¡Diario de una Musicóloga se presenta a los Premios 20 Blogs!

¡Hola! Hoy empiezan las votaciones para  los premios 20 blogs  en la categoría de Música hasta el  2 de marzo. ¡qué ilusión! . Así que si tu, querido lector si  te gusta este pequeño Diario te animo a que me des tu voto,  y si no,  lo des a otro que lo merezca a tu juicio :-)

Diario de una Musicóloga, es un proyecto blog compuesto de pequeños pensamientos para hacer de la música un lugar para todos sin excepciones. (sí, sí, sí, tu también). ¿Y cómo podéis ayudarme? Pues votándome  y aquí os explico como!

1) Os registráis en el Diario 20 Minutos en este enlace (Si hacéis el registro por Twitter o Facebook es automático):  http://www.20minutos.es/usuarios/registro/

2) Una vez registrados entráis en mi ficha y votáis mi blog. (las estrellitas no valen!)
http://lablogoteca.20minutos.es/diario-de-una-musicolog…/0/…

Si habéis entrado en la página con vuestro usuario le dáis a votar este blog en un recuadro azul y atomáticamente os saldrá verde.

¡Muchas gracias!

IMG_20150206_004243

Mi arquelogía musical: El metrónomo

¡Hola! ¿Qué tal la semana? A mi se me ha hecho muy larga, durante esta semana he salido a correr después del trabajo pero… ¡Llego agotada a casa y reconozco que cuesta ponerse al piano!

Ayer como casi todos los viernes alternos tocaba viaje a Córdoba, al llegar,  he ido directa al piano y mi madre, muy apañada ella, ha colocado mi viejo metrónomo en la tapa del instrumento. Seguro que muchos habéis visto este artilugio del S. XIX, (e icono ya de la música) en fotos e ilustraciones que trasladan automáticamente a un contexto musical. Metrónomos hay de muchos tipos, electrónicos, online, en forma de app y el clásico e imbatible: ¡de cuerda como el de las cajas de música! Este artilugio nos sirve de cruz de guía a la hora de estudiar una pieza o leer una partitura ya que además de llevar el tempo de forma exacta podemos interpretar la obra de la forma pensada por el compositor gracias a las indicaciones numéricas que se pueden ver en muchas partituras (indicaciones que a veces es motivo de encarnizados debates, pero eso es otra historia y larga) :-) ¡Ah el metrónomo! ¡Cuántas veces soñé con su tictac embriagador! El metrónomo sirve para estudiar, y cuadrar pasajes que no hay manera de que salgan para posterior desquicio musical pero no hay nada mejor que una sesión de tictac para deshacer esos compases que se atragantan. Para los que os gustaría leer música, el metrónomo puede ser una herramienta interesante para estudiar la métrica y el ritmo, aunque ¡No hay que abusar! Como profe os dire un secreto:  la mejor herramienta para entender e interiorizar el ritmo somos nosotros mismos (aunque una ayudita siempre viene bien)

+sobre el metrónomo http://mariajesuscamino.com/exe/metronomo/

¿Queréis ver el mío? En exclusiva para este diario os enseño mi viejo Metrónomo interpretando “La cuerda se me ha gastao” basado en el maravilloso tema “Ya no doy pa más y me autojubilo, cansina” Podría comprarme otro, pero esa decoración infantil diseñada por mi misma cuando era una niña me llena de bonitos y musicales recuerdos.

¡Hasta el próximo artículo!

Bonus track

BTPg-7qCUAAfiYp

¡Qué hilarante soy!

 

Si te ha gustado este artículo puedes compartirlo en tus redes sociales favoritas en los botones que hay más abajo. Por otra parte… ¡Sigo participando en los #Premios20Blogs! La votación acaba el día 2 y voy muy bien situadas gracias a vuestros votos, ¿No has votado y quieres ayudarme a dar a conocer mi proyecto? Pues yo te explico como, es rápido, fácil y ¡harás a una musicóloga feliz! :-)

Os registráis en el Diario 20 Minutos en este enlace (Si hacéis el registro por Twitter o Facebook es automático):  http://www.20minutos.es/usuarios/registro/

2) Una vez registrados entráis en mi ficha y votáis mi blog. (las estrellitas no valen!)
http://lablogoteca.20minutos.es/diario-de-una-musicolog…/0/…

Si habéis entrado en la página con vuestro usuario le dáis a votar este blog en un recuadro azul y atomáticamente os saldrá verde.

¡Muchas gracias!

Razones para no tirar la toalla en música pero sí cambiar de camino.

¡Hola musiqueros! ¿Cómo empieza la semana? La mía con sueño y con agujetas, que eso de ponerme en forma me cuesta mucho más que llegar a casa y ponerme al piano… En fin, ¡Paciencia!

Hoy pensaba en las razones que pueden hacerte dejar la música de lado.  Son motivos que nos impulsan a dejarlo todo: hastío, impaciencia, dejadez, el auto-concepto musical por los suelos… sea cual el proyecto musical en el que se esté inmerso.

Pero ¿sabéis? también hay otros tantos motivos que nos animan a seguir nuestro camino musical ya sea profesional o amateur . ¿Qué hacer cuando estás en ese punto muerto en el que el aprendizaje y la práctica musical se convierte más en un lastre que una pasión?  No es extraño que pase, ya que esta encrucijada es algo que se da continuamente en el ámbito musical. A veces la relación con la música contiene altibajos, unos bajos en los que el nexo en común suele ser el sentirse perdido.

¿Para qué estudias? ¿Qué estudias? ¿Cómo lo estudias? Parecen preguntas sencillas pero no lo son, ya que encierran la esencia del estudio de la música en todos los niveles. Si no sabes por qué estudias música, ni qué estás estudiando ni cómo lo estás haciendo, ¡Ay amigo musiquero, creo que tienes un problema! Pero ¡tranquilidad! no es grave si se ataja de una manera correcta. Puede ser que te hayas empeñado en aprender armonía porque  a veces la naturaleza del saber es caprichosa, pero también puede suceder que no sepas para que se aplica y probablemente a la semana el libro de armonía esté en el revistero del baño esperando tiempos mejores. También puede pasar que empieces a estudiar guitarra y  tras los primeros acordes (y callos en tus dedos) acabes aceptando la guitarra como animal de compañía.  Bueno, no es nada nuevo, a mi también me ha pasado y por eso sé que ayuda escuchar algún consejo que ayude a encontrar el camino. Menos mal que aunque tarde, descubrí que la música recorre los caminos que trazamos, y curiosamente eso ¡hace sentir muy bien! A veces, se tiende a pensar que la música es solo tocar bien pero no es sólo eso, es sentirse bien,  es disfrutar, concentrarse, esforzarse, caerse y volverse a levantar. La música son muchas cosas, pero sobre todo es un camino y un lugar al que llegar. Si no tenemos ese destino, probablemente nos quedaremos a medio camino.  ¿Lo que haces no te convence? ¿Es un hartazgo? ¿No disfrutas?  Musiquero, no desesperes ¿Acaso alguien dijo que en música no se puede cambiar de rumbo? Quizá la música que quieres esté esperándote al otro lado, en un camino opuesto al andado, un camino inesperado pero tu camino, al fin y al cabo. Con ésto os animo a encontrar caminos, a desandar lo andado y volverlo a recorrer hasta tu propia meta: única e instranferible :-)

¡Hasta el próximo artículo!

63d

En realidad es el cumpleaños feliz, pero es que cuando algo se ve cuesta arriba…..

 

Si os ha gustado esta entrada podéis compartirla al músico perdido, al encontrado y al musiquero en general :-) Por último os recuerdo: falta una semana para que terminen las votaciones de los Premios 20 Blogs! Muchas gracias a todos los que me habéis votado y a los que no lo habéis hecho aún y queréis hacerlo os explico cómo. Solo ocupa unos minutos y encima haréis a esta musicóloga feliz ¿Os mola el plan?

1)Os registráis en el Diario 20 Minutos en este enlace (Si hacéis el registro por Twitter o Facebook es automático):  http://www.20minutos.es/usuarios/registro/

2) Una vez registrados entráis en mi ficha y votáis mi blog. (¡las estrellitas no valen!)
http://lablogoteca.20minutos.es/diario-de-una-musicolog…/0/…

Si habéis entrado en la página con vuestro usuario le dais a votar este blog en un recuadro azul y automáticamente os saldrá verde.

¡Gracias!

 

¡Si buen músico quieres ser, técnica tendrás que aprender!

¡Hola! ¿Qué tal? Esta semana he empezado uno de mis propósitos de año nuevo, que en un alarde de originalidad consiste en ponerme a dieta y hacer deporte  ¿Cómo lleváis los vuestros? ¿Sois un poco más musicales? ¿Alguno ha dejado de fumar?  Yo por lo pronto sigo pesando lo mismo, así que ya os contaré la semana que viene.

Hoy os quiero hablar de un elemento muy importante a la hora de tocar un instrumento musical. Seguro que los musiqueros ya intuyen : Pues sí ¡La técnica!.

Detrás de la práctica de un instrumento hay horas y horas dedicadas a la técnica, ¿Pero cómo se adquiere? Pues que nadie se apure que yo os o cuento ¿Os acordáis de los cuadernillos Rubio? ¡Ah, qué tiempos! Además de volvernos muy sabios con grandes hits como Mi mamá me mima o La casa amarilla es bonita, hacía que nuestra caligrafía fuera cada vez más espléndida gracias a escribir frases con grafías cada vez más complicadas. En música pasa lo mismo, además de los libros de didáctica musical con la que aprenden nuestros peques, hay obras clásicas que fueron escritas con el propósito de adquirir más destreza y técnica con el instrumento pero aunque los tratados musicales han existido durante toda la historia de la música como forma para perpetuar nuestro legado musical (especialmente deliciosos los tratados de “como tañer….”) me voy a detener en un compositor, que para mi, es un referente en la adquisición de técnica pianística moderna se refiere; Carl Czerny (1791-1857) .

Compuso muchos estudios para piano, ¿pero sabéis? Cada estudio tiene su particularidad: Triadas, algunos donde se refuerza la mano izquierda, otros para perfeccionar el paso del pulgar con perfectas digitaciones…. ¡Un máquina! Nada se le escapaba a este hombre, hilaba tan fino y conocía de tal forma el instrumento de tecla que hoy día, raro es el pianista que no haya sufrido  practicado con uno de sus libros en el conservatorio. Los libros de Czerny son algo así como tu propio entrenador en casa, escoges el área que quieras trabajar así como la dificultad y ¡hale! ya tienes tu tabla para practicar sólo que en música, muy fácil y accesible, con diferentes dificultades pero muy variada a la hora de ejercitar determinadas técnicas. La obra de Czerny  está compuesta por más de 800 opus  casi todas dedicados a la práctica de la técnica, una producción musical que sirve aún hoy día como  entrenamiento para futuros pianistas ¡pero con mesura, estudiar no significa encorsetarse!.  Para los que os estáis adentrando en la música no penséis que os estoy hablando de alguien inaccesible porque su producción musical consta desde lo más básico a lo más complejo.

Aquí os paso uno de los libros de Czerny para adquisición de técnica pianística (que no aprendizaje, ojo,  lo de la Didáctica y pedagogía lo dejamos a KodalyBartok o a Carl Orff y sus metodologías)

https://ia700601.us.archive.org/27/items/imslp-exercises-for-beginners-op599-czerny-carl/PMLP08821-Practical_Method_for_Beginners.pdf

Si os iniciáis en el piano, puede ser muy útil con ejercicios sencillos y muy fáciles que se pueden practicar a diferentes velocidades. En este artículo debería ir una foto de como tengo mi libro de Czerny, pero como ahora mismo me encuentro en Madrid y el libro lo tengo en Córdoba os pongo una foto similar para poner mi inevitable rúbrica musical.

P1520710 (1)

No es mi libro de Czerny pero ponedle unos pentagramas y luce igual

 

¡Hasta el próximo artículo!

 

 

Si os ha gustado este pensamiento musical os animo a compartirlo en vuestras redes favoritas :-) Por otra parte ya sabéis lo que toca: primero daros las gracias por vuestros votos en los Premios 20 Blogs ¡Voy la segunda en la categoría musical! ¡Ah! ¿Que aún no me has votado? ¿Pues a que esperas? Aquí te digo como! :-)

1) Os registráis en el Diario 20 Minutos en este enlace (Si hacéis el registro por Twitter o Facebook es automático. Mucho más fácil y rápido):

http://www.20minutos.es/usuarios/registro/

2) Una vez registrados entráis en mi ficha y votáis mi blog. (¡las estrellitas no valen!)
http://lablogoteca.20minutos.es/diario-de-una-musicolog…/0/…

Si habéis entrado en la página con vuestro usuario le dáis a votar este blog en un recuadro azul y atomáticamente os saldrá verde. Y a mí me saldrá la cara de contenta aunque no la veaís :-)

¡Muchas gracias musiqueros! ¡Vaya contentura que llevo encima!

Lo confieso: ¡Yo también garabateé los libros del conservatorio!

¡Hola! Qué poco tiempo ha pasado desde mi última entrada, pero no me he podido resistir el compartir con vosotros unas cositas que he encontrado por casa. :-) Buscando unos papeles que necesitaba he encontrado algunos de los libros que utilicé en el conservatorio )entre otras cosas dignas de la arqueología musical más profunda). Siempre he sido de pintarrajear las cosas, pero hoy quiero compartir con vosotros algunas de ellas :-)

1) La arpista Malota

arpista malota

 

Igual que en un libro de historia de pinta bigote al rey de turno, aquí se realiza lo mismo con alguna figura que saliera, que por la naturaleza del estudio musical, no abundaban. ¡Lápiz va!

 

2) ¿En que tonalidad está? Ay, no lo se ¡yo quiero jugar!

2015-02-14 (2)

 

Quizá en esta clase de entonación, mi mente tenía ganas de salir a jugar.

3) Entre flores y Músicas

2015-02-14 (1)

 

Este libro en concreto pertenecía a la clase de Ritmo. Un pentagrama sin ninguna anotación, es un pentagrama sin más pero uno con abundante trazo de grafito..¡Puede ser la bomba!. Es habitual que estén repletos de anotaciones para no olvidar lo que se aprende en clase siendo el equivalente musical a tomar apuntes aunque, bueno, las flores hacen de elemento decorativo para hacer más acogedora esta página.

4) Decorando el libro de Ritmo y Lectura 4

2015-02-14

 

Qué sosos algunos libros de Real Musical, menos mal que llego yo y le doy un toque de glamour con mis famosos “perdigones” . Mucho mejor, ¿no?

 

Estos son solo algunos de mis cientos dibujillos, que aún hoy día de vez en cuando ilustran con mi este blog. Y vosotros ¿También tenéis partituras decoradas? A mi me gusta verlas tan vividas y como si fuera un álbum de fotos, disfruto reencontrándome con  ellas. :-)

¡Hasta el próximo artículo!

Si os ha gustado esta entrada, ya sabéis.. ¡ a compartir! Y  os ha molado lo que no está escrito podéis votarme en los Premios20Blogs . Aquí os lo explico :-)

1) Entra  aquí y regístrate en el Diario 20 Minutos

2) Después entra en mi ficha y da el voto, aparecerá entonces un letrero verde de voto recibido. :-)(Las estrellitas no cuentan como voto)

También puedes entrar en mi ficha directamente y registrarte en la barra superior haciendo clik en registro.  Gracias, gracias y más gracias :-)

La Música, ese Salvavidas

Hola. ¿Qué tal por aquí? Yo muy contenta, en unas horas me voy a Córdoba a ver a mi familia pero no quería perder ocasión para mi cita musical en este diario.

Estaba pensando que mi primer artículo en este blog, es curiosamente el más visitado: ¿Pero para qué sirve un musicólogo? lo escribí producto del cabreo por las pocas oportunidades laborales que tenemos los licenciados en Historia y Ciencias de la Música  ¡es una pena que  la ilusión y la dedicación a la música no sirvan para una inserción laboral plena al menos en el sector cultural! . Pero… ¿sabéis? Hoy lo he leído dos años después de escribirlo y me ha sorprendido recordarlo.     La razón es que ahora no estoy cabreada y tampoco resignada, hoy estoy muy feliz de todo lo que me ha aportado la carrera y mis conocimientos musicales. Quizá pensar en música abre la mente, la llena de oxígeno, y respiras todas las músicas que conoces y las aún por conocer. Para mi, la música hace las cosas más bonitas, es una montaña rusa llena de vaivenes de la que no quiero bajarme, es lo sencillo pero también lo complicado, es ser igual que todos pero tampoco igual a nadie. Quizá la música, queridos, es aquel salvavidas a los que muchos a lo largo de la historia quisieron aferrarse para dejar un legado plagado de obras maestras. Ya, ya se lo que muchos estaréis pensando…

Pero Soraya! ¿Estás borracha? ¿A qué se debe tanta profundidad musical?

Hoy pienso en las veces que la música hace de un salvavidas al que recurrimos para relajarnos y evadirnos ante un mal momento, quizá sea la acción universal más inmediata  después  pillarse una borrachera de esas órdago y demás cosas no recomendables  (¡Prohibido hacer todas estas cosas juntas ¡Este Diario es un lugar sano!)  Una ruptura amorosa, una pérdida, un día de furia o  un enamoramiento fortuito… es  a la música a quien acudimos con la seguridad de sabernos consolados y entendidos porque si no… ¿Qué haríamos sin muchas canciones de amor-jo-eso-también-me-ha-pasado-a-mi? ¿Sin una recopilación de los compositores clásicos más románticos y arrebatados para los soñadores? ¿Sin una selección de Rock Duro para los que tengan ganas de decirles cosas bonitas a su jefe y necesiten inspiración? ¿Sin un pellizco “de no se lo que tengo pero estoy sensiblón y voy a ponerme a Kenny-G?” Y así con tantos ejemplos como personas. La música es ese salvavidas, y ya no solo para los que nos ilumina el día sino también para quienes los creyeron apagados: Porque además de escuchar, nunca es demasiado tarde para aprender, para crecer, para ilusionarse y tener la música tan cerca que ilumine los sonidos  de una vida.

¡Hasta el próximo artículo!

Nipper

¿Oiga? Me siento melancólico, ¿Me puede poner los Trotamúsicos?

 

Si os gustan mis letrillas podéis compartirlo en los botoncillos de más abajo y …. ¡Ah! y  ¡No os libráis! ¡Voy a hablar a los Premios20Blogs! :-) Quiero agradecer a todos los que estáis votando y a los que no lo habéis hecho y os gusta este diario,¿ a qué estáis esperando para hacer feliz a esta musicóloga? :-)

Solo tienes que entrar aquí y registrarte en el Diario 20 Minutos y después entrar en mi ficha y dar el voto, aparecerá entonces un letrero verde de voto recibido. :-) (Las estrellitas no cuentan como voto)También puedes entrar en mi ficha directamente y registrarte en la barra superior haciendo clik en registro. ¡Qué no decaiga!

10 Cosas que pasan y odias cuando eres músico

¡Hola! Aquí estoy de nuevo, ¿Qué tal este sabadete friolero? Aquí sin novedad, frío, frío, frío…. y frío. Así que hoy voy a combatir estas temperaturas gélidas con aquellas cosas que nos dan rabia cuando tocamos un instrumento musical que nos hacen ponernos “coloraos”. ¿Queréis ver mi TopTen?

¡Vamos allá!

1)  Cortarollos.

Cuando eres pianista como yo, estar en un momento álgido interpretando una obra con partitura y como no te la sabes de memoria, hacer un apaño con la mano izquierda para pasar de hoja con la derecha. Y esto es a lo que se llama venirse abajo.

2) Für Elise (Para Elisa o “Paralisa” para los amigos)

A veces pienso que sería de un pianista si no supiera tocarla. Sería algo así como que cada vez que un pianista dice que no sabe tocar esta obra, muere un gatito.

Nota: En ocasiones la más demandada es el Tema Central de la BSO “El Piano”

3) ¿Sabes tocar la de ….? 

Hay 3 opciones, que sea la Para Elisa, que sea otra “ que me sé” o que no tenga idea de la obra en cuestión.  Normalmente es la tercera opción, aunque os confesaré una cosa: los músicos tenemos preparado nuestro pequeño repertorio “five stars” para esas ocasiones. ¡Y es total! ¡Éxito de público y Crítica!

4)  Que te tu pareja o tu madre piense…. ¡Qué desastre! Y te ordenen las partituras cuando estás fuera.

Lo reconozco, soy de las que cuando estoy tocando hago mi propia selección del repertorio musical que quiero tocar, en mi caso tengo multitud de anotaciones para las reducciones que hago de canciones que me gustan, así que toco rodeada de folios, algunos por el suelo, otros sobre el piano y otro sobre la mesa a mi derecha. Parece que no, pero reconozco cada estrato, cada enmienda, cada arruga  y ordenarlo o cambiarlo de lugar significa quedarme con obras a medias durante un tiempo….

2015-02-07

Este es mi cajón musical. ¡Yo lo veo muy bien! Las puedo encontrar… ¡Y sin GPS!

 

5) “Toca y canta muy bien, ¡venga, venga, toca, toca, toca, toca algooo!”

Incluso la música tiene su momento. No siempre apetece tocar para las visitas, puedes estar con una resaca del quince, con la paella aún en la boca o que directamente no tienes la cabeza en MODE MUSIC ON. Menos mal que para esos momentos siempre nos quedará el “Para Elisa” ¡Gracias Beethoven!

6) Tocar un instrumento en mal estado. (sí, me refiero a música)

A veces pasa que en el lugar más insospechado encuentro un piano. Se me ilumina la cara, voy a tocar… y.. ¡Oh sorpresa! Resulta que su interior tiene más moho que un queso Roquefort por lo que el momentazo músical se va al traste. ¡Es un piano de adorno! Que levante la mano a quien no le haya pasado.

7) Sentirse excluido. Lo que no te han contado de una Jam Session

¡Bien! ¡Sesión musical improvisada en un lugar inesperado! Imaginaos que este gran momento ocurre en un parque y eres pianista…¡Oh, Wait….!

8) ¿Hola? ¿Hay alguien ahí?

Igual que hay veces en las cuales no apetece tocar para las visitas puede pasar que los hados de la inspiración llaman a tu puerta. Te lo curras, haces una interpretación de lujo y al terminar ves que la gente que te estaba escuchando les ha dado por tomarte como música ambiental mientras charla o que igual les ha surgido una llamada y han salido de la habitación. Terminas, levantas las manos del piano y… ¿hola? No es un drama, ¿Y lo bien que te lo has pasado? En esos momentos te das cuenta que a veces te gustaría ser guitarrista para tocar de frente y no de espaldas.

9) ¡Quiero aprender!

Siempre hay gente que quiere aprender pero que lo dice a la ligera, así que de forma improvisada das pequeña clase introductoria pero lamentablemente esto no es Matrix, el saber musical no es un poder divino que se adquiere nada más sentarse al piano, así que notas la carita de desilusión y seguidamente ¡A otra cosa mariposa!

keanureeves

¡Por favor! ¡Quiero aprender a tocar!¡Necesito una de Para Elisa pa este Lunes!

 

10)  Olvidarse la partitura en un ensayo o los libros del conservatorio

¡Drama! Si hay un momento tenso en mi experiencia musical es aquel en el cual se nos olvida la partitura, y ( sobre todo en coros y clases de conservatorio),  tienes que compartirla con un compañero con el que no tienes mucha confianza. Seguidamente se produce una especie de lucha de la fuerza, el dueño va tirando para así las hojas o el libro en cuestión y ves que la fuerza no te acompaña- ¡Oh Yoda, qué debo hacer! Aunque algo peor es que no se te olvide una, sino dos veces. ¡MusicDrama!

 

Y estas son las 10 cosas que suelen suceder y que pocas veces contamos, pequeñas cosas que en el fondo nos ponen de los nerios, pero que  no hacen más que reafirmar nuestro amor por la música.   Y ahora os toca a vosotros, ¿Qué cosas os molestan en el ámbito musical? Ya sabéis las mías ¿Cuáles son las vuestras?

¡Hasta el Próximo Artículo!

mi piano

A pesar de todo, está ordenadito… (después de mostrar mi cajón desastre me sentía en deuda)

 

 

Si os ha gustado el artículo ya sabéis, a compartir en los botoncillos de más abajo. Quiero aprovechar también para agradecer a todos los que me estáis votando para el Premio 20 Blogs  por la mejor bitácora en la categoría de música. ¿Pero cómo? ¿Qué aún no me has votado y ardes en deseos de hacerlo? ¡Aquí estoy yo para ayudar! Solo tienes que entrar aquí y registrarte en el Diario 20 Minutos y después entrar en mi ficha y dar el voto, aparecerá entonces un letrero verde de voto recibido. :-) (Las estrellitas no cuentan como voto) También puedes entrar en mi ficha directamente y registrarte en la barra superior haciendo clik en registro. ¡Gracias musiqueros!