La música en la obra del pintor Julio Romero de Torres

¡Hola! Se acaba la semana ¡bien! Ahora a descansar aprovechar estos días que tenemos por delante :-)

Hoy os quiero hablar de la estrecha relación de la pintura con la música en la figura de un pintor que me  apasiona. Seguro que no os sorprenderá si os comento que se trata de un artista cordobés del que ya os he hablado en otras ocasiones porque yo, no se si os lo he dicho ya,  nací  y crecí en Córdoba . Bueno, vale, es la enésima vez que lo digo pero va dentro de mi ADN aunque físicamente parezca una guiri.

Julio Romero de Torres fue el pintor de la mujer cordobesa, pero también de la guitarra y el flamenco en su máxima expresión pero, ¿Qué le llevó hasta ese punto? ¿Qué hacía de su pintura una experiencia músical visual? Estos temas son los que se tocan en iconografía musical. Preguntas y respuestas que ponen sonidos a la música pintada. La vida del artista da un poco de luz a la labor de investigación para responder las interrogantes musicales que desprende su obra.

Cante_hondo_by_Julio_Romero_de_Torres

Julio Romero de Torres: Cante Hondo (1922-24)

1. ¿Quién era Julio Romero de Torres?

Julio Romero de Torres nace en 1874 en una vivienda justo al lado del Museo Provincial de Bellas Artes en Córdoba capital. En 1884  entra en el conservatorio y en la Escuela Provincial de Bellas artes que dirige su padre. Años mas tarde empieza con colaboraciones en distintos entes, adentrándose además de poco a poco en la vida artística y social cordobesa y en el mundo bohemio madrileño de tascas y poetas. El autor vivirá  finales de siglo un hecho que macaría a intelectuales y artistas de la época : el desastre del 98.  A principios del Siglo XX , Romero de Torres se mezcla con la alta sociedad cordobesa, sigue pintando y recibiendo encargos así como iría conociendo algunas de las que después serían sus modelos. Julio Romero no está ajeno al movimiento cultural del momento y en estos primeros años  viaja  a Holanda y reside por un tiempo en Madrid. Participa en las tertulias de Pio Baroja, Pérez de Ayala…. Además de sus amigos e intelectuales  en Córdoba..

Bien, por ahora sabemos que Don Julio iba para artista fijo y que el arte y la música era una constante en su vida. Porque aunque ahora en una tasca disfrutemos del hilo musical que toque en ese momento, antiguamente la música en diferido como que no, así que nos podemos imaginar del ambiente musical que disfrutaba nuestro pintor entre medios y quintos.

A Julio Romero le tocó vivir una época de gran actividad cultural en Córdoba capital, los cafés se convierten en lugar de disfrute de espectáculos musicales, el conservatorio está en pleno crecimiento. Por su parte, el pintor nació en una familia de artistas, Julio Romero formó parte del alumnado (así como después sus hijos) de la sección musical de la escuela de bellas artes de Córdoba. Esta sección musical dará por primera vez lugar en Córdoba, a la creación del conservatorio provincial de Córdoba anexado a la escuela de Artes y Oficios. Siendo esta la primera vez que se realiza una enseñanza de la música reglada en Córdoba lo que daría un nuevo impulso  al ámbito cultural de la ciudad. Julio Romero de Torres recibió enseñanzas musicales , además  de la de profesor en la escuela de bellas artes donde inevitablemente y por proximidad se empapaba su ambiente musical  por lo que la música no era un gran desconocido , fluía con el.

  2. Pero, ¿Por qué esas guitarras gráciles, ligeras que parecían tocar el cielo si conocía perfectamente el mundo musical? Para ello, es mejor de tomar referencia una de sus obras: Alegrías (1917)

Alegrías (1917) Óleo y temple sobre lienzo.  161 x 157 cm.

Alegrías (1917)
Óleo y temple sobre lienzo.
161 x 157 cm.

La guitarra aparece de forma sumamente ligera, grácil y estilizada Las guitarras pintadas en sus cuadros podría ser la que el artista toca en sus ratos libres. Esta guitarra, debido la inclinación del artista por la estilización de figuras es representada de una forma mas alargada de lo normal. No es posible saber el tipo de guitarra, probablemente flamenca (aunque faltan los dos remaches que suelen tener las guitarras flamencas para no dañar la madera). Respecto a la posición que lleva el intérprete, refleja mucho la forma de tocar que tenía Julio Romero. La posición es muy parecida a la foto que muestro a continuación, por lo que podría también haber influido a la hora de preparar al modelo para posar. Julio Romero era intérprete y admirador de guitarristas flamencos, el tocar de esta forma tan inclinada es totalmente factible pues al inclinar el sonido resuena mas. Julio Romero era admirador del flamenco clásico, el cual por aquellos años se tocaba así por ello su representación tan inclinada. Respecto a la bailora y las otras tres figuras femeninas se acercan más al simbolismo, como muestra la mujer que está tumbada viendo la escena, mostrando cada una de ellas una actitud diferente ante la música siendo la escena más cercana dentro de la verosimilud a un mundo onírico y simbolista

julio

Julio Romero tocando la guitarra y su hijo Rafael interprete en el cuadro

3. ¿Y las conclusiones? ¿Qué conclusiones se sacan?

Estudiando la vida pintor se deduce que Julio es conocedor de la música (incluso hizo su incursión como cantaor aunque no con mucho acierto) . En su obra, la música es estilizada, dramática, cargada de símbolos en un ambiente denso y profundo que hace que no se pueda despegar la vista de cada pincelada. El pintor de la mujer morena, no es solo eso:  En sus “lejos” (paisajes)  y mujeres hay un aura simbolista y misteriosa que rodea su obra – sobre todo a partir de 1920 hasta su muerte- que quizá puede recordar un poco a los mundos oníricos de Dalí ( fue alumno de Romero de Torres cuando ejercía de profesor en la escuela de San Fernando). Son sensaciones encontradas ante este pintor misterioso que impregna sus cuadros de flamenco, de segundas lecturas y del dramatismo en una mirada en la que su iconografía musical aunque clara, encierra muchas interrogantes y misterio para el observador.

Julio Romero dijo: “Si a mi me hubieran dado a escoger entre la gran personalidad de Leonardo da Vinci- por el que siento una gran admiración tal que lo reputo como el primer pintor de la historia-o, la de Juan Breva, no había vacilado. Yo hubiera sido Juan Breva el mejor Cantaor que ha habido. Yo también traté de cantar (…) pero para qué repetirlo? Fracasé”

Para terminar. ¡No me digáis que no es maravilloso todo lo que se puede sacar del estudio de la música en la pintura! Luces y sombras, recovecos, pensamientos al aire  sobre la vida y obra del artista recordando cada paso, cada línea cada palabra. Os animo a investigar la apasionante historia que se esconde tras la música pintada, porque es apasionante descubrir los secretos que se pueden descubrir en cada pincelada. A continuación os dejo una pequeña bibliografía empleada en este pequeño estudio sobre la obra de Julio Romero de Torres por si queréis consultarla.

Julio Romero de Torres: Conocimiento de su obra y su persona.
Grupo artístico andaluz. AZUL CENIZA
http://www.azulceniza.net/julio%20romero%20de%20torres/archivos%20indexados%20web/julioromerodetorresfotosyotros/julioromero.pdf
Julio Romero de Torres y su identidad artística
 Povedano Bermúdez , Antonio
Identidades culturales : actas del Congreso Internacional Identidades Culturales : (Córdoba, octubre 1999) , ISBN 84-7801-630-9 , pags. 355-366
Julio Romero de Torres y La Gracia: la intención narrativa
 Valverde Candil, Mercedes
Boletín de la Real Academia de Córdoba de Ciencias, Bellas Letras y Nobles Artes, ISSN 0034-060X, Nº. 141, 2002 , pags. 229-246
Julio Romero de Torres y su mundo
 Zueras Torrens ,Francisco
Monte de Piedad y Caja de Ahorros de Córdoba.1987 ISBN: 84-7580-432-2
 Julio Romero de Torres y el flamenco
Povedano Bermúdez, Antonio
Derecho y opinión, ISSN 1133-3278, Nº 6, 1998 , pags. 665-672
 Pintura del siglo XX: Julio Romero de Torres, el pintor de la mujer morena
 Montañés, Luis
 Galería  Antiqvaria: Arte contemporáneo, antigüedades, mercado, coleccionismo, ISSN 1130-2747, Nº 212, 2003  , pags. 58-61

¡Hasta el próximo artículo!   ¿Os ha gustado esta reflexión? ¡Espero que sí! Puedes compartirla en tus RRSS favoritas y harás muy feliz a esta musicóloga :-) Si no, siempre puedes leerlo de forma meditada, atenta y tal :-)

Twitter

@sorybp

Y en Facebook

https://www.facebook.com/diariodeunamusicologa?ref=hl

Desventuras nocturnas de una musicóloga: ¡Balada triste de trompeta!

Hola!  ¿Qué tal estos días de descanso? Ahora mismo me encuentro en tren a medio camino entre Córdoba y Madrid ¡Mañana de vuelta a la rutina!

Hoy tengo la necesidad de escribir en este diario lo que me aconteció ayer a horas intempestivas de la noche. Pongámonos en situación: Córdoba, 2 de la mañana, Pub abarrotado de gente, Rafaela Carrá amenizando la velada y de forma inesperada 2 chicas se presentan a mi grupo de amigos con la excusa que son turistas en la ciudad. Los hados de la noche hicieron que mi amiga María les dijera ¡Y esta es mi amiga Soraya, musicóloga! (sí, es una presentación que no mola nada) El diálogo establecido  se supone que no pasaría más allá del momento Anita Obregón, que como todos sabemos es bióloga y esas cosas pero cual es mi sorpresa cuando se establece el siguiente No Diálogo:

– Así que eres musicóloga.

-En fín, bueno, así es.

– Pues yo era trompeta solista en la banda de mi pueblo pero lo dejé

– Ay, vaya, lo siento.

– Lo dejé porque tocar la trompeta en la banda de mi pueblo es una puta mierda. ¡Tocar la trompeta es una puta mierda!

– Ammmm…OK

balada triste de trompeta

¡Creo que Raphael no piensa lo mismo! Balada triste de trompeta (1960)

Pensé que quizá la muchacha buscara comprensión ante su descorazonador testimonio, pero la verdad es que no supe que decir y tampoco estaba de ánimos para buscar la naturaleza intrínseca de su desazón musical. Me contó que había venido a Córdoba para, entre otras cosas, escuchar la música de las bandas procesionales no sin antes mencionar como unas cuántas veces el grato efecto que le produce tocar la trompeta . Como pude, me zafé de la intensa conversación pero a los minutos veo que otra vez, la pequeña figura femenina intenta profundizar sobre mi sabiduría musical.

– Pues ayer estuve viendo la procesión de (insertar aquí una procesión del viernes santo cordobés) . Me encantó la banda, flipé ¿sabes que música era la que estaban tocando?¿Cómo se llamaba?¿Sabes el título?

– La verdad es que no lo se.

– ¿Cómo que no lo sabes? ¡Pues menuda mierda de musicóloga estás hecha!

– Ammmmmmmmmmmm….OK. Venga, ¡hasta luego!

Dramatización para ponerse en situación.

Dramatización para ponerse en situación.

La verdad es que no me apetecía decir nada más, ¿Cómo explicar a las 2 de madrugada lo que hace un musicólogo? Uf, ¡qué pereza! Si os soy sincera, la verdad es que me hizo bastante gracia teniendo también en cuenta el estado etílico de la fémina en cuestión. Mi amigo Manolo que estaba por ahí cerca, dijo… claro, para ella un musicólogo igual quiere decir que hay que saber todas las músicas que hay en el universo. Para mi, si alguien conociera todas las melodías y obras del universo cual wikimúsica se tratase, lo calificaría de genio. Entonces pensé en lo complicado que es a veces explicar  la música y en las visiones superficiales que  se pueden tener de la misma. Igual que a ella le chocó que yo no me supiese el título de la obra procesional, a mi también me sorprendió la falta de sensibilidad musical sea cual sea su umbral etílico. La musicología para mi, es el arte de entender la música desde todos los puntos de vista, los cuales se cimentan en  una delicada tarea de reflexión  estética y musical. También pensé en que la próxima vez que me presentasen como musicóloga para hacerme “de rabiar” voy a decir eso tan manido de ¿Musicóloga? No, mu psicóloga para que cuando me manden a freir espárragos sea con razón y de peso :-)

¡Hasta el próximo artículo!

¡¡Uy lo que me ha dicho!!!

¡¡Uy lo que me ha dicho!!!

 

Si te ha gustado esta triste y penosa anécdota musicológica te animo a que la compartas en tus redes sociales favoritas. Si no te ha gustado, pues casi mejor que no la compartas que ya es bastante musicdrama de por sí.

 

Twitter

@sorybp

Y en Facebook

https://www.facebook.com/diariodeunamusicologa?ref=hl

 

El mejor antídoto para el miedo escénico es sentirse libre

¡Hola! Hoy es un día de esos molones: ¡Empiezan mis vacaciones! Poco más que añadir salvo… ¡toma, toma y toma!

Hay un tema del que quería escribir hace tiempo: El miedo escénico en música. Muchas personas piensan erróneamente que el miedo más común al tocar o cantar ante un público (sea de la índole que sea) es el quedarse en blanco,  osea, “olvidarse” de lo que tenemos que hacer. Aunque no es poco, lo cierto es que ese es el menor de los males ya que si nos quedamos en blanco ante un momento estelar, depende mucho de la pericia de la persona ya que  de ella depende hacer de ese momento tan blanquecino un lugar para la improvisación para salir del atasco con más o menos gracia (¡qué os voy a contar amigos coristas!)

Representación gráfica fidedigna de lo que es quedarse en blanco.

Representación gráfica fidedigna de lo que es quedarse en blanco.

La práctica de la música conlleva unas complejidades que muchas veces ante el público que no es tan cercano a la música le es difícil de comprender y tienden a pensar: ¿¡Pero cómo es posible que alguien que sepa tocar o cantar le de pánico tocar en público!? Sí, ya se que parece incompatible pero esto es algo que sucede (y mucho) en los ámbitos musicales, aunque ¡Qué no cunda el pánico! con un poco de paciencia,reflexión  y conocimiento de nosotros mismos como músicos se puede solucionar

Los terrores musicales más profundos vienen fruto de la inseguridad, de los miedos a enfrentarse a un público que nos puede juzgar ¿Y entonces que pasa? Que ya no es quedarse en blanco es algo peor, es quedarse en negro ya que la música no se convierte en algo para goce y disfrute de uno mismo y de los demás, sino en una vara de medir nuestras aptitudes y actitudes, como si fuera una Espada de Damocles siempre vigilante a cada error,  y el público en aquel en el que nunca estamos a  altura de sus expectativas.

Representación gráfica de verlo todo negro ¡Hoy estoy sembrada!

Representación gráfica de verlo todo negro ¡Hoy estoy sembrada!

Entonces pensé, basándome en mis experiencias personales, que quizá los terrores, las inseguridades y miedos se reducen a sentirse libre. Jamás he disfrutado tanto la música como cuando me he sentido libre de prejuicios, inseguridades y he sido consciente de mis fallos y virtudes. La música libre y sin miedos es como un salto con red: Saltos con pirueta y doble tirabuzón con la seguridad de que la caída puede salir bien pero si no sale bien puede servir para coger impulso y hacerlo mejor. Con este tema pienso mucho en artistas consagrados que han tenido episodios de este tipo, que aunque a priori puedan parecer incomprensibles, no lo son ya que esos miedos no se componen únicamente al simple hecho de no querer salir a un escenario “por miedo”, sino a la perdida de la capacidad de sentirse libres en cada actuación, siendo esta libertad sustituida por la presión, las dudas y el ¿Qué hago yo aquí si puedo estar en casa tranquilamente haciendo macramé?.  A  nuestra pequeña escala los miedos son los que nos agarrotan el cuerpo, la capacidad de sentir libremente la música y así,  ¿Cómo se puede disfrutar de algo que está hecho para ello?

Así que…

La música siempre libre, cuanto más libres más música, y cuanto más música más os odiaran los vecinos, y si ya os odian mucho, pues bueno, habrá que cortarse un poco.

Para terminar, os dejo un enlace hacia el Blog Gran Pausa en el que podéis leer artículos sobre la práctica musical que pueden ser muy útiles. En especial os recomiendo la sección Músico y Mente en que leéreis consejos indispensables para calmar nervios y creer en el músico que sois :-)

http://granpausa.com/category/musico-y-mente/

¡Hasta el próximo artículo!

Mejor en blanco y negro ¡No hay color!

                   Este es el único blanco y negro que tiene                                que haber en música  ¡No hay color!

Si os ha gustado esta pincelada musical puedes compartirla en tus redes sociales favoritas  y si conoces a alguien que le pueda ser de utilidad, también se lo puedes recomendar ¡Fuera las vergüenzas musicales! :-)

¡Aquí podéis encontrarme!

Twitter

@sorybp

Y en Facebook

https://www.facebook.com/diariodeunamusicologa?ref=hl

Diario de una Musicóloga finalista en los Premios 20 Blogs

Hola, hola! ¿Cómo se presenta el finde? El mío muy tranquilo. Aprovecharé para escribir y pensar en música entre otras cosillas de mi ecléctica existencia 😉

Vale, os prometí que ya no más Premios 20 Blogs ni ruegos para que me votéis en la blogoteca pero … ¡Necesito promo_2015compartiros esta noticia! Al terminar la fase de votaciones gracias a vuestros votos finalicé en 2ª posición y tras unas semanas muy reflexivas el jurado ha decidido que sea uno de los 3 finalistas en mi categoría, Música, así que el próximo 16 de Abril asistiré en el Caixa Forum de Madrid  a la entrega de premios, ya que será allí cuando se conocerán los ganadores.  De los más de 7000 blogs participantes solo 60 son los finalistas (3 por categoría) que optan también al premio de mejor blog 2014 dotado de un premio de 5000 euros ( que vendría muy  bien para esos momentos en los que no tienes calderilla, por ejemplo). Ha sido una bonita aventura solo llegar aquí y tener la oportunidad de asistir a una gala que seguro será una experiencia inolvidable.

Quiero agradeceros los 90 votos que he obtenido, también el apoyo y los ánimos recibidos. Para esta chica administrativa de día y musicóloga al acabar el día (bueno, también durante, que también se trabajar con mis músicas en la cabeza) este blog se ha convertido en un viaje maravilloso  hacia los entresijos de la música, esa música que se siente desde la pasión por el estudio y la reflexión musical.

Por último quiero mencionar a una bloguera que ha sido un gran descubrimiento y que ha compartido conmigo estos días de concurso y nervios: Paloma, del Blog de Paloma Parejo  :-) ¡Gracias!

Nada más, prometo chitón sobre este tema hasta el día de la entrega de premios, también me comprometo  a hacer fotos, comer muchos sandwich y tirar la dieta por los suelos… pero es que quien mi conoce lo sabe: ¡Si no os lo contaba reviento!

A continuación os paso el enlace a la Blogoteca para ver las clasificaciones finales y descubrir nuevos blogs

http://lablogoteca.20minutos.es/premios-20blogs/

Y aquí el resumen de lo que ha sido estos IX premios de los Premios 20 Blogs del Diario 20 Minutos

http://blogs.20minutos.es/premios20blogs/la-hora-de-la-verdad-llega-el-turno-de-los-finalistas-en-los-premios-20blogs/

¡Hasta pronto!

Antonio Vivaldi y Aaron Copland: 2 músicas, 1 primavera.

¡Hola! ¿qué tal este domingo saleroso? Yo estoy aquí en casa dedicándome a la vida contemplativa aprovechando que hoy no se trabaja ¡Hurra!

Esta semana hemos entrado en una nueva estación, lo que me ha traído recuerdos de  mis días de profe en el cole cuando  le cantaba los niños: ¡La primavera ha llegado, nadie sabe que ha pasado, se vive, se siente, la primavera está aquí! La canción no es gran cosa pero es que en música tenemos melodías para todos los temas y de manera especial con la naturaleza cuyo vínculo ha sido constante en la Historia de la Música. En referencia a este cambio de estación, no son pocos los compositores que han escrito a la primavera . A mi me gusta observar la manera en que, de un mismo hecho, siempre salen músicas y conceptos diferentes (teniendo siempre en cuenta el contexto histórico, claro). Para ello he escogido dos músicas que describen la Primavera, cada una enmarcada dentro de su época y estilo :-)

Antonio Vivaldi (1678-1741)  en La Primavera (Concierto nº 1 en mi mayor, RV. 269)  de Las 4 estaciones  se centró en los sonidos de la naturaleza, los diálogos de los pájaros, el río… todo adquiere una textura fresca que provoca una explosión de color en el oyente, que  independientemente de donde se encuentre hará de él una primavera florecida aún estando en el  crudo invierno. Vivaldi describe su Primavera como pequeñas postales a las que no les falta detalle lo que produce un universo visual durante los 3 movimientos del Concierto en el oyente sin haberlas visto nunca.

Aaron Copland (1900-1990) compuso para una pequeña agrupación de instrumentos en forma de ballet La Primavera Apalache (Apalachian Spring)  para la compañía de ballet de Martha Graham , aunque es la suite para gran orquesta la que se ha convertido un emblema para el imaginario colectivo norteamericano. El argumento de esta obra describe la vida de los primeros norteamericanos (hijos de colonos) en el S. XIX mediante unos personajes centrales creando una serie de estampas visuales y emocionales. Copland hace una descripción intensa y profunda de los paisajes y situaciones sin establecer unas analogías auditivas evidentes, quizá, provocando en el oyente visualizaciones cuasi oníricas de los paisajes y eventos que describe  que se entrelazan con otros conceptos más profundos. La Primavera se convierte en este caso  en un sentimiento de arraigo que convierte la foto en algo tridimensional con intensas descripciones, donde lo visual da de lleno en la emoción.

Como véis Vivaldi y Copland, aún en diferentes épocas describieron la primavera de forma diferente pero ambos con la invitación al oyente a visualizar la música. Vivaldi con maestría hizo que la música casi se pudiera palpar transportándonos a un vergel florecido y por otro lado, Copland nos traslada a los sentimientos que produce ese vergel, no describe la flor, describe la hierba mojada y las emociones del sentirse “como en casa”. Actualmente  la música sigue siendo esto: fotografías musicales sobre la vida que cada persona plasma de una manera diferente. Y a veces ocurre que la música se hace tan universal que sobran las palabras para decir: ¡Bienvenida Primavera!

¡Hasta el próximo artículo!

 

Serie " Corazón del Bosque " Rio, acrílico sobre tabla. Maria  Jesus Pérez Vilar

Serie ” Corazón del Bosque ” Rio,
acrílico sobre tabla. Maria Jesus Pérez Vilar @miradasylugares

¿Os ha gustado? Podéis compartir este artículo en vuestras RRSS favoritas  :) Aquí podéis seguirme para estar al tanto de las actualizaciones! Twitter @sorybp y si queréis vintage en @vintagefoto Y en Facebook https://www.facebook.com/diariodeunamusicologa?ref=hl

¡Me gusta el vintage, me gusta lo raro! El curioso mundo de la fotografía Musical

¡Hola, hola! ¡Qué tal? Hoy día de descanso en Madrid por la festividad de San José, ¡se agradece un poco de tranquilidad entre tanto ajetreo!.  Felicidades a los papás y a los Josés en todas su variedades. :-) En este día tranquilito he decidido dar un repaso y compartir con vosotros imágenes musicales que revelan otras mis pasiones, el vintage y lo bizarro, aunque yo lo definiría un poco como una mezcla de los dos algo así como un “Vintazarro”. No me canso de bucear por la red para encontrar imágenes en blanco y negro de nuestro pasado musical y a veces sucede que entre búsqueda y búsqueda encuentro (por fortuna) imágenes sorprendentes e inclasificables que hacen que me afiance en la idea de que todo tiempo pasado siempre fue como poco inaudito.  ¡Hay tanta música en blanco y negro pululando en Internet! Os tengo que contar una cosa: hace unos días mientras me dedicaba a mi particular minería visual di con una galería fotográfica en tumblr que me llamó la atención, la galería en cuestión se titula: composers doing normal shit  algo así como mi recopilación #FotoMúsica en Twitter pero con más doing nomal shit (eeeh la traducción os lo dejo a vosotros!) Me resultó muy curioso el título, quizá la persona que recopiló las fotos pensó que había que mostrar al mundo a grandes músicos del S. XX haciendo cosas normales,  por si acaso alguien pensaba que los grandes músicos no iban al baño (bueno, Toulousse Loutrec ya demostró que los pintores si iban) , no jugaban al parchís, o no se tomaban el cafelito mientras tomaban “la fresca” en el portal de casa.  Reconozco que a veces peco de voyeurismo musical, pero es lo que tienen los recuerdos de otras épocas.. no puedo dejar de mirarlos y más si son bonitos.  Bueno, pero no olvidemos a nuestro amigo de tumblr  y su recopilación, hay muchas que ya las conocía y otras que me han dejado sorprendida….

Richard Strauss

Richard Strauss dirigiendo un trineo. Sin batuta todo es más complicado!

Leonard Bernstein ha sido siempre un muy fotografiado. Siempre guapìsimo y muy fotogénico. Incñuso con Meyba!

Leonard Bernstein ha sido siempre muy fotografiado. Siempre guapísimo y muy fotogénico aunque siempre hay una excepción ¡Eh! ¿ A dónde estáis mirando? ¡Os he pillado!

Philip Glass qué galán! Lo mismo te invita un whiskito que te hace una melodía hipnótica con un gamelán!

Philip Glass qué galán! Lo mismo te invita un whiskito que te hace una melodía hipnótica con un gamelán!

Volviendo a mis recopilaciones visuales, soy más de compartir la música en  estado puro.  Imágenes que aún en blanco y negro den sonido de un solo vistazo, porque ver a los compositores en momentos íntimos es curioso pero pero prefiero captar ese instante por el que serán siempre recordados. Momentos como este:

mono músico

¿Por qué siempre me sale este mono en todas las búsquedas?

Es broma, ahora sí, momentos como este :-)

bernstein

Leonard Bernstein dirigiendo la New York Philharmonic Orchestra en el The Hollywood Bowl (1963)

En fin, que más se puede decir si  en todas sus variedades la música es maravillosa. ¡Hasta el próximo artículo!

Claude Debussy dice: ¡Vuelve pronto Soraya con otro nuevo artículo!

Claude Debussy dice:
¡Soraya, vuelve pronto con otro nuevo artículo!

Si os ha gustado esta entrada podéis compartirla en vuestras redes sociales y si no os ha gustado…¡siempre podéis compartirla con vuestro peor enemigo! :-) ¡Aquí podéis seguirme para estar al tanto de las actualizaciones! Twitter @sorybp y si queréis vintage en @vintagefoto Y en Facebook https://www.facebook.com/diariodeunamusicologa?ref=hl

El arte de pensar la música

¡Buenas! ¡¿Qué tal? Yo hoy muy contenta, el lunes pasado finalizaron las votaciones para los Premios 20 Blogs y me encuentro en 2ª posición en Música. Muchas gracias de corazón a todos los que con vuestro voto y comentarios habéis ayudado a difundir este pequeño Diario. Ahora sólo queda la deliberación del jurado que el 27 de Marzo anunciará a los finalistas de cada categoría. (¡Crucemos los dedos!) :-)

Estos días de promoción me han servido para echar la vista atrás en la temática Diario y pensar en la musicología en general. Si me atreviese a resumir esta disciplina, sin dudarlo diría que la musicología trata en gran parte de la música pensada. Ya que además de ser interpretada la música merece y tiene la necesidad de ser contada, reflexionada y explicada. En esta disciplina musical tenemos como categoría reina la historiografía musical, que consiste en el estudio y recopilación de información para elaborar una Historia de la Música siempre en constante actualización a través de la investigación. Pero además de nuestras huellas musicales a lo largo de nuestra historia, hay algo que tiene la música que hace ir más allá. La musicología también es cuantificar la música, hacerla visible y tangible desde todos los aspectos inherentes a la idiosincrasia humana. Aprovecho este punto para especificar a los musiqueros que me preguntáis si se necesita “saber música” para cursar estos estudios, que ésta es una de las razones por las que la carrera de musicología no es eminentemente práctica, ya que estos estudios sirven como puente interdisciplinar con otras materias como la historia, sociología, filosofía… algo así como echar un poquito de sal y pimienta :-)

Seguramente estaréis pensando que si la musicología es la música pensada ¿Eso quiere decir que es indispensable  unificarla en un pensamiento único? No, igual que en educación hay muchas metodologías, en el Pensamiento Musical sucede forma similar… Es por ello, que hay muchísimas lecturas musicales con a veces (densísimos) pensamientos al aire sobre el hecho musical en general y sus conexiones con determinados aspectos de la vida que hacen abrir la mente a otras maneras de pensar la música (Históricos compositores, filósofos entre otros nos han dejado un legado maravilloso que os animo a descubrir). Seguro que estáis pensando… vale, esto está muy bien ¿Pero dónde puedo encontrar más información y más músicas pensadas? bueno, pues no os preocupéis que os tengo una cosita preparada.

El enlace que os paso, es de la librería El Argonauta en Madrid, es una librería exclusivamente musical en el que podéis encontrar un amplio catálogo musicológico que podéis consultar online ¿No sabes cómo buscar? Piensa en un tema que te apasione y quizá tengas tu nueva lectura a golpe de clik sobre el tema que quieras relacionado con la música :-)

 http://www.elargonauta.com

¡Hasta el próximo artículo!

¡Theodor Adorno recomienda este artículo!

¡Theodor Adorno recomienda este artículo!

Si te ha gustado esta entrada puedes compartirla mediante los botoncitos que tienes aquí abajo. :-) Para terminar, de nuevo muchas gracias a todos por vuestra colaboración y palabras de ánimo en los Premios 20 Blogs. Ahora, ¡me toca esperar! ¿Seré finalista? Espero poder compartir esta buena noticia con vosotros :-)

¡Aquí podéis encontrarme!

Twitter

@sorybp

Y en Facebook

https://www.facebook.com/diariodeunamusicologa?ref=hl

Mi arquelogía musical: El metrónomo

¡Hola! ¿Qué tal la semana? A mi se me ha hecho muy larga, durante esta semana he salido a correr después del trabajo pero… ¡Llego agotada a casa y reconozco que cuesta ponerse al piano!

Ayer como casi todos los viernes alternos tocaba viaje a Córdoba, al llegar,  he ido directa al piano y mi madre, muy apañada ella, ha colocado mi viejo metrónomo en la tapa del instrumento. Seguro que muchos habéis visto este artilugio del S. XIX, (e icono ya de la música) en fotos e ilustraciones que trasladan automáticamente a un contexto musical. Metrónomos hay de muchos tipos, electrónicos, online, en forma de app y el clásico e imbatible: ¡de cuerda como el de las cajas de música! Este artilugio nos sirve de cruz de guía a la hora de estudiar una pieza o leer una partitura ya que además de llevar el tempo de forma exacta podemos interpretar la obra de la forma pensada por el compositor gracias a las indicaciones numéricas que se pueden ver en muchas partituras (indicaciones que a veces es motivo de encarnizados debates, pero eso es otra historia y larga) :-) ¡Ah el metrónomo! ¡Cuántas veces soñé con su tictac embriagador! El metrónomo sirve para estudiar, y cuadrar pasajes que no hay manera de que salgan para posterior desquicio musical pero no hay nada mejor que una sesión de tictac para deshacer esos compases que se atragantan. Para los que os gustaría leer música, el metrónomo puede ser una herramienta interesante para estudiar la métrica y el ritmo, aunque ¡No hay que abusar! Como profe os dire un secreto:  la mejor herramienta para entender e interiorizar el ritmo somos nosotros mismos (aunque una ayudita siempre viene bien)

+sobre el metrónomo http://mariajesuscamino.com/exe/metronomo/

¿Queréis ver el mío? En exclusiva para este diario os enseño mi viejo Metrónomo interpretando “La cuerda se me ha gastao” basado en el maravilloso tema “Ya no doy pa más y me autojubilo, cansina” Podría comprarme otro, pero esa decoración infantil diseñada por mi misma cuando era una niña me llena de bonitos y musicales recuerdos.

¡Hasta el próximo artículo!

Bonus track

BTPg-7qCUAAfiYp

¡Qué hilarante soy!

 

Si te ha gustado este artículo puedes compartirlo en tus redes sociales favoritas en los botones que hay más abajo. Por otra parte… ¡Sigo participando en los #Premios20Blogs! La votación acaba el día 2 y voy muy bien situadas gracias a vuestros votos, ¿No has votado y quieres ayudarme a dar a conocer mi proyecto? Pues yo te explico como, es rápido, fácil y ¡harás a una musicóloga feliz! :-)

Os registráis en el Diario 20 Minutos en este enlace (Si hacéis el registro por Twitter o Facebook es automático):  http://www.20minutos.es/usuarios/registro/

2) Una vez registrados entráis en mi ficha y votáis mi blog. (las estrellitas no valen!)
http://lablogoteca.20minutos.es/diario-de-una-musicolog…/0/…

Si habéis entrado en la página con vuestro usuario le dáis a votar este blog en un recuadro azul y atomáticamente os saldrá verde.

¡Muchas gracias!

Razones para no tirar la toalla en música pero sí cambiar de camino.

¡Hola musiqueros! ¿Cómo empieza la semana? La mía con sueño y con agujetas, que eso de ponerme en forma me cuesta mucho más que llegar a casa y ponerme al piano… En fin, ¡Paciencia!

Hoy pensaba en las razones que pueden hacerte dejar la música de lado.  Son motivos que nos impulsan a dejarlo todo: hastío, impaciencia, dejadez, el auto-concepto musical por los suelos… sea cual el proyecto musical en el que se esté inmerso.

Pero ¿sabéis? también hay otros tantos motivos que nos animan a seguir nuestro camino musical ya sea profesional o amateur . ¿Qué hacer cuando estás en ese punto muerto en el que el aprendizaje y la práctica musical se convierte más en un lastre que una pasión?  No es extraño que pase, ya que esta encrucijada es algo que se da continuamente en el ámbito musical. A veces la relación con la música contiene altibajos, unos bajos en los que el nexo en común suele ser el sentirse perdido.

¿Para qué estudias? ¿Qué estudias? ¿Cómo lo estudias? Parecen preguntas sencillas pero no lo son, ya que encierran la esencia del estudio de la música en todos los niveles. Si no sabes por qué estudias música, ni qué estás estudiando ni cómo lo estás haciendo, ¡Ay amigo musiquero, creo que tienes un problema! Pero ¡tranquilidad! no es grave si se ataja de una manera correcta. Puede ser que te hayas empeñado en aprender armonía porque  a veces la naturaleza del saber es caprichosa, pero también puede suceder que no sepas para que se aplica y probablemente a la semana el libro de armonía esté en el revistero del baño esperando tiempos mejores. También puede pasar que empieces a estudiar guitarra y  tras los primeros acordes (y callos en tus dedos) acabes aceptando la guitarra como animal de compañía.  Bueno, no es nada nuevo, a mi también me ha pasado y por eso sé que ayuda escuchar algún consejo que ayude a encontrar el camino. Menos mal que aunque tarde, descubrí que la música recorre los caminos que trazamos, y curiosamente eso ¡hace sentir muy bien! A veces, se tiende a pensar que la música es solo tocar bien pero no es sólo eso, es sentirse bien,  es disfrutar, concentrarse, esforzarse, caerse y volverse a levantar. La música son muchas cosas, pero sobre todo es un camino y un lugar al que llegar. Si no tenemos ese destino, probablemente nos quedaremos a medio camino.  ¿Lo que haces no te convence? ¿Es un hartazgo? ¿No disfrutas?  Musiquero, no desesperes ¿Acaso alguien dijo que en música no se puede cambiar de rumbo? Quizá la música que quieres esté esperándote al otro lado, en un camino opuesto al andado, un camino inesperado pero tu camino, al fin y al cabo. Con ésto os animo a encontrar caminos, a desandar lo andado y volverlo a recorrer hasta tu propia meta: única e instranferible :-)

¡Hasta el próximo artículo!

63d

En realidad es el cumpleaños feliz, pero es que cuando algo se ve cuesta arriba…..

 

Si os ha gustado esta entrada podéis compartirla al músico perdido, al encontrado y al musiquero en general :-) Por último os recuerdo: falta una semana para que terminen las votaciones de los Premios 20 Blogs! Muchas gracias a todos los que me habéis votado y a los que no lo habéis hecho aún y queréis hacerlo os explico cómo. Solo ocupa unos minutos y encima haréis a esta musicóloga feliz ¿Os mola el plan?

1)Os registráis en el Diario 20 Minutos en este enlace (Si hacéis el registro por Twitter o Facebook es automático):  http://www.20minutos.es/usuarios/registro/

2) Una vez registrados entráis en mi ficha y votáis mi blog. (¡las estrellitas no valen!)
http://lablogoteca.20minutos.es/diario-de-una-musicolog…/0/…

Si habéis entrado en la página con vuestro usuario le dais a votar este blog en un recuadro azul y automáticamente os saldrá verde.

¡Gracias!

 

¡Si buen músico quieres ser, técnica tendrás que aprender!

¡Hola! ¿Qué tal? Esta semana he empezado uno de mis propósitos de año nuevo, que en un alarde de originalidad consiste en ponerme a dieta y hacer deporte  ¿Cómo lleváis los vuestros? ¿Sois un poco más musicales? ¿Alguno ha dejado de fumar?  Yo por lo pronto sigo pesando lo mismo, así que ya os contaré la semana que viene.

Hoy os quiero hablar de un elemento muy importante a la hora de tocar un instrumento musical. Seguro que los musiqueros ya intuyen : Pues sí ¡La técnica!.

Detrás de la práctica de un instrumento hay horas y horas dedicadas a la técnica, ¿Pero cómo se adquiere? Pues que nadie se apure que yo os o cuento ¿Os acordáis de los cuadernillos Rubio? ¡Ah, qué tiempos! Además de volvernos muy sabios con grandes hits como Mi mamá me mima o La casa amarilla es bonita, hacía que nuestra caligrafía fuera cada vez más espléndida gracias a escribir frases con grafías cada vez más complicadas. En música pasa lo mismo, además de los libros de didáctica musical con la que aprenden nuestros peques, hay obras clásicas que fueron escritas con el propósito de adquirir más destreza y técnica con el instrumento pero aunque los tratados musicales han existido durante toda la historia de la música como forma para perpetuar nuestro legado musical (especialmente deliciosos los tratados de “como tañer….”) me voy a detener en un compositor, que para mi, es un referente en la adquisición de técnica pianística moderna se refiere; Carl Czerny (1791-1857) .

Compuso muchos estudios para piano, ¿pero sabéis? Cada estudio tiene su particularidad: Triadas, algunos donde se refuerza la mano izquierda, otros para perfeccionar el paso del pulgar con perfectas digitaciones…. ¡Un máquina! Nada se le escapaba a este hombre, hilaba tan fino y conocía de tal forma el instrumento de tecla que hoy día, raro es el pianista que no haya sufrido  practicado con uno de sus libros en el conservatorio. Los libros de Czerny son algo así como tu propio entrenador en casa, escoges el área que quieras trabajar así como la dificultad y ¡hale! ya tienes tu tabla para practicar sólo que en música, muy fácil y accesible, con diferentes dificultades pero muy variada a la hora de ejercitar determinadas técnicas. La obra de Czerny  está compuesta por más de 800 opus  casi todas dedicados a la práctica de la técnica, una producción musical que sirve aún hoy día como  entrenamiento para futuros pianistas ¡pero con mesura, estudiar no significa encorsetarse!.  Para los que os estáis adentrando en la música no penséis que os estoy hablando de alguien inaccesible porque su producción musical consta desde lo más básico a lo más complejo.

Aquí os paso uno de los libros de Czerny para adquisición de técnica pianística (que no aprendizaje, ojo,  lo de la Didáctica y pedagogía lo dejamos a KodalyBartok o a Carl Orff y sus metodologías)

https://ia700601.us.archive.org/27/items/imslp-exercises-for-beginners-op599-czerny-carl/PMLP08821-Practical_Method_for_Beginners.pdf

Si os iniciáis en el piano, puede ser muy útil con ejercicios sencillos y muy fáciles que se pueden practicar a diferentes velocidades. En este artículo debería ir una foto de como tengo mi libro de Czerny, pero como ahora mismo me encuentro en Madrid y el libro lo tengo en Córdoba os pongo una foto similar para poner mi inevitable rúbrica musical.

P1520710 (1)

No es mi libro de Czerny pero ponedle unos pentagramas y luce igual

 

¡Hasta el próximo artículo!

 

 

Si os ha gustado este pensamiento musical os animo a compartirlo en vuestras redes favoritas :-) Por otra parte ya sabéis lo que toca: primero daros las gracias por vuestros votos en los Premios 20 Blogs ¡Voy la segunda en la categoría musical! ¡Ah! ¿Que aún no me has votado? ¿Pues a que esperas? Aquí te digo como! :-)

1) Os registráis en el Diario 20 Minutos en este enlace (Si hacéis el registro por Twitter o Facebook es automático. Mucho más fácil y rápido):

http://www.20minutos.es/usuarios/registro/

2) Una vez registrados entráis en mi ficha y votáis mi blog. (¡las estrellitas no valen!)
http://lablogoteca.20minutos.es/diario-de-una-musicolog…/0/…

Si habéis entrado en la página con vuestro usuario le dáis a votar este blog en un recuadro azul y atomáticamente os saldrá verde. Y a mí me saldrá la cara de contenta aunque no la veaís :-)

¡Muchas gracias musiqueros! ¡Vaya contentura que llevo encima!