace falta dinero para aprender lo que queráis en Música, hay muchísimo material didáctico musical y gente dispuesta a ayudar en la red :-). Si se tiene alguna inquietud muy concreta o alguna duda muy específica si que puede convenir alguna clase aclaratoria. Sabed que Los maestros de música, musicólogos y demás fauna musical estarán encantados de daros clases particulares, y debido a nuestra triste actualidad laboral, os aseguro que no os será doloroso para el bolsillo ya que hay mucha oferta de personas que ofrecen clases.

MITO:  “La gente mayor no puede aprender música”

Es cierto que no es lo mismo aprender desde niño que de adulta ya que desde temprana edad somos esponjitas, pero no solo pasa con la música, lo mismo se puede extrapolar a los idiomas ¡Mirad cuántas academias de idiomas hay para adultos!. Como no tenemos una máquina del tiempo que nos lleve a aquellos años,  el aprendizaje será más ralentizado pero sí más maduro y consciente lo que convierte esa inmersión en la música en algo muy positivo. ¿Imposible? NO. Solo que el proceso de aprendizaje es diferente :-)

 

Estos son solo algunos de los mitos y temores que nos podemos encontrar respecto al aprendizaje musical. ¿quién dijo miedo a la música? No importa el cuando, el como y el por qué ya que al final los beneficiarios de esta inmersión musical somos nosotros mismos así que como siempre os animo a investigar los recursos musicales de la red y como no, en la biblioteca más cercana. Historia, teoría, práctica, estética, folklore….¿Has decidido ya el qué?

¿Y vosotros? ¿Conocéis más mitos y leyendas del aprendizaje musical?

¡Hasta la próxima!

No hay que ser comodones como este señor, mejor música activa :-)

Si os ha interesado este post puedes compartirlo clicando sobre los botoncitos que tienes más abajo así para estar al tanto de mis actualizaciones y demás notas musicales en:

Twitter.

@sorybp

Y en facebook

https://www.facebook.com/diariodeunamusicologa?ref=hl

 

 

 

 

La música también tiene su lado formal.

Hoy estaba pensando en el horror de los horrores para muchos: el análisis musical. Sí , ya he hablado otras veces de este tema pero os prometo que es menos terrorífico de lo que suena. Un análisis musical es algo que se puede realizar a diferentes niveles sobre cualquier obra, desde la 9ª de Beethoven hasta el último éxito de Bisbal, por eso si alguien se refiere a que determinado estilo de música no es música, me da a mi que se equivoca porque hasta de la música más sencilla y más horrenda según gustos personales puede realizarse un análisis  tanto estético como formal independientemente de su estilo y complejidad  . Pese a quien le pese, también la música más petarda tiene su lado formal. ¿No es algo maravilloso? Es el poder democratizador de la música. Un do, va a ser un do en la sinfonía más bella del mundo y también lo será en el éxito reaggetonero del momento.

Como ya hemos tratado en este blog, podemos realizar un análisis estético en el cuál se podría describir el contexto histórico y social en que  está enmarcada la obra musical, también se podría tratar su funcionalidad y recursos de estilísticos de una época  pero esta información también se complementa y sustenta de su lado formal. En este otro lado formal de la música realiza un análisis de la música escrita,o si no disponemos de ella en una partitura, también  puede describir y esquematizar  a grandes rasgos la música que se oye. Es curioso, pero se pueden descubrir más cosas de lo que uno piensa ayudando así a  escuchar con otras orejas más atentas la música que nos rodea.

Hay verdaderos detractores que si supieran que mucha música que les gusta llevan un esquema parecido.... se tirarían de las orejas!. A mi personalmente no me gusta, pero son músicas diferentes cada una en su contexto.

¡¡Ey justiciero musical !!  Faltar respeto a la música también es rechazar la música haciendo comparaciones a lo loco!!

 

La música es movimiento. Cuando vamos por la calle hay veces que andamos a paso más ligero y otras vamos más lentos y relajados. En nuestro camino nos encontraremos con semáforos, desvíos porque algún tramo está en obras pero aún así siempre  llegaremos a nuestro destino. Así a modo de analogía, un análisis formal es poner  sobre sobre un plano todas las vicisitudes del camino, explicando lo que sucede hasta el final del trayecto  bien desde  un  mapa o desde el exterior memorizando las particularidades del camino. Lo mismo  pasa con una obra musical independientemente de su tipología. Un análisis formal es la descripción de un camino  cuyo plano es la partitura y nuestros ojos, son los oidos que perciben las diferentes calles del sonido.

En este enlace del blog haciendo Música podéis ver algunos ejemplos muy didácticos  de lo que es un análisis formal que os puede dar algunas ideas :

http://haciendomusica.com/Analisis/Tema%2004%20-%20Analisis%20Formal.pdf

Como veis, hay muchas formas de escuchar música.   Con un poco de práctica y un análisis básico podéis descubrir los secretos que encierra la música que os llama la atención. Sin casi daros cuenta  iréis  tomando conciencia de  los patrones que se repiten y quizá podáis establecer interesantes relaciones entre diferentes músicas ¿Qué tienen en común?¿En qué difieren?.  Con esto, toda música tiene su lado estético y otro, más formal y las dos son igual de apasionantes e interesantes ¿Con cuál te quedas? (vale quedarse con las dos)

¡Hasta pronto musiqueros y musiqueras! :-)

Si os ha resultado interesante este artículo, os animo a que lo compartáis por el universo musical (o no).

Para seguir las actualizaciones y demás curiosidades podéis seguirme en:

Twitter.

@sorybp

Y en facebook

https://www.facebook.com/diariodeunamusicologa?ref=hl

No existen los músicos torpes.

Hola! Aquí estoy de nuevo después de unos días del descanso. Hoy os traigo esta pequeña reflexión a raíz de unos comentarios que suelo que oir a personas que se introducen en la música por vez primera.

Muchas veces, cuando alguien se pone delante de mi piano lo primero que suelo escuchar es:

- Ay, !que yo no se nada de música!¡ Se me da fatal! Claro, para ti es fácil pero para mi….

Es curioso que en el piano así como en  cualquier otro instrumento musical parece que éste sirve de oráculo, ya que solo con tenerlo cerca una persona sabe que se le va a dar mal ¡Un desastre musical en ciernes!. Pues no, lamento deciros que no tienen ninguna propiedad mágica y que por desgracia no nos desvelará los números de La Primitiva de mañana.(aunque ya podría,ya)

Cuando una persona quiere aprender música,  bien un instrumento o teoría por ejemplo, muchas veces piensa que va a suceder como en esta escena de la película August Rush cuando la realidad es ligeramente diferente-

Sí, el niño es muy precoz para aprender. y eso que os he ahorrado la escena en la que compone una sinfonía…. y ojo con deprimirse! Lo mejor de todo es que vosotros podéis aprender de verdad :-)

Muchas veces  se piensa que el pensar en música  es un don al alcance de unos pocos que tuvieron la suerte de tropezarse con la música y hacerse con ella.  Pero sabed que el arte de la música es que lo complicado parezca sencillo, y a veces lo sencillo  sea inexplicable  por su perfección . Ya os he dicho alguna vez en este blog, que entender la música, aprender a interpretarla y entenderla es como formar un puzzle al que poco a poco vamos añadiendo más piezas que van encajando. Así que ni fácil ni dificil, es cuestión de perspectiva :-)

Si aprendemos a acercarnos a la música sin prejuicios y de una forma natural, ya sea de una forma más practica o más teórica, formará parte de nosotros como ya es el habla, solo que la satisfacción que se experimenta es algo para lo que todavía no he encontrado palabras . Este sentir musical libre y pleno es algo que nos ayuda expresarnos en música en momentos cotidianos  sin miedo de meter la pata:

Si os preguntaran  ¿Qué te parece esta música? Más allá del “es bonita” o “no me gusta” quizá podáis sentir que no podéis expresaros tal como quisierais por los miedos a decir algo fuera de lugar, pero ¿sabéis? Ni os imagináis cuanto tiene una persona que decir sobre la música que le gusta y le es importante en su experiencia vital. Así como  ser y sentirse músico es  esfuerzo y   ganas,también es  tener una mente en abierta que asimila que hay muchos tipos de músicos en los que unos son virtuosos, otros buenos improvisadores, otros tantos técnica pura, y otros que lleven el ritmo en sus venas entre otras tantas tipologías de músicos y músicas.

Por eso no hay ni habrá el músico torpe, sino muchos tipos de músicos diferentes siempre que hagan lo que les gusta.  La música no se disfruta más cuando uno no se compara con los demás sino cuando  se encuentra bien con su yo musical y es capaz de disfrutar de ello independientemente de su nivel. No hay músico malo, pero si métodos de enseñanza basados en conceptos arcaicos como la competitividad, el refuerzo negativo que puede hacer sentirnos torpes, pequeños que nos hagan apartarnos del camino. Pero eso… ¡Ni hablar!

Dentro de ti solo convives contigo mismo, se el mejor para ti y disfruta con ello. :-)

 

Hasta aquí este trocito de reflexión, ya sabéis que siempre os animo a que os deis una vuelta por los universos musicales con las orejas bien abierta a los diferentes sonidos  y formas de entender la música. ¡ No lo dejéis pasar!

 

Si esta entrada os resulta interesante os animo compartirla :-)

Para estar al tanto de actualizaciones podéis seguirme en Twitter:

@sorybp

Y en facebook

https://www.facebook.com/diariodeunamusicologa?ref=hl

¡Gracias!

 

5 preguntas y respuestas si quieres estudiar musicología (II)

Espero que os haya gustado el anterior post sobre las pautas para estudiar musicología. Se me olvidó comentaros que estoy hablando de mi experiencia del  estudio de la Licenciatura de Historia y Ciencias de la Música (un año antes de pasar a grado) en España. Personalmente una de las más gratas experiencias de mi vida y no se si lo he comentado ya en el blog, pero si pudiera volvería a cursarla con sus virtudes y defectos, porque también tiene ¿eh? Y muchos! Lo importante es saber como afrontarla. Como aún no me ha llegado ninguna sugerencia aún, seguiré respondiendo a modo resumen por las cuestiones que me habéis planteado a modo particular para responder de forma general.

1. Soy estudiante de conservatorio y tengo mis dudas,sobre si cursar musicología este año. ¿Qué hago?

Hay muchas opiniones sobre este tema ya que se juntas varios tipos de personas que diferentes experiencias vitales respecto a la música. Si eres estudiante de conservatorio, musicología es un complemento perfecto si quieres ahondar en  la música desde todas sus ramas de estudio. Por otra parte os puede parecer más sencillo y quizá en toda lo que se refiere a análisis formal  no tengáis ningún problema al ser más práctica por lo  que depende de vosotros y las ganas  de estudiar la música desde un punto de vista histórico y social. Si habéis terminado el conservatorio y  te dedicas a la docencia, creo que la carrera os puede encantar.

2. estoy entre hacer las pruebas de acceso al conservatorio y estudiar musicología ¿Qué me recomiendas?

Ni musicología va a sustituir el estudio de un instrumento . Ni el estudio del instrumento va a sustituir a musicología. Quien toca un instrumento sabe el sacrificio que eso conlleva, así que si estás decidido a cumplir tu sueño haz las pruebas para el conservatorio, porque hay oportunidades que pasan muy poquitas veces. Probablemente, si dejas tu instrumento para estudiar musicología  a tiempo completo lo que encuentres no te va a gustar, ya que los musicólogos interpretamos sobre el papel y aunque muchos seamos músicos casi nunca se interpreta sobre el instrumento aunque ayuda a la hora de diseccionar la música.

3. No me gusta estudiar y menos historia… ¡¡¡ yo quiero música y Rock & Roll !!!! ¿Puede que me aburra?

Sí, te vas a aburrir mucho y a los pocos meses te vas a hartar de tanta historia y teoría de la música entre otras bondades de la músicología por lo que te recomiendo que te replantees si estos estudios te pueden interesar.

4. He visto que son muchas materias, ¿Me va a costar mucho estudiar para sacar curso por año?

No si haces todas las actividades que manda el equipo docente. Con no dormise en los laureles y hacer los trabajos siguiendo el plan Bolonia (yo lo seguí en algunas asignaturas de manera experimental pudiendo acogerme al plan antiguo ) no tendría que haber mucho problema. Eso si, como dejéis todo para el último día para jugarlo todo a una carta, es muy complicado ya que se requiere ir interiorizando los nuevos conceptos para llegar a los siguientes. Además la importancia reside no en memorizar sino en reconocer. Si eres organizado, presentas todo a tiempo y te apasiona la música… es un esfuerzo bastante agradable aunque a veces … ajjj ¡ es desesperante!

5.  Siempre ha sido mi sueño estudiar musicología aunque el trabajo entre otras circunstancias me han impedido hacerlo. ¿Lo intento?

Sí, sí, sí y sí! Quizá según circunstancias personales no podáis matricularos de todo, pero os animo a que lo hagáis porque si hay pasión y devoción en lo que hacéis los miedos son menos miedos. Ni os imagináis la de compañeros que cursamos la carrera años más tarde (en mi caso poquitos). hay muchísima gente de más edad que se inicia en el estudio de la musicología cuando ha sentido que es el momento preciso…. alternándolo con sus profesiones y vida familiar.

 

Probablemente si no eres lector asiduo del blog  has llegado hasta aquí para informarte sobre la carrera, ya que son muchas las visitas que llegan a este Diario buscando información de primera mano sobre la carrera . Si te ha sido útil me alegraría un montón así que te animaría a que lo compartieses a quienes les pudiera servir de utlidad la información :-)

¡¡Hasta la próxima!!

 

Por  aquí estoy :-)

Twitter:

@sorybp

Y en facebook

https://www.facebook.com/diariodeunamusicologa?ref=hl

 

5 preguntas y respuestas si quieres estudiar musicología. (I)

Después de una larga ausencia por fin estoy por aquí. Ni os imagináis el traqueteo  que tuve el año pasado. ¡Madre mía! Así que decido retomar de nuevo el blog para iniciar de nuevo este rinconcito musical.
He decidido crear este post con 5 consejos para tener en cuenta porque muchos de vosotros habéis contactado conmigo en privado para pedirme consejos sobre como afrontar la idea de estudiar musicología, así que iniciaré una serie de post en el que os pueda dar un poco de luz según mi experiencia con la carrera. También os animo a escribir vuestras propias preguntas en comentarios para así entre todos poder ayudar a los futuros musicólogos con dudas. ¿Qué os parece?
Aquí van las preguntas más comunes.

1. Quiero estudiar musicología, ¿qué salidas tiene?

en teoría tiene varias salidas, pero las más factibles a la hora de encontrar un empleo es en educación como profesores ya sea por iniciativa privada o por oposiciones y también como investigador aunque para ello os recomiendo ir enlazando becas en el departamento.

2. No se tocar un instrumento ¿Puedo cursar la carrera?

Sí. Pero no es lo mismo no saber tocar un instrumento a no tener ninguna base teórico musical

3. No tengo ni idea de música, de hecho vengo de carrera/bachillerato cuyo itinerario no tiene nada que ver con las humanidades. ¿Se me hará cuesta arriba?

Muchas veces el tocar un intrumento no implica tener muchos conocimientos musicales ya que hay muchas ( y válidas) maneras para aprender a tocar. Si no tenéis base musical os va a costar un poquito porque aunque no se piden conocimientos concretos, si hay asignaturas que requieren conocimientos musicales como el análisis de obras. Por mi experiencia no se pide que seas el as de la armonía, pero unos conocimientos iniciales os pueden ayudar. En  la carrera al haber gente que no ha estudiado nada de armonía (una de las bases del análisis y la composición) se hace un repaso rápido partiendo casi desde cero, pero …. ¡cuidado! No dormiros en los laureles, porque cuando digo rápido es muy rápido. Eso sí, realmente lo que se aprende es un análisis general sobre unas obras determinadas en la que más que  hacer un análisis formal, es saber reconocer la obra y sus particularidades.

4. No me gusta la teoría ¿Es muy práctica? // No me gusta que sea muy práctica ¿es muy teórica?

Depende de lo que se entienda por teoría o por práctica. La carrera es una especie de resumen de las ramas más importantes de la musicología, por lo tanto vais a tener mucha historia de todo tipo desde etnomusicología, historia de los estilos musicales, del Pensamiento musical, historia por supuesto generalista…. así como muchas asignaturas introductorias al análisis, a la teoría.. Esto quiere decir que todo estos conocimientos los vais a aplicar en otras tantas asignaturas.
Por supuesto, después tenemos asignaturas que pueden ser  optativas como iconografía, informática y didáctica musical que son más prácticas aunque depende del enfoque que se de ya que de la Universidad donde se curse.

5. No quiero ser profesor de música ni investigador musical ¿Cómo debo enfocar la carrera?

Sois muchos con estas dudas. Mi consejo es que desde muy pronto y si podéis alternéis el estudio de la carrera con alguna beca por empresa privada para ir adquiriendo experiencia. Lo importante es, ¿Qué tipo de musicólogo queréis ser? ¿Qué esperas de la carrera? Hagáis lo que hagáis tenéis que buscar la especialización y la diferenciación que marque ese plus que espera una empresa privada para fijar su mirada en vosotros. (una agencia de comunicación, una editorial….)

Y hasta aquí, estas primeras preguntas con respuestas, pero que cada una merecería un post propio pero tiempo al tiempo ¿tenéis más preguntas para incluir en el siguiente post? Espero vuestras sugerencias!

 

Os recuerdo que podéis seguirme en Twitter:

@sorybp

Y en facebook

https://www.facebook.com/diariodeunamusicologa?ref=hl